Conecte con nosotros

LOCALES

Seamos Audaces

Publicado

el

Compartir:

Escrito por: Federico López Ramírez

A pesar de que se cumplió con todo el protocolo que establece la ley en la materia el PRI decidió, de una manera muy desaseada, reventar el proceso de nombramiento del nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima y sostener en la presidencia a un corrupto fiel a los ideales priistas y a las órdenes del Ejecutivo estatal. Al violentar el proceso el PRI, y sus aliados,  los tres diputados del verde, uno del PT y una diputada de Morena nos han brindado un modelo ilustrativo de cómo los organismos autónomos siguen siendo botín político y económico del PRI y del Gobierno del estado (o desgobierno deberíamos de decir).

Que bueno que el coordinador de los diputados de Morena, las fracciones parlamentarias del PAN y Movimiento Ciudadano, en forma abierta, denunciaron la directa intromisión del Ejecutivo del estado en su pretendida intención de decidir quién presidirá la Comisión de Derechos Humanos. Como si el gobierno de Nacho Peralta tuviera tantita autoridad moral y, por ende, política para atreverse a imponer en la Comisión a un fiel lacayo.

Al no alcanzar la mayoría calificada, ninguna de las tres mujeres propuestas al pleno del Congreso la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, y de conformidad con la ley que la regula, al no nombrarse nuevo presidente, el actual, deberá permanecer en el cargo de presidente de la Comisión. La jugada es tan obvia, como torpe, vulgar y cínica. La maniobra del Ejecutivo es conservar el organismo autónomo para que éste siga siendo servil a sus propósitos y los ciudadanos no cuenten con una institución que esté de su lado. El desastre en materia de derechos humanos es superlativo y Sabino Hermilo Flores Arias es el idóneo para hacer callar las voces de los ciudadanos colimenses que se atrevan a denunciar cualquier delito.

En este intento por nombrar un fiscal del pueblo bien se vieron: Francisco Rodríguez y Fernando Antero del PAN; la maestra Remedios Olivera Orozco de Movimiento Ciudadano; además, la mayoría de la bancada de Morena, liderados por Vladimir Parra Barragán, pues mantuvieron firme su postura de nombrar al presidente con forme a derecho.

Muy mal, y enseñando lo peor de ellos, se vieron los diputados: Miguel Ángel Sánchez, Fernando Escamilla y Martha Meza del Partido Verde; Lizeth Anaya por Morena y; Carlos César Farías del Partido del Trabajo. Gracias a estos últimos cinco diputados Nacho Peralta y su corrupto gobierno mantendrán el control de la CDHEC como un coto de poder y como un instrumento de control de los ciudadanos.

¿Por qué no un golpe de audacia?

Frente a tanto abuso y cinismo por qué no un golpe de audacia de la gente buena que queremos transforma el poder público.

Recientemente el Congreso acaba de nombrar a los diez miembros del Consejo Ciudadano de la CDHEC, dichos consejeros fueron nombrados de conformidad a lo que la ley marca. No sobra decir que el puesto de Consejero es de carácter honorífico, es decir, que no percibirán ninguna remuneración económica  por el desempeño del puesto. Para mí es de un alto valor que estos ciudadanos electos, recientemente, hayan acudido en forma voluntaria y haberse sometido a una evaluación estricta sin que mediara ambición por una jugosa remuneración económica.

Sería bueno que esta  LIX Legislatura, de la paridad de género, legislara para que dentro de los diez miembros de este Consejo Ciudadano se pudiera elegir a un miembro que presidiera la Comisión estatal y que la presidencia ya no tuviera el jugoso salario que tiene y así convertir el puesto en cargo honorífico que incluiría en forma honorífica también de los visitadores y, que tan sólo el personal técnico administrativo, gozara de una remuneración profesional. Así se estaría dando un nuevo giro a este organismo autónomo y dejaría de ser un botín político y un espacio de vividores.

Este giro estaría poniendo a este organismo autónomo fuera de las ambiciones de los partidos políticos y lo pondría a disposición de los ciudadanos, entonces estaríamos replanteándonos el papel y el carácter de los organismo autónomos.

Que las actitudes mercantilistas de los políticos queden derrotadas por actitudes y posturas políticas más allá de los corruptos partidos políticos que tan sólo miran sus intereses inmediatistas que no han sabido interpretar lo que está pasando en la sociedad colimense. La sociedad está diciendo no más corrupción y estos diputados –que en este caso son los menos- no lo entienden.

De Nacho Peralta y sus lacayos, qué decir, frente a esta nueva acción corrupta que les garantiza, sin disputa, su lugar en la Historia. En el basurero de la Historia.

Ojalá que Morena  y el PT no se atrevan a presentar a estos dos diputados en las próximas elecciones porque ya dieron muestras de su mala madera de la que están hechos. A Lizeth Anaya y Carlos César Farías tenemos que decirles que ni se atrevan a pedir el voto de nuevo y mucho menos por el partido Morena. 

Los diputados que se ausentaron no son menos responsables de lo sucedido.

Son tiempos de audacia y de toma de decisiones. Seamos audaces.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.