Conecte con nosotros

OPINIÓN

La bancada independiente

Publicado

el

Compartir:

Escrito por: Avelino Gómez

La peor conversación es la que se sostiene con una personas que cree saberlo todo, que dice tener información confidencial y que expone, sin que alguien se lo pida, sus propias teorías sobre la situación actual del país. 

Últimamente uno se topa con cretinos así casi a diario. Ya sea en la fila de un banco o en la sala de espera de un consultorio. Invariablemente, suelen iniciar sus conversaciones con frases como la siguiente: “este país se va al carajo, sépalo usted, porque a quien han puesto al frente de la secretaría de… es primo de un cuñado de…”. Otros se afianzan en necedades: “y qué esperaba, si por muchas décadas el país fue saqueado y se necesita tiempos para que… y todos debemos poner nuestro granito de arena en…”, etc. 

De pronto el cretinismo se convirtió en deporte nacional. Y es en las redes sociales donde el cretino patriota se exhibe en toda su magnificencia. Abomino a los que dicen “granito de arena” y también a los tremendistas que ven corrupción y desastres políticos en todos lados. Los cretinos nacionales son los que dicen fifí y los que dicen chairos, porque se ponen de un lado o del otro, porque se autoexcluyen o asumen una superioridad moral que no les acomoda. Y ahí caben también nuestros gobernantes, nuestros legisladores, nuestros funcionarios.

Por el contrario, ma da gusto que haya personas reticentes y cautelosas al emitir una opinión sobre lo que pasa, sobre lo que nos pasa. Me agradan los que anteponen la prudencia, la mesura o el humor en sus argumentos. Es evidente que este país se polariza. Y que pierde, qué duda cabe, ese sentido de gracia y equilibrio que tanta falta nos hace. 

Hace unos días, tres diputadas locales (Jazmín García, Claudia Aguirre y Luis Fernando Escamilla) conformaron una bancada independiente. Se separaron de las siglas, de las ataduras de sus respectivos partidos y decidieron irse por la libre. Tienen sus razones. Y parecen válidas. No se sienten a gusto de un lado o del otro. Pero igual no rehuyen a la responsabilidad de legislar para bien de los habitantes de este Estado. Tampoco renuncian a sus ideologías, a su manera de pensar. Y me agrada, celebro su momentánea o transitoria independencia. Los radicales de un lado o del otro habrán de criticarles, de reclamarles como si cometieran alta traición. Pero ello son jóvenes, sonrientes, de buen sentido del humor y poco habrá de importarles que les llamen traidores. Da gusto que en tiempos de polarización haya representante que no tengan partido. O mejor dicho: que se tengan a sí mismos para mirar a este país, a esta parte del país, con los ojos de quien sabe que hay tantas cosas por hacer sin caer en la ridiculez de los extremos, y sin perder el pulso de una sociedad que demanda equilibrios.

Compartir:
Clic para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.