Conecte con nosotros

OPINIÓN

Militantes del PAN: perdieron el partido y perdieron el gobierno

Publicado

el

Compartir:

Entonces el presidente –en los tiempos del neoliberalismo- ganaba aproximadamente 250 mil pesos al mes, por consecuencia, todos  los servidores públicos de primer nivel, senadores y diputados, así como presidentes municipales y regidores tenían sueldos estratosféricos –muchos todavía los tienen donde aún gobiernan el PAN y el PRI-  a esto se le denominó burocracia dorada. Esto no les fue suficiente, querían aún más.

Entonces bajo el esquema del adelgazamiento del Estado para eliminar su obesidad y generar más productividad, eficiencia y más empleos, pues si se creaba riqueza arriba de alguna manera caería a los de abajo por gravedad –decían con visión de futuro- y se apropiaron de todas las empresas públicas vía desmantelamiento y quiebras forzosas. Ahí está el ejemplo de cómo quebraron Luz y Fuerza del Centro y se quedaron con la empresa y echaron a la calle a miles de obreros y dejaron en la precariedad a miles de familias. Lo anterior es una muestra del desmantelamiento de las empresas estatales. Esto no les fue suficiente, querían aún más.

Entonces urdieron la necesidad de ser ellos mismo los proveedores de materiales y servicios al Estado. La solución fue fácil, crearon empresas fantasma, para transferirse a sí mismos  los recursos fiscales del Estado, a esto se le denominó, Estafa Maestra (en honor a la Secretaria de Desarrollo Social donde se creó el modelo). Esto no les fue suficiente, querían aún más.

Entonces, como el Estado quedó muy débil, decidieron entrarle a la competencia de un espacio más rentable y menos vigilado: el narcotráfico. Su visión fue genial. Le entraron a ser gerentes de la economía paralela a la formal y legal. Dado que ellos tenían el control del aparato coercitivo (policías y ejército) y eran los responsables de administrar el aparato de justicia (control de jueces) y tenían el control político (ejecutivo y legislativo) el negocio era redondo. Se hicieron del cartel de Sinaloa y lo pusieron a su servicio. Esto no les fue suficiente, querían aún más…pero se quedaron con las ganas, porque la sociedad mexicana despertó y dijo hasta aquí y los corrió el uno de julio de 2018.

Con la captura de Genaro García Luna se va a documentar que el calderonismo resultó veneno puro para el PAN pues convirtió las tesis del partido en basura e invirtió el modelo de sus padres fundadores.

Vicente Fox, antecesor de Calderón, llegó a la presidencia de la República ofreciendo tres cosas fundamentales –muy ad hoc de la esencia del panismo- primeramente proponía acabar con la corrupción y su narrativa era: acabar con las tepocatas, víboras prietas, entre otros bichos que expulsaría de Los Pinos; una segunda oferta política sería acabar con el corporativismo priista que tanto daño le causaba a la sociedad al impedir la promoción meritocrática de los mejores talentos hacia puestos importantes de la administración pública y en general negaba el desarrollo democrático de las organizaciones sindicales trayendo consigo la corrupción y la ineptitud como valores, en su lugar florecería una sociedad de ciudadanos y no de súbditos; y tercero, un crecimiento económico que jamás en la historia habíamos tenido, incluso habló de un 7 % de crecimiento económico. Nada cumplió.

El calderonato 

Calderón Hinojosa acentuó las tesis contrarias que postuló el PAN y Fox. Su periodo inició con un fraude electoral de dimensiones épicas y terminó como un vulgar narcotraficante y asesino en ciernes.

