Connect with us

SOCIEDAD

Se encienden las alarmas por estancamiento económico en Colima; no hay empleo, ni nuevas empresas: Diputado

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (25/02/2019).- Para el coordinador de la fracción del PAN en el Congreso del Estado, Fernando Antero Valle, los datos económicos de Colima “enciende la alarma roja” y advierten que la entidad atraviesa por una estanflación o estancamiento que deteriora la economía de los ciudadanos y los empresarios.
El legislador, especialista en el tema económico, señala que en el 2018, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez generó, solamente, el 35 por ciento de los empleos estimados para ese año. Además, alertó que el sector de la manufactura decreció en un 40 por ciento, “lo que significa que las tortillerías y las carnicerías en la entidad están dejando de existir”.
-¿Cuál es la situación de la Economía en Colima?
– Para poder sacar una evaluación real del desarrollo económico tenemos que revisar los indicadores macroeconómicos, la balanza comercial, el Producto Interno Bruto, la deuda pública y el empleo, y al analizarlos, encontramos que en la gran mayoría de ellos existe un estancamiento de la economía colimense.
-¿Ese estancamiento viene desde antes del gobierno de Ignacio Peralta o se agudizó en estos tres primero años de su gobierno?
– Es cierto que antes del gobierno actual hubo un crecimiento del 4.5 de la economía, pero en estos últimos dos años vemos una estanflación, es decir, no crece la economía, por el contrario se maneja de manera depresiva. Por ejemplo, en el tema del empleo, el Gobierno del Estado reportó un decremento de 3 mil 500 empleos; logró el 35 por ciento de la meta anual establecida en el Plan Estatal del Desarrollo.
Por otra parte, pese a que el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez enfrentó algunos adeudos y los solucionó, el perfil que actualmente tiene la deuda no es el adecuado. No se ha mejorado la tasa de interés. De hecho, a los ciudadanos les sale caro la deuda del gobierno porque la tasa con la que está pagando y amortizando es una de las más elevadas del país, se encuentra en 8.9, y estas tasas hacen que se paguen más intereses.
Otro de los aspectos negativos de las finanzas, tiene que ver con que al término del sexenio, el gobierno del estado podrá amortizar sólo 300 millones de pesos, por lo tanto, cada uno de los ciudadanos de Colima tendrá que pagar una de las mayores deudas per cápita del país. Casi 4 mil pesos van a estar pagando los colimenses por los próximos 20 años.
-¿Usted como legislador sabe en qué se ha invertido la deuda que adquirió el gobierno del Estado?
– No. En septiembre de 2018, cuando se le autorizó al gobernador Ignacio Peralta Sánchez el último empréstito fue por 430 millones de pesos, y en esas fechas el titular del Ejecutivo estableció una agenda de prioridades, por ejemplo la construcción del C5, así como la adquisición de los terrenos de la zona militar; pero en la actualidad hay una opacidad al momento de ejercer el dinero de los colimenses.
Por otra parte, se dice que la economía es sana cuando genera empleo directo en términos de infraestructura básica y no hemos visto las grandes obras que se prometieron desde Fomento Económico. Por ejemplo, en los municipios de Manzanillo y Colima, desde hace tres sexenios no existen obras que generen empleo temporal, consumo interno, o crecimiento económico.
En este gobierno no hay una sola obra que se convierta en un desarrollo, como si lo hemos visto en Puebla, Monterrey o Jalisco.
En términos generales podemos decir que Colima no presenta un avance importante en términos económicos, al contrario, el gobierno nos tiene estatizados: no hay crecimiento, no hay vocacionamiento, y todo esto es el resultado de malas decisiones de carácter económico.
-De seguir así, ¿Cuál es el riesgo que usted observa?
– Se ve preocupación en la falta de capitalización del estado. Enfrentamos nuevos retos con una Ley del nuevo Sistema de Pensiones.
Las nuevas responsabilidades podrían descapitalizar más al gobierno y municipios. Entramos a una etapa severa de presupuesto y si no se activa la economía y no buscamos el financiamiento de las microempresas, el crecimiento de subsectores económicos como el de manufactura, si no se frena el desaceleramiento del sector de comercio, tendríamos una situación complicada.
-¿No hubo crecimiento en ningún rubro en este gobierno?
– Hubo un crecimiento del sector de Comunicaciones y Transportes, pero entiendo que es por la logística de Manzanillo, sin embargo, decreció la manufactura en un 40 por ciento. Los únicos proveedores de empleo es la Universidad de Colima o el gobierno del Estado. Los pequeños comerciantes están en una situación de crisis, y creo que el área de Fomento Económico debería tener esa visión para buscar financiamientos blandos que reactiven esas pequeñas empresas que generan entre 1 y 4 empleos formales. La agenda del gobierno en materia económica es ahí donde tendría que voltear.
-La semana pasada, la secretaría de Finanzas anunció que Colima había mejorado en su calificación creditica, ¿Cómo lo debemos tomar?
– El gobierno ha escalado nueve puntos en el perfil de la deuda, es una buena calificación y estable y eso se debe al pago de gasto corriente y acreedores, pero no es todo, porque enfrentamos nuevos retos. Hay que observar que el gobierno del Estado no tiene posibilidad de enfrentar un 4.5 por ciento de aportación para el nuevo Sistema de Pensiones, ese es un problema que lo va a descapitalizar más, además, el gobierno puede mejorar la calificación, usando para ellos créditos a corto plazo y eso también es un riesgo, porque contrata más deuda para pagar la que ya tiene.
La situación económica es compleja, y no tiene de otra el gobierno más que asumir un verdadero criterio de austeridad. Que quede claro que esta calificación que le dieron, recientemente, no es para asumir nuevos compromisos crediticios.
Hay retos en los temas de Salud, en Justicia y Administración y en todos ellos el común denominador es la falta de liquidez.
-¿Ha crecido la deuda a corto plazo?
– Sí. Dentro del nuevo esquema de disciplina financiera tenemos la posibilidad de tener un monitor para saber qué sucede con las deudas de corto plazo y ahí es donde ha hecho y deshecho la administración de Ignacio Peralta, porque tiene un crecimiento de 300 por ciento en las deudas de corto plazo. Ellos se amparan en que la ley establece que los créditos de corto plazo deben ser liquidados al término de un año fiscal y pueden adquirir cuatro o cinco con la banca de primer piso, para estar jineteando el dinero, y cumplir con los compromisos de pago de proveedores, gasto corriente, que le permiten tener una bocanada de oxígeno. Mientras que el dinero que llega por las participaciones va directamente al pago de nómina, pero, en realidad tenemos una economía artificial.
Tenemos una calificación donde aparentemente le dicen al gobierno que paga lo que debe de forma disciplinada pero lo que en realidad sucede es que está tapando baches y destapando otros. El reto es generar ahorro: generar recursos propios y una economía que le permita a los colimenses mejorar.

Facebook Notice for EU! You need to login to view and post FB Comments!
Compartir:
2 Comments

2 Comments

  1. Carlos Ramiro Vargas

    26/02/2019 at 12:22 pm

    La visión de Antero es correcta pero muy poco crítica, no aporta soluciones ni exige transparencia total en los gastos de gobierno.

  2. Ramiro Vargas

    26/02/2019 at 12:24 pm

    la visión de Antero es correcta pero NO aporta Soluciones. Su percepción panista queda en la superficie del problema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.