Conecte con nosotros

LOCALES

Pago de facturas

Publicado

el

Compartir:

EDITORIAL.

Con información sesgada, pretendiendo hacer creer a la población que el gobierno de Colima salió limpio de las revisiones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el “Diario de Colima” publicó el jueves 11 una nota intitulada “Colima no tuvo observaciones de la ASF por fondos federales”, en la que hace alusión sólo a algunas de las partidas y de los fondos.

La información se refiere a que el año pasado Colima no registró observaciones de la ASF en el ejercicio de los fondos de Aportación Múltiple y en el de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas.

Es evidente que con este manejo de la información el “Diario de Colima” está pagando facturas a la administración gubernamental de José Ignacio Peralta Sánchez, sobrino del propietario de ese medio, pues se trata del periódico que recibe el mayor monto de recursos por publicidad gubernamental en el estado.

Bastaría con que ese periódico hubiese echado un mirada responsable y profesional sobre los resultados de las auditorías de la ASF para que descubriera los sectores en los que el gobierno estatal tuvo observaciones.

De acuerdo con la ASF, en el Fondo de Aportaciones de los Servicios de Salud (FASSA) 2018, Colima tuvo observaciones por 28 millones de pesos, en las que sobre todo se le señalaron irregularidades en la adquisición de medicamento, material para hospitales y la contratación de personas que no acreditaron el perfil.

Mientras tanto, del Fondo Educativo para Colima 2017, la ASF encontró irregularidades por arriba de los 120 millones de pesos, como lo publicó “Avanzada”.

Tan delicada es la situación que el presidente de la Comisión de Responsabilidades del Congreso local, Julio Anguiano Urbina, anunció que solicitará un informe a la Contraloría del Estado para saber cuáles son los avances de las investigaciones, cuántos funcionarios están sujetos a un procedimiento por su probable responsabilidad y cuáles fueron las fallas internas que se tuvieron dentro de las dependencias para generar observaciones por parte de la ASF en el manejo de recursos destinados a atender la Salud y la Educación en la entidad.

De acuerdo con el legislador, aunque el dinero auditado corresponde a recursos federales, el posible mal uso que se le dio impactó en la atención de los colimenses, “y es nuestra responsabilidad saber qué sucedió y cómo se está corrigiendo para que no vuelva a suceder”, dijo.

Entonces, resulta absurdo que un medio de comunicación trate de tapar la realidad por el compromiso económico y la relación familiar de su propietario con el gobernador. En realidad, ningún motivo es válido para intentar de engañar a los lectores.

Compartir:

MANZANILLO

universidad de colima

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.