La corrupción fue su divisa principal, no corrieron a ningún priista de la administración sino todo lo contrario, se aliaron con ellos. No se juzgó a nadie ni se buscó investigar con seriedad los crímenes del pasado, todo lo contrario, se echó tierra al pasado y se dio carpetazo a todo; en lugar de ciudadanizar a la sociedad lo primero que hicieron fue aliarse con los principales sindicatos, como los controlados por la CTM y el SNTE, y trabajaron muy a gusto con los charros sindicales y no sólo eso sino que hicieron crecer la burocracia con base en el compadrazgo y creando puesto adjuntos –como los directores adjuntos- tan sólo para ocupar puestos diseñados para los amigos y le dieron esplendor a la llamada burocracia dorada y, finalmente; el crecimiento económico que sus panegiristas propalaron fue con base en endeudamiento, ahí están los 10.1 billones de peso de deuda pública.

La lucha contra el tráfico de drogas no fue la lucha del Estado por extinguir a los narcotraficantes para liberar a los jóvenes de ese flagelo sino la lucha del Estado, aliado con el cartel del Chapo Guzmán, contra todos los demás para así monopolizar el negocio desde el Estado y quedarse con todas las ganancias que producía dicho negocio. Se convirtieron en un cartel más controlado desde Los Pinos.

El que Felipe Calderón de facto se convirtiera en el líder del narcotráfico y siendo éste también, vía hechos, líder del PAN debe conducirnos a la cancelación del registro del PAN como partido pues viola todas las reglas de la convivencia social y puso en peligro la misma existencia del Estado mexicano y causó graves daños a toda sociedad mexicana (muertos, desplazados, desaparecidos, secuestros y extorciones, por citar solo algunos males).

Si Calderón uso al narco para financiar su vida personal también uso al narco para financiar a su partido. En Acción Nacional se bromeaba, entonces, y se decía: “que muchos candidatos tenían un narco de cabecera”, bueno, ya entendimos a que narco se referían.

Tres principios básico enarbolaba el PAN: su lucha contra la corrupción; su carácter ciudadano y; la lucha por las libertad. Todos los principios se vieron dinamitados por el calderonato, por tanto el PAN ya no tiene razón de ser y de existir políticamente su registro debe de ser cancelado. El PAN desde la Presidencia de la República protegió, impulsó y usó al narcotráfico para sus fines políticos.

Muertos aparte 

Llegaremos a conocer: ¿Quién mató a Ramón Martín Huerta (2005) en tiempos de Fox? ¿Quién mató a Juan Camilo Muriño y a Santiago Vasconcelos? –el primero  secretario de Gobernación y el segundo asesor de la lucha contra el narcotráfico-. Que murieron un 4 de noviembre de 2008 y tan sólo pasarían tres años y siete días para que muriera Francisco Blake Mora (en tiempos de Calderón). ¿Quién mató a Francisco Blake Mora?

Ambos atentados quedaron sepultados en la  mar sórdida del gobierno de Calderón. Calderón dijo entonces: “un motivo poderoso para pelear sin descanso y ahora más que nunca por los ideales que compartimos” y agregó: “Yo quiero que se sepa la verdad y quiero saberla yo mismo”, descaradamente hablaba.

Carlos Enrique Castillo Peraza renunció al PAN en 1998 dos años después llegaría a la Presidencia de México Vicente Fox y seis años más tarde, mediante la instrumentación de un golpe de Estado técnico, se hizo de la Presidencia Felipe Calderón. 

Dos corriente dentro del PAN se habían separado: la de Castillo Peraza que era ideal y fuerza, lucha contra la corrupción y democracia ciudadana y la otra representaba la perversidad y la corrupción; sin embargo, el destino metió la mano a favor de los traidores y en una habitación fría de Bonn, Alemania, en el año 2000 moriría Castillo Peraza llevándose con él lo mejor del PAN.

Hoy queda claro, que del PAN, llegó al poder de la mano de la perversidad de Diego Fernández de Cevallos y la hipocresía de Luis H. Álvarez que se concretizaron en un peligroso y vulgar sediento de poder, Felipe Calderón Hinojosa. 

Felipe Calderón convirtió al PAN en un narco partido que conspiró contra el Estado mexicano para saciar su sed patológica de dinero.

Por todo lo anterior expresado debe cancelarse el registro del PAN y disolverse todos sus bienes porque son un PELIGRO LETAL PARA MEXICO.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.