Conecte con nosotros

Noticias

¡El sapito glo, glo, glo… vivía en Los Pinos!

Publicado

el

El infierno, una película de Luis Estrada.
Compartir:

Por: Federico López Ramírez

Nadie sabe dónde vive./ Nadie en la casa lo vio./ Pero todos escuchamos al sapito: glo… glo… glo…/ ¿Vivirá en la chimenea? / ¿Dónde diablos se escondió?/ ¿Dónde canta cuando llueve/ el sapito Glo Glo Glo?

   Un elevado número de generaciones disfrutamos de la lectura del sapito glo…glo…glo… en nuestros primeros años de escuela y nos fascinaba esta onomatopéyica poesía por el misterio que provocaba el croar del sapito e imaginar, que ahí estaba, pero su residencia era una incertidumbre.

   Ya de adultos, los mexicanos, veíamos y escuchábamos los efectos de la actividad criminal y la corrupción pero nos intrigaba no poder señalar, con pruebas, donde vivía el responsable de tantas calamidades de esto que estamos padeciendo. Sólo teníamos presunciones fundadas.

   En la película El infierno, (filme mexicano del género negro) dirigida por Luis Estrada, plantea el indisoluble vínculo estructural entre política, narcotráfico y pobreza; mediante el recurso de la ironía, la obra modeliza tal situación en un lugar del norte de México, devastado por la violencia irracional, la corrupción generalizada y la crisis económica. En la película Estrada hace un exacerbación de nuestra realidad hasta la caricatura donde el cinismo y la impunidad son los grandes protagonistas del México del prian. Cuando la vimos nos reconocimos y nos preguntamos ¿Dónde se encuentra el o los responsables de esta hecatombe de país? No sabíamos dónde pero presumíamos fundadamente dónde podría estar.

   Cuando Carmen Aristegui presentó el reportaje-investigación La Casa Blanca de Irvin Huerta, Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Sebastián Barragán y Gustavo Vázquez, nuestras sospechas de quiénes eran los responsables se fueron documentando. La publicación de este reportaje nos brindó las pruebas concretas del conflicto de intereses entre el grupo Higa y la Presidencia de la República y cómo un Presidente y su esposa recibieron vulgares sobornos por favores recibidos y cómo, peor aún, quedó este hecho en la impunidad. La defensa a ultranza de los medios de comunicación y la comentocracia jugaron todavía un papel muy importante en este solapamiento de corrupción flagrante. Pero el golpe mortal estaba dado: se había documentado un hecho de corrupción de un Presidente en funciones.

   Marco Antonio de León Adams, alias el Chicles (por aquello de la famosa marca de goma de mascar), fue escolta de Vicente Fox; Humberto Antimo Miranda, general de división del Estado Mayor Presidencial, oficial mayor de la Sedena con Felipe Calderón; Eduardo León Trauwitz, fue jefe de la sección 5ª del EMP con VicenteFox, jefe de escoltas con Enrique Peña Nieto y fue ascendido de coronel a general brigadier en el periodo de Felipe Calderón y últimamente se desempeñaba como subdirector de salvaguardia estratégica de Pemex. ¿Qué tienen en común los tres? Pues sencillamente que fueron acusados, los dos primeros, de haber participado en actos de narcotráfico, tráfico de influencias y sobornar a altos funcionarios y de haber estado físicamente en Los Pinos, por el Vicentillo Zambada hijo de Ismael el Mayo Zambada en el juicio que enfrenta el Chapo Guzmán en los Estados Unidos. Ello tiene relevancia porque su acusación no es sólo mediata sino que fue una declaración jurada ante una autoridad judicial. Y el tercer sujeto, León Trauwitz, está siendo investigado por huachicoleo por el actual Gobierno federal. El historial es el siguiente: en el año 2000 (tiempos de Fox) inició con 152 tomas clandestinas y terminó con 220 tomas ilegales en el año 2006; en 2012 (tiempos de Calderón) finalizó con 1635 tomas clandestinas detectadas (casi un crecimiento de 800% del robo de gasolina); y Peña Nieto registró 12,581 tomas clandestinas de gasolina (el exceso del saqueo). Y este tipo, nada más ni nada menos que  encargado de cuidar el patrimonio de Pemex, –según las cifras- hizo todo lo contrario: colaboró en el saqueo. Todos ellos no pudieron actuar sin el conocimiento de su jefe el Presidente de México, pues estamos hablando de las ligas mayores de la política nacional.

     León Adams, Antonio Miranda y León Trauwiz fueron los hilos conductores que nos condujeron, a los ciudadanos, a dar con el origen de quiénes dirigían el narcotráfico, la trata de personas, la violencia, el secuestro y el robo de recursos de Pemex a niveles superlativos. 

   Después que conocer la anterior información uno entiende mejor que la desaparición del Estado Mayor Presidencia no fue una ocurrencia de López Obrador, sino que responde a razones fundadas y documentadas de lo podrido de los aparatos del Estado y los personajes que encabezaron los pasados gobiernos.

   El cierre de Los Pinos,  aparte de ser un elemento emblemático de lo amplio que es la brecha de confort económico  de unos (los políticos) y la pobreza de otros (los ciudadanos), es también el cierre de la matriz desde donde se operaba la impunidad para los principales maleantes del país, que convirtió a las políticos en parte del problema y a ubicar a México entre los países más corruptos del mundo. Los Pinos era el lugar desde donde se operaba por acción y omisión la corrupción, el saqueo de los recursos del Estado y la impunidad para los delincuentes. Desde Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto la corrupción parece no tener límites. 

   Por lo anterior, se entiende mejor porque es importante que el nuevo presidente despache en Palacio Nacional. La historia nos está dando una oportunidad que no podemos desperdiciar.

   Hoy, los niños de antes, que vivíamos con la incertidumbre del lugar que habitaba el sapito glo, glo, glo, ya terminamos con el misterio, porque hemos descubierto que el sapito glo…glo…glo…: ¡vivía en Los Pinos!

Compartir:
Clic para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.