Conecte con nosotros

OPINIÓN

Derrotar al PRI en Colima

Publicado

el

Compartir:

Escrito por: Federico López Ramírez

En Colima urge derrotar al PRI. El régimen priista ha entrado en un acelerado proceso de descomposición que está resultando caro para los ciudadanos colimotes en todos los sentidos: moral, político y económico, entro otros.

La estampida de inmoralidad encabezada por el ex secretario de turismo marcó un record en los límites de indecencia; el nombramiento de Nicolás Contreras enfatizó el grado de cinismo del gobernador para actuar autoritariamente; y el sostenimiento de los regímenes especiales de beneficios a los burócratas estatales, vinculados al PRI, han puesto en jaque la viabilidad de las finanzas públicas. Todo, en conjunto, expresa un gobierno decadente y fallido que sintetiza la decrepitud de un régimen longevo.

Morena está obligada, desde ahora, a  empezar a gobernar. Para Morena las tareas empiezan desde ahora porque como oposición estatal y como gobierno a nivel federal –los indicadores sociales y demoscópicos así lo señalan- debe iniciar la restauración del gobierno estatal para poder, en su momento, implementar un gobierno con amplio sentido de bienestar y justica social.

Yo no tengo dudas que Morena va a derrotar al PRI. El problema es: qué viene después.

El candidato que postule Morena va a ganar por muchos factores –que no son tema del presente texto-. El problema es cuál será su proyecto concreto para Colima.

En el PAN cuando andaban en la luna de miel con la sociedad mexicana –después del año 2000- cuando hablaban de cuál sería el candidato que apoyarían localmente, ya fuera para una regiduría, para una presidencia municipal, una diputación o la gubernatura, las palabras clave eran: “estás con el proyecto”. Ésta era una forma eufemística para enmascarar la cargada. Dichas palabras se debían traducir así: “estar con el proyecto” era no contar con proyecto alguno sino simple y llanamente apoyar al candidato que las “mayorías” (cargada) ya habían ungido como el bueno.

Morena no puede repetir estos vicios propios de la cultura priista y panista. A Morena le toca que sus precandidatos, desde ahora, comiencen a gobernar instrumentando políticas que den bases sólidas a un proyecto de gobierno con énfasis en el bienestar y la justicia social, tal como se está instrumentando a nivel nacional.

Un precandidato de Morena debe estar trabajando, desde mi perspectiva, en: acotar la corrupción que galopa sin freno en el actual gobierno, Jaime Flores Merlo es un paradigma del aviador, manejo discrecional de plazas y cobros inmorales en nómina; poner en perspectiva la eliminación de los regímenes especiales de beneficios para los funcionarios públicos que parten de pactos inconfesables con el PRI e; instrumentar una política de austeridad y control del sobreendeudamiento del gobierno del estado.

Y lo proactivo es diseñar, desde la realidad concreta de Colima, como ésta se va a integrar en el nuevo modelo de seguridad que va a ser implementado por la Guardia Nacional para que el estado abandone los primeros lugares en inseguridad, así como convocar a toda la sociedad, particularmente a los empresarios, para instrumentar proyectos de inversión que reactiven la economía estatal.

Y desde las presidencias municipales concentrarse en fortalecer los servicios públicos municipales y dejar la política del bienestar y la justicia social en manos del  Gobierno federal.

La universalización de los apoyos a los adultos mayores y a los jóvenes, así como su pago en forma directa por parte del Gobierno federal, es el fin de las políticas asistencialistas usadas por el anterior régimen con sentido político-electoral. El actual régimen a través de la universalización y el pago directo pretende institucionalizar la distribución de los recursos públicos, sin intermediarios. La foto con los beneficiarios, por parte de los funcionarios públicos, es el anacronismo que se niega a morir; es un contrasentido de las políticas del bienestar social de López Obrador. Eso ya debe acabar.

En síntesis los precandidatos de Morena tienen dos vías para promoverse. La primera vía consiste en hacer política para, desde ya, crear las condiciones para asumir el gobierno del estado en condiciones de viabilidad financiera y política para poder instrumentar políticas públicas de justicia y bienestar social que propicien una mejoría de las condiciones económicas de los habitantes y se den éstas en un estado pacífico y en orden, donde los ciudadanos podamos ejercer nuestras libertades. La segunda vía es apostarle al uso clientelar de los programas de la Secretaría de Bienestar que no sería otra cosa que reivindicar el triunfo cultural del PRIANRD. Un modelo que sería la negación misma de Morena y su visión programática.

Habrá que ver qué candidatos se apuntan y en qué vía para concursar políticamente por la gubernatura del estado.

En la primera vía yo veo a Mario Delgado trabajando en serio. 

Compartir:
Clic para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.