Conecte con nosotros

LOCALES

Gobierno gasta 550 MDP en obras sin beneficio para la población o que están en el olvido

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (20/09/2019).- En Colima, el gobierno del estado ha destinado poco más de 600 millones de pesos en adquirir terrenos, firmar contratos o realizar obras que hasta la fecha no han tenido un beneficio real para la población del estado.

La más reciente adquisición son los terrenos de la XX Zona Militar que se ubican en la Calzada Galván, y para los cuales, la administración estatal solicitó un crédito de 200 millones de pesos, que están pagando los colimenses, aunque la Federación donó a título gratuito los predios.

El destino del crédito está siendo fiscalizado por el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) como parte de la Cuenta Pública del Gobierno del Estado correspondiente al 2018, y los resultados del mismo se darán a conocer antes de que finalice el 30 de septiembre.

A 10 meses de que el gobierno del estado tiene la posesión de dichos terrenos, se desconoce cuál será el destino de los mismos, debido a que la Comisión, que se creó para definir el uso que se le dará a los predios, todavía no tiene las conclusiones al respecto.

En este gobierno, no es la única obra que ha costado recursos públicos y que no ha tenido ningún impacto social para la población. El 9 de junio de 2016, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez confirmó la compra de un terreno de aproximadamente 93 hectáreas en 170 millones de pesos, el cual está ubicado en la zona norte entre los límites de Colima y Villa de Álvarez, y en el que se construiría el parque metropolitano arqueológico-recreativo “La Campana“.

Durante el anuncio, el mandatario colimense justificó la compra y señaló que el terreno se adquirió a un precio más bajo del avaluó que realizó un perito y dijo que para la adquisición del predio, la administración estatal contaba con un fondo de 100 millones de pesos que sólo podían destinarlo a inversión productiva.

Sin embargo, las críticas por la compra iniciaron desde que el mandatario colimense anunció el proyecto, especialmente porque cuatro meses antes de la compra dijo que su antecesor le heredó un gobierno financieramente al borde de la quiebra y porque el terreno se encontraba en un litigio jurídico y pertenecía a un ex cuñado del presidente Carlos Salinas de Gortari.

A dos años de la compra, y aunque el parque ya abrió, la población colimense no ha tenido ningún beneficio con este proyecto pues no es una de las zonas de alta demanda o mayor atractivo.

Por otra parte, el 25 de septiembre  de 2017 inició la remodelación de 400 metros de la Calzada Galván (Desde la Glorieta del DIF hasta la Glorieta de la Piedra Lisa) y para la cual se invirtieron 31 millones de pesos.

La remodelación formaba parte de la primera etapa de un proyecto que pretendía mejorar la vialidad hasta la glorieta del Rey Colimán, sin embargo, se frenó las modificaciones después de que los vecinos y dueños de negocios de la Calzada, solicitaran al gobernador Ignacio Peralta Sánchez no continuar con el proyecto por la inviabilidad de la obra.

Además, el pasado 5 de julio, el Congreso de Colima solicitó que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) auditen la obra por sospechas de sobre precio, aunque esta auditoría no se llevó a cabo porque el recurso provenía de la federación.

De igual forma, bajo el pretexto de que los militares buscaban abandonar las instalaciones donde se encuentra la XXX zona militar porque éstas se encontraban en el centro de la ciudad y no les era posible realizar todas sus prácticas militares, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez confirmó que el gobierno compró el terreno en poco más de 200 millones de pesos, aunque de acuerdo al Diario Oficial de la Federación, el predio fue donado al gobierno de Colima.

El mandatario nombró a un Comité que se encargará de determinar qué obra se puede construir en los terrenos, pero hasta la fecha no hay ninguna definición sobre el tema.

Por último, el  12 de diciembre de 2017, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez inauguró una estatua en honor a Miguel de la Madrid, en la cual se invirtieron más de 8 millones de pesos.

Dicha obra fue colocada en la plazoleta del Parque de la Campana, por el Tercer Anillo Periférico, no obstante, después de la inauguración, artistas visuales y políticos criticaron del derroche económico del gobernador Ignacio Peralta Sánchez y el sin sentido de la obra.

Por último, el pasado viernes, la diputada Blanca Livier Rodríguez Osorio dijo que la administración estatal invirtió 40 millones de pesos en una Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos que no opera, porque no cumple con la legislación ambiental. 

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.