Conecte con nosotros

LOCALES

¿Tiempos de conversos?

Publicado

el

Compartir:

Por: Federico López Ramírez.

Los cambios que está experimentando la sociedad mexicana, aparentemente, nos está convirtiendo, a la mayoría, en conversos. Los santos se están volviendo pecadores y los pecadores en santos; los de derecha se vuelven de izquierda y viceversa.

Y digo aparentemente, porque no es tan así, sino que lo que realmente sucede es que la nueva realidad nos está mostrando tan auténticos como somos. Y vaya que  la vida nos está dando sorpresas pues quienes se decían de izquierda están mostrando faces tan conversadoras y reaccionarias que jamás hubiéramos imaginado y a quienes uno consideraba como conversadores natos parecen ser personajes muy progresistas.

Voy a concentrarme en dos ejemplos a manera de ilustración.

Tatiana Clouthier Carrillo,  mujer nacida en Culiacán, Sinaloa, un 12 de agosto de 1964. Es hija de Manuel Clouthier, candidato presidencial de Acción Nacional en las elecciones de 1988. Ha sido diputada federal, candidata a la presidencia municipal de San Pedro Garza García  por la vía externa a través del PANAL (2009) y candidata independiente a la Diputación Local del Distrito 18 en Nuevo León (2015). Es consejera fundadora de la organización ciudadana Evolución Mexicana con la que han obtenido varios logros importantes: las candidaturas independientes, la reelección de diputados, el no a los casinos en San Pedro Garza García, en Nuevo León, y los juicios ciudadanos a José Natividad González Paras ex gobernador de Nuevo León y al ex alcalde de Monterrey, Adalberto Madero. 

Su trayectoria la ha hecho en las filas de las organizaciones de derecha; sin embargo, en los tiempos presentes fue coordinadora de campaña de AMLO y fue candidata a diputada federal por Morena. 

Su conversión a la izquierda es notable pues no es una del montón sino que ha protagonizado la transformación de México hacia una política progresista y de izquierdas desde la primera línea junto con Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena, en la Cámara de Diputados federal.

Javier Sicilia Zardain, hombre nacido en la ciudad de México un 31 de mayo de 1956, ​ es un activista, poeta, novelista, ensayista y periodista. Es colaborador de diversos medios impresos como La Jornada y Proceso. Fue fundador y director de El Telar, coordinador de varios talleres literarios, guionista de cine y televisión, jefe de redacción de la revista Poesía, miembro del consejo de redacción de Los Universitarios y Cartapacios, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1995, profesor de literatura, estética y guionismo en la Universidad La Salle de Cuernavaca. Durante catorce años fue director de la extinta revista Ixtus. Posteriormente dirigió la también extinta revista Conspiratio. Fungió como secretario de difusión universitaria en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).

 Después de la muerte de su hijo, Javier Sicilia organizó una gran manifestación que salió el 5 de mayo de Cuernavaca, Morelos, para llegar el 8 de mayo al Zócalo de la Ciudad de México. Esta manifestación llevó por nombre La marcha nacional por la paz con justicia y dignidad.Al finalizar la marcha en el Zócalo, Sicilia demandó al presidente de la república retirar del cargo de secretario de Seguridad Pública a  Genaro García Luna, además de solicitar el “combatir corrupción, impunidad y ganancias del crimen” entre otras demandas.​

Su marcha por la paz que adquiriría los apellidos de justicia y dignidad le dio un prestigio de hombre pacifista y progresista, que la comunidad de izquierda lo veía muy bien, frente a la elevada brutalidad instrumentada desde el Estado por el inepto y sanguinario de Felipe Calderón. Su marcha lo prestigió como un hombre de izquierda: buen poeta y políticamente correcto.

México oficialmente cambió el 1 de julio de 2018 y nosotros ya no parecemos los mismos. 

Yo creo que Tatiana es auténtica, que lo que cambió fue el contexto, ella sigue siendo la misma, su historia de vida así lo dice. Su lucha contra la corrupción y la búsqueda de una sociedad equitativa, democrática y justa sigue intacta, es ella en esencia una mujer de izquierda por su moral, por su visión programática y progresista. Ella es auténtica independientemente de las etiquetas.

También estoy convencido que Javier Sicilia es un hombre auténtico, que lo mismo aplica para él, en el asunto del contexto. La diferencia es que hoy él está planteando una guerra de baja intensidad y que cuando planteó lo mismo en el Calderonato, su guerra de baja intensidad, parecía paz y hoy su guerra es guerra sin adjetivos frente a una estrategia pacificadora plantea por AMLO. Esto no da una idea de lo feroz, sanguinaria, injusta  y destructiva de la estrategia de la derecha guerrerista.

La diferencia estriba en que Sicilia está haciendo un mal diagnóstico del gobierno actual. Mientras obvió el carácter conservador, sanguinario, pro narco y neoliberal de los gobiernos de Fox, Calderón y Peña. Pretende ver al actual gobierno como si se tratara de uno similar, aquí yerra Sicilia. El gobierno de la 4T es muy distinto. No es guerrerista y es pacifista de verdad, es auténticamente pacifista. 

Por tanto es cierto lo que dice el padre Alejandro Solalinde, que Javier Sicilia es un buen poeta pero un pésimo político. Yo estoy totalmente de acuerdo. Pero también agregaría que Javier Sicilia es un guerrerista  (de baja intensidad, pero al fin belicista) que no le gusta la paz ni le interesa la justicia ni la dignidad. Eso lo define como un conservador de derechas. Lo que siempre ha sido. Se equivocó la izquierda al considerarlo uno de los suyos.

No estamos en tiempos de conversos sino de una realidad que desnuda. Sólo los auténticos pervivirán en sus trincheras sin ser confundidos y sin levantar sospechas.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.