Conecte con nosotros

LOCALES

El narco es primero: Fox, Fecal y Peña

Publicado

el

Compartir:

“Si soy fusilado, mi último pensamiento será para Fidel, por la gran revolución que le ha dado a su pueblo” dijo en su juicio Arnaldo Ochoa Sánchez y éste, finalmente, fue fusilado el día 13 de julio de 1989 junto con Antonio De la Guardia y Jorge Martínez  entre otros.

Arnaldo Ochoa fue uno de los héroes y canallas de la Revolución Cubana. Su fama fue grande pues encabezó las tropas cubanas en Angola, Nicaragua y Etiopía, en sus misiones internacionalistas exitosas; fue condecorado con el título honorífico de Héroe de la República de Cuba por parte del Consejo de Estado por su victoria contra el ejército somalo en el Ogadén y; fue diputado de la Asamblea Nacional.

Su fama fue más grande porque la leyenda urbana lo ubicó al lado de Salvador Allende en el golpe de Estado perpetrado por los militares chilenos en septiembre de 1973 –pudo sacar a Allende de La Moneda pero éste, Allende, se rehusó-. Era un guerrillero que rebasaba la imaginación hollywoodense; sin embargo, un 12 de junio de 1989, fue arrestado y sometido a investigación por graves hechos de corrupción y manejo deshonesto de recursos económicos. A los pocos días y como resultado de las investigaciones y los interrogatorios, se le acusó de estar involucrado en “algunas operaciones de tráfico de drogas”, en contubernio con Pablo Escobar, jefe del Cártel de Medellín. En síntesis fue acusado de corrupción, enriquecimiento ilícito y tráfico de drogas.

Arnaldo Ochoa había pasado de héroe a canalla. ¿Qué había pasado?

Genaro García Luna está próximo a enfrentar un juicio por narcotráfico en los Estados Unidos. Que un mexicano esté enfrentando un juicio en EEUU no es una novedad, lo excepcional hoy, es que se trata de un funcionario de primer rango del Estado mexicano y donde muy probablemente uno o varios ex presidentes mexicanos vean documentadas pruebas de su participación en el negocio de las drogas. García Luna, y muy probablemente Felipe Calderón, Fox y Peña, vean documentadas acusaciones en su contra. Fox, Calderón y Peña cruzaron la frágil línea entre lo legal y lo ilegal. Y se convirtieron en jueces y parte.

Roberto Saviano fue quien acuñó el concepto de crimen organizado y lo definió como el vínculo de delincuentes comunes protegidos y solapados por un funcionario del Estado para que éste pueda delinquir impunemente. Trátese del nivel de gobierno de que se trate.

Al parecer pronto sabremos, lo que es un secreto de a voces, con la diferencia que ahora será ante una autoridad judicial, y en forma muy bien documentada, cómo Fox, Calderón y Peña cruzaron la línea del estatus de crimen organizado y se convirtieron en narcotraficantes de Estado lo que puso en el trance  a nuestro país del caos y desordenes mayúsculos, que hoy se aprecia en la espiral de muerte, violencia, secuestros e impunidad, que no hemos podido detener. La viabilidad del Estado mexicano estaba ya en riesgo y su credibilidad por los suelos. Sólo sobrevivíamos por la narrativa de mentiras de los medios masivos afines a su régimen y los comentócratas que carecen de escrúpulos. A estas alturas, todavía, después de un año seis meses y veinte días de la elección y de un año un mes y veinte días de que Amlo asumió el poder la derecha sigue pidiendo a gritos que continúe la guerra, que se pare la lucha contra la corrupción, que se respete lo ilegal y lo de facto para conservar los privilegios de los que más tienen.

Cuba en 1989 decidió acabar de un tajo con la penetración de narco en el Estado cubano. Fidel se cuestionó: “¿Quién podría volver a creer en la Revolución; quién podría creer en la seriedad de la Revolución si realmente no se aplican, para faltas tan graves, las penas más severas que establecen las leyes del país?”.

Con esto Fidel estaba delimitando al Estado de quienes lo habían corrompido y desviado.

Los mexicanos el uno de julio de 2018 decidimos quienes son narcos y traidores y quienes respetan y acatan el orden constitucional del Estado.

Fox, Calderón y Peña, más pronto que tarde –según avance el juicio contra García Luna-, quedarán exhibidos como lo que son: traidores a México, narcos y asesinos. 

Cuba, con todo el dolor que ello implicó, tuvo que prescindir de Arnaldo Ochoa, Antonio De la Guardia y otros, verdaderos héroes nacionales, porque la patria es primero.

Nosotros en México decimos que México es primero y nuestro país tiene futuro. Los traidores y sus ambiciones personales están próximos a recibir su castigo.

Quien no conoce de valores escuchará la frase “La patria es primero” como simple retórica, no significará nada para él; para la mayoría de los mexicanos la frase está más llena de contenidos y sentimientos de lo que imaginamos.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.