Conecte con nosotros

LOCALES

Documentos de gobierno confirman que no pagó los 200 MDP por terrenos de la Zona Militar

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (18/05/2019).- El gobernador Ignacio Peralta Sánchez entregó al Congreso del Estado copias de transferencias electrónicas a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para construir y equipar la zona militar en Loma de Fátima,  pero en ninguno de ellas se acredita el pago de 200 millones por los terrenos de la Calzada Galván.

Lo anterior a pesar de que para la adquisición de dicho predio -donde se ubicaba la XX Zona militar- se destinarían los 200 millones de pesos que pidió prestados al banco Banobras, a través de un crédito que el Congreso del Estado le autorizó para adquirir reserva territorial y quedó registrado en el decreto 617.

En un boletín oficial del 28 de septiembre de 2018, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez dijo que de los 410 millones de pesos que el Congreso había autorizado para contratar una deuda, 200 millones, “se destinarían para la compra de los terrenos donde actualmente se encuentra la XX Zona Militar”, es decir, en la Calzada Galván.

En dicho comunicado –que se origina de una rueda de prensa que ofreció el mandatario colimense- no se menciona la posibilidad de que esos 200 millones de pesos se destinen a la construcción de la Zona Militar en Loma de Fátima, como lo expuso el gobernador el pasado 15 de mayo y durante la comparecencia en el Congreso del Estado el pasado jueves 16 de mayo.

Ese mismo discurso  –en el sentido de que los 200 millones serían para comprar los terrenos de la Calzada Galván- lo repitió el 5 de octubre pasado, cuando celebró la aprobación del crédito que  la mayoría de los diputados locales le autorizaron, tres días antes de que concluyeran los trabajos de la LVIII legislatura, y el cual deberán pagar los colimenses por los próximos  20 años.

Mientras que el 26 de febrero de 2019 en un comunicado oficial, el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega García dijo que durante la administración de José Ignacio Peralta Sánchez se regularizaron adeudos históricos, por lo que esa situación y “la buena práctica financiera y gestión presupuestal del gobernador permitieron la adquisición de la vigésima zona militar”. Al igual que en los casos anteriores, el funcionario no hizo referencia a la donación del terreno de la Calzada Galván a cambio de la construcción y equipamiento de las instalaciones de Loma de Fátima, como lo señaló el gobernador en la comparecencia del pasado 16 de mayo en el Congreso local.

Incluso, el 27 de septiembre de 2018, durante la sesión extraordinaria donde se aprobó el crédito de los 410 millones de pesos, el entonces diputado del PVEM, Nabor Ochoa López explicó en la tribuna del Congreso local el destino del crédito, y dijo que esos 200 millones serían para la compra de los terrenos de la Calzada Galván. 

El pasado 15 de mayo, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez señaló que el 20 de febrero firmó un convenio con la Sedena en el cual se establece que la administración estatal donaría a la institución castrense  un terreno en Loma de Fátima y 493.5 millones de pesos para la construcción de la nueva Zona Militar, y a cambio la Sedena donaría los terrenos de la Calzada Galván.

Indicó que ese convenio no se había hecho público porque la SEDENA había solicitado que la información se reservara hasta que concluyera todo el trámite de construcción.

En ninguno de los documentos que entregó el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez al Congreso del Estado, se comprueba que  los 200 millones de pesos los utilizó para la adquisición de reserva territorial como lo señala el decreto 617.

CALENDARIO DE PAGOS

En la copia del Acuerdo de Coordinación que celebraron el gobernador Ignacio Peralta Sánchez con el representante de la Sedena, General de Brigada, Xavier Fernando González Echaudi, el 20 de febrero de 2018 se acordó un calendario de pago para la construcción de la Zona Militar en Loma de Fátima que no coincide con las fechas en que se aprobó, y solicitó el crédito de 200 millones de pesos.

El primer pago se realizó el 22 de febrero de 2018, y fue por 147 millones de pesos. Los cinco pagos restantes fueron: el 15 de marzo, 15 de abril, 15 de mayo, 15 de junio y 15 de julio de 2018 y cada uno fue por 69 millones 300 mil pesos. Después, se autorizaron tres pagos más, dos de un millón 600 mil pesos y el tercero de 858 mil pesos.  

En los documentos que entregó el gobernador se menciona que dichos pagos fueron para la construcción y el equipamiento de Loma de Fátima y según el calendario pactado, los 493 millones de pesos se liquidaron el 15 de julio de 2018, dos meses antes de que se le autorizaran los 200 millones de pesos que se debían utilizar para la compra de los terrenos de la Calzada Galván.

Durante su comparecencia en el Congreso, la diputada Claudia Aguirre Luna le cuestionó al gobernador por qué se habían realizado pagos (para la construcción de la zona militar en Loma de Fátima) antes de la aprobación del crédito de 200 millones de pesos.

El mandatario estatal dijo: “Teníamos que garantizar los pagos porque, como lo dice el convenio,  había penalidades si no se cumplían, pero además se incurría en demoras en la obra (…) Se genera un mecanismo emergente interno de financiamiento que puede ser equivalente a lo que se conoce como un swap de créditos. Cuando se solicita el crédito, tiene la lógica que el propio convenio establece, que solamente se entregaría este predio a título gratuito por parte del INDAABIN hasta que se haya concluido los trabajos”.

RESPUESTA DE LA SEDENA y el INDAABIN

El pasado 6 de mayo, AVANZADA documentó que tanto la Secretaría de la Defensa Nacional y el Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales informaron que el terreno de la XX Zona Militar, que se ubica en la Avenida Calzada Galván, fue donado a título gratuito al gobierno de Colima el pasado 7 de noviembre de 2018.

Es decir, la administración de Ignacio Peralta Sánchez no tuvo que realizar ningún pago económico o en especie a estas dos instituciones, aunque  solicitó y ejerció un crédito bancario para destinar – según lo dijo el mandatario estatal el 5 de octubre de 2018-  200 millones de pesos para la adquisición de dicho terreno.

A través de dos solicitudes de Transparencia que AVANZADA realizó a la SEDENA y al INDAABIN, las dependencias federales confirmaron que no recibieron ningún recurso económico o en especie de parte del gobierno de Colima por los terrenos donde se ubicaba la XX Zona Militar en la ciudad de Colima.

El pasado 27 de marzo y con el folio 0000700071519, la SEDENA  señaló que no existe evidencia documental en sus archivos del acuerdo en el cual la institución le entregó al gobierno del Estado de Colima el terreno denominado Campo Militar 20-A Manuel Álvarez ubicado en la Avenida Pedro Galván y explicó que tampoco recibió ninguna donación económica o en especie de parte de la administración de Ignacio Peralta entre el primero de enero de 2017 y el 26 de febrero de 2019, fechas en las que al parecer se signó el acuerdo.

En su respuesta, la SEDENA  sugirió que la solicitud de información se dirigiera al INDAABIN, quien era el responsable del terreno en cuestión. El pasado 15 de abril, dicho instituto contestó a la solicitud de información a través del oficio: DGAPIF/0552/2019 y dijo que “no existió pago alguno de dinero o en especie por parte del gobierno del Estado de Colima a este instituto, en virtud de que se trató de una donación a título gratuito”.

Sin embargo, el 27 de septiembre de 2018, los diputados de la pasada legislatura, aprobaron que el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez solicitara un crédito bancario hasta por 410 millones de pesos, de los cuales, 200 millones de pesos se utilizarían para adquirir tierras, terrenos o predios urbanos para atender las necesidades de infraestructura social y urbana en la ciudad de Colima, según el decreto 617.

Compartir:

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.