Conecte con nosotros

LOCALES

Morena-Colima: un caos pero desorganizado

Publicado

el

Compartir:

Escrito por: Federico López Ramírez.

El próximo gobernador saldrá de la filas de Morena. Por eso llama tanto la atención el nivel de desorganización que priva en la forma de operar de los políticos de Morena en Colima. 

Pareciera que no hay conciencia de lo que representan, lo que ya  son, ni de lo que pueden representar, lo que pueden ser: el fin de los gobiernos priistas en el estado, es decir, el fin de la hegemonía del prian en los gobiernos históricos estatales.

Lo viejo no acaba de irse y lo nuevo no acaba de llegar

Sus militantes -me refiero a sus cuadros operativos- se siguen comportando como activistas políticos que persisten en seguir siendo críticos al gobierno e impulsado políticas de grupos sociales dígase: gremiales, de género, de defensa de los derechos humanos, de defensa de la tierra, entre otros, sin observar que ya llegaron al gobierno y detentan el poder.

No quieren renunciar a seguir siendo contestatarios, quieren seguir criticando al gobierno y mantenerse “puros sin mancha ante el poder que todo lo corrompe”.

Que alguien les diga que esos tiempos ya pasaron, que ganaron el 1 de julio de 2018 y ahora sus tareas son otras. Sus tareas son promover y construir, en el gobierno que alcanzaron, –con una legitimidad del 53%- políticas públicas que vuelvan realidad lo que antes eran anhelos y aspiraciones, ahora dentro de los márgenes de la realidad y la posibilidad. Construir políticas públicas progresistas. Por ejemplo: la nueva reforma educativa es una construcción de política pública educativas con concurrencia de la CNTE. Así las mujeres, los homosexuales, los campesinos y los activistas de los derechos humanos hoy es su tiempo para construir políticas públicas no para andar protestando, porque se conquistó un gobierno que tiene sus orígenes en estos grupos otrora marginados y no escuchados.

Poner fin al partido de Estado

AMLO está concentrado en la tarea de separar el poder económico de poder político y a pesar de lo fuerte de la tormenta va avanzando muy bien y a buena velocidad, lo que ha provocado la rabia de las clases adineradas. Hasta su cara golpista ha mostrado la histérica derecha.

Morena tiene la obligación política de aniquilar el partido de Estado, esa es una tarea política titánica y compleja.  El PAN en el 2000 renunció a ello y terminó aliado del mismo y nació lo que hoy llamado prian. Fox y Calderón terminaron por restaurar el corporativismo dándole fuerza al Snte, a la FSTSE, a los sindicatos de mineros y petroleros. El saqueo del Estado fue atroz y superlativo.

El uso de los recursos económicos y humanos del Estado era una característica esencial del PRI y luego del PAN, no se sabía hasta donde llegaba el Estado y hasta donde el partido. Su naturalidad era su entrelazamiento, su fusión.

En Colima la Delegación de la Secretaria de Bienestar –probablemente igual que en algunos estados de la Republica- ha promovido la imagen pública de su delegada y sus funcionarias y funcionarios usando los recursos humanos y económicos del gobierno federal.

López Obrador cuando planteó el fin del partido de Estado lo dice en serio, su discurso es derecho, no admite lecturas a contra sentido, no es un doble hablar doble pensar. 

En un memorándum –histórico diría yo- López obrador llama a abstenerse de usar al gobierno con fines partidistas. En este memorándum se definen bien las dos canchas: la administración federal (gobierno) y el partido (Morena). Y les planea tanto a los funcionarios como a los militantes que cada quien escoja su cancha. O el partido o la administración federal. 

Los seguidores de Bertha Luján y operados políticamente por Gabriel García Hernández, coordinador general de programas integrales de desarrollo y coordinador de los delegados estatales y regionales del gobierno federal, optaron por hacer política desde la estructura del gobierno para ganar al partido y hacerse de las candidaturas de la próxima elección (2021).

La entrega de apoyos y tarjetas de la delegada, en Colima, es una constante; luego junto con una funcionaria (la responsable de las becas Benito Juárez en Colima) decidieron con banda y camisetas y fotografías en el Facebook promocionar su imagen con recursos públicos y hacerse acompañar conjuntamente con  el personal de la dependencia para que todo mundo se enterara que el memorándum de López Obrador para ellas es letra muerta, que en Colima no opera, que su autoridad política importa muy  poco. Y lo más importante que ellos están a favor de que perviva el partido de Estado, que no están a favor de la separación del partido (en este caso Morena) y el Estado.

Asambleas fallidas y desastrosas

¿Por qué preocupan las asambleas fallidas de Morena? Sencillamente porque en Morena deben de decidir el candidato a gobernador que presentarán a la sociedad Colimense y seguramente el próximo gobernador constitucional, por tanto, el partido debe expresar en su seno lo que desea para sociedad. En las asambleas  sólo se vio un Morena lleno de los mismos vicios del prian: violencia, antidemocracia, cerrazón y falta de oficio político.

El PRI, el PAN, el PRD e incluso MC, están moralmente derrotados, además, perdieron el uso de los recursos humanos, materiales y económicos del Estado. Son cadáveres que caminan por la inercia; la separación de lo económico de lo político los dejó heridos de muerte y; la reforma sindical en puerta que pretende, entre otras cosas: regular la cuotas sindicales; que éstos tengan sistemas reales de rendición de cuentas y; la elección universal, directa y secreta será el tiro de gracia para el PRI y el PAN. Además, estos partidos han mostrado su cara golpista.

Bertha Luján y sus seguidores locales deben aclararle a los militantes de morena y a la sociedad colimense  los porqués de su intención de que perviva el partido de Estado.

Además la delegada de la Secretaría de Bienestar debe aclarar con mucha precisión: 1) la denuncia de hechos que enfrenta ante la Fiscalía General de la República y 2) la denuncia ante la FEPADE.

Y no estaría de más aclarar sus asuntos pendientes de Alltozano. Separarse de su cargo y hacerlo le haría mucho bien a Morena, al presidente Andrés Manuel y a la sociedad colimense.

También sería conveniente en Morena-Colima definir urgentemente: a) aprender a vivir sin su caudillo; b) definir bien las cancha de su gente: quiénes son parte de la administración federal y quiénes son políticos activos del partido y;  c) tener mucha claridad y reglas imaginativas y nuevas para hacer política.

Morena debe hacer todo lo contrario que hicieron PRI y PAN. La sociedad no quiere más partido de Estado. El PRI, PAN, PRD y MC fracasaron porque pusieron al Estado al servicio de los señores del dinero y en perjuicio de la mayoría de los ciudadanos mexicanos. Eso ya no lo quiere más la sociedad.

Mi amigo Aurelio Jiménez cuando se refería a alguien que lo suyo no era el canto decía: “Canta feo pero desafinado”. Haciendo una paráfrasis de su ingeniosa frase yo les digo a los de Morena que: son caóticos pero desorganizados.

Todavía tienen tiempo para rectificar y cuentan con una sociedad llena de esperanza que está de su lado.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.