Rompen una costilla, perforan el pulmón y le dañan la tráquea a un niño de cinco años sus compañeros de preescolar

Colima, México, Avanzada (09/02/2019).- Leandro, un niño de 5 años y seis meses de edad, tiene una costilla rota, un pulmón perforado y la tráquea dañada porque sus compañeros del preescolar José Juan Ortega, en Suchitlán, Comala, lo agredieron.
Debido a la gravedad de las lesiones, el menor de edad se encuentra internado desde el miércoles pasado en el área de terapia Intensiva del Hospital Regional Universitario en la capital de Colima.
En entrevista, Julián Ascencio Antonio, padre del menor de edad, confirmó los hechos y dijo que presentó una denuncia ante la Fiscalía General por lesiones y por las omisiones en las que pudieron haber incurrido las autoridades del plantel escolar.
“La situación sucedió el miércoles, pero a mí no me hablaron de la escuela. Mi mamá fue a recoger a Leandro y él decía que le dolía la garganta; y yo le veía los hombros más arriba de lo normal, y el pecho inflamado”.
Indicó que debido a esos síntomas llevó al niño al Centro de Salud de Suchitlán, “pero como ahí no tenían los estudios, pedí el pase para el hospital y aquí me dijeron lo que tenía Leandro y desde ese día está en Terapia Intensiva”. Julián Ascencio dijo que a Leandro, “lo tumbaron sus compañeros, se le encimaron y luego lo patearon. Debido a eso, se le quebró una costilla que le perforó su pulmón y además se le abrió la tráquea”.
El padre del niño explicó que autoridades de la Secretaría de Educación se pusieron en contacto con él, “yo les dije que quiero que al niño se le dé atención; que estén al pendiente porque yo no puedo ingresar a Terapia Intensiva. Él está solito con los médico y solo puedo entrar a la hora de visita”.
Julián es campesino y refirió que desde el miércoles no ha podido trabajar porque permanece en el hospital, “debo estar ahí porque soy el responsable del niño y me han pedido (los médicos) que compre medicamento y que pague estudios; uno de los que se le hicieron costó más de mil pesos”.
Sentenció que este tipo de hechos no pueden pasarle a nadie, “por eso cuento lo que pasó, porque no quiero que a ningún niño le pase lo que le está pasando al mío”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*