Conecte con nosotros

LOCALES

¿Nacho, cuál es el límite?

Publicado

el

Compartir:

Por Federico López Ramírez.

Alrededor de las 20:15 Hrs. de este viernes 26 de julio, la presidenta municipal de Manzanillo Griselda Martínez Martínez, sufrió un atentado cuando circulaba en su vehículo oficial, mientras subía el puente del Barrio 5 del Valle de Las Garzas –relata Pedro Zamora en forma precisa-. En tres renglones el periodista sintetiza la cotidianeidad de la sociedad colimense. Una violencia sin precedentes que tomó nuestra sociedad y nadie dice conocer sus orígenes aunque todos los sabemos: esto es producto de las políticas de seguridad que se instrumentaron en las épocas de Fernando Moreno y todos y cada uno de los sucesivos gobiernos priistas hasta nuestros días.

Doce horas después del atentado la presidenta municipal ya se encontraba realizando actividades abiertas y sin miedo, dando la cara a sus gobernados, acción loable, porque es muy valiente y llena de compromiso con los ciudadanos manzanillenses –yo diría que hasta temeraria, pero siempre muy echada para adelante-.

Gobernador de Colima es el más incapaz, el tercero más deshonesto, y cuarto con menor integridad, según encuesta (El Heraldo de México 07/2019). La ineptitud y deshonestidad e integridad se nota de lejos en las condiciones en que se encuentra  sumido el estado donde destaca la corrupción y la inseguridad,  ésta última, la más visible y que más ofende a los colimenses.

Después del atentado a la alcaldesa los voceros oficiosos del gobierno de Nacho, en forma por demás mezquina, sólo atinan a decir que ésta se  los merece porque tiene abiertos demasiados frentes; antes, su fiscalía estatal ya había opinado que las mujeres no deberían de salir a la calle a altas horas de la noche para no ser víctimas de la violencia, es decir, que todo individuo que es víctima de violencia, en el estado, es por su culpa y por necios e irresponsables, ellos, el gobierno no tiene ninguna responsabilidad. Es todo lo que dicen para justificar su ineptitud.

Con Peralta Sánchez, recordemos, también han sido  asesinados  Crispín Gutiérrez presidente municipal de Ixtlahuacán y Daniel Carrillo titular de la CAPDAM, sólo por citar algunos casos que tuvieron impacto en los medios.

En Colima, Nacho,  es un obstáculo para la solución del problema de la seguridad pública. Pues cae en el supuesto donde los gobernadores y presidentes municipales que más hacen resistencia a la buena operación, en materia de operación de seguridad del gobierno Federal, y donde la solución será más lenta y compleja.

No olvidemos que Nacho Peralta es heredero de la filosofía priista que estimaba conveniente combatir la delincuencia con delincuentes. Ponían un asesino y ladrón para combatir los asesinatos y los robos. No olvidemos que en tiempos de Carlos de la Madrid Virgen, que era un hombre sin carácter, le impusieron a un criminal de abolengo: Antonio Sam López. Éste continuó  con Fernando Moreno en el puesto y todos ellos (la denominada clase política) y los empresarios aplaudieron la mano dura del criminal, formado en la antingüa Federal de Seguridad, y hasta se enorgullecían del control que tenían del estado. Las humillaciones, vejaciones, torturas y toda clase de excesos para ellos (la denominada clase política) era hasta motivo de su humor negro y desprecio por la dignidad humana.

Sam López hizo escuela y la procuración de justicia y la seguridad se siguió haciendo al estilo criminal de éste. La tranquilidad de ayer hoy se nos volvió una pesadilla y el inepto de Nacho Peralta no atina qué hacer.

Nacho Peralta, ¿cuál es el límite?,  estoy cierto que a ti te importa muy poco, pero para nosotros es la vida de nuestros hijos, hermanos, padres, etcétera.

Lo único cierto es, que a todos los ciudadanos, largos se nos van hacer los días para botarte del gobierno y votar por un mejor futuro ¡Seguro!

Nota al margen.- 

Locho Morán decidió aplicar las políticas neoliberales que tanto daño han causado a la sociedad. Decidió aumentar los salarios de regidores, para continuar alimentando a la burocracia dorada, que ofende a los colimenses y decidió aplicar una solución neoliberal en el caso de la Procesadora de Municipal de Carne. Su viraje hacia la práctica de políticas neoliberales sólo se entiende si busca el voto minoritario del PAN para ser competitivo en las próximas elecciones, según él. Sí, va a conseguir el voto panista, pero va a perder el voto mayoritario de los ciudadanos. Lástima. Malas noticias para los ciudadanos que lo apoyan; buenas noticias para Morena que en su interior se va a decidir quién será el próximo gobernador, porque Locho decidió ya no competir.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.