Connect with us

OPINIÓN

Los jueces y los magistrados, se niegan a abandonar el paraíso

Published

on

Compartir:

Por: Federico López Ramírez

Existen evidencias, en el Poder Judicial, de nepotismo, tráfico de influencias, corrupción y aplicación parcial de la justicia en beneficio de los dueños del capital y el poder político.

Todos pensábamos que si al Poder Judicial se le oprimía levemente en la llaga de la corrupción la pus brotaría a borbotones… y así ocurrió. Bastó que se tocara un solo rubro, el de los altos y ofensivos salarios, para que la pus manara a raudales.

El nepotismos es un escándalo en ese Poder, por ejemplo: el circuito trigésimo segundo, correspondiente a Colima, es el que registra mayor porcentaje de posible nepotismo. De 199 empleados, al menos 136 tienen parientes -principalmente esposas, hermanos e hijos-, lo que representa el 68.34% del total de plazas; la corrupción tiene su paradigma en el caso del Infonavit en Nayarit donde la Fiscalía General de Nayarit solicitó al Congreso del Estado el desafuero de dos magistrados y cuatro jueces por su presunta participación en un fraude contra cerca de 60 mil derechohabientes del Infonavit; la parcialidad se puede observar ejemplarmente en el caso de la Nueva Ley del Issste, donde la Suprema, ignoró los argumentos jurídicos presentados en los más de 750 mil amparos interpuestos por los trabajadores al servicio del Estado y se aprobó dicha ley en forma retroactiva por razones económicas –así dijeron- para atender ordenes de los políticos, que mandaban, y disminuir sin ningún escrúpulo las pensiones de millones de mexicanos.

El Poder Ejecutivo propuso la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos…que en síntesis establece que ningún funcionario público debe ganar más que el Presidente. El Poder Legislativo la aprobó y el Judicial se inconformó junto con algunos funcionarios de los organismos autónomos y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, interponiendo una controversia constitucional. Salarios de cerca de 600 mil pesos al mes se les paga a los magistrados y jueces cuando la enorme masa de trabajadores mexicanas apenas gana 88.36 pesos al día. A parte de la comentocracia los partidos PRI, PAN, PRD y MC salieron en su defensa.

La sociedad mexicana reaccionó con la madurez y la indignación  de quienes se sienten agraviados y, simple y llanamente, ésta demanda equidad y justicia, en una sociedad marcada por una enorme desigualdad económica.

La comentocracia ha planteado una crisis de poderes, donde los poderes Legislativo y el Ejecutivo se han asociado para disminuir la fuerza del Judicial: falso. El asunto es, estrictamente, de justicia económica en un país con millones de asalariados pauperizados. 

Por su parte la oposición (los perdedores del 1 de julio) se habían concentrado, desde las votaciones hasta estos primeros quince días del gobierno de André Manuel López Obrador, a realizar sistemáticas criticas políticas contestatarias sin ton ni son, por tanto, llenas de contradicciones. Sin embargo, al presentar ante la SCJN, la controversia constitucional de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos se ha aglutinado nuevamente la coalición electoral Por México al Frente (ahora con la integración del PRI) para dar una batalla programática.

El partido Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, ahora ya con el Revolucionario Institucional integrado, se unen para hacer la defensa de los privilegios de la burocracia dorada. Ellos han defendido los altos salarios, según ellos, para evitar que los jueces y magistrados caigan en la corrupción -la realidad ha demostrado lo contrario-. Y han puesto el grito en el cielo, junto con la comentocracia, (argumentando falsamente) que se trata de una disputa de poderes por la hegemonía del Estado.

Que quede claro, la defensa de los altos salarios de jueces y magistrados, es el verdadero programa del PAN, PRI, PRD y MC. Hay que reivindicarlos, están siendo fieles a su espejo. En campaña asumieron posiciones en defensa de los ricos y hoy están retomando su plataforma y programa electoral. 

Su esencia, parecen recordarnos, es defender a los ricos y sus privilegios. Están desempeñando su papel programático. En el PRI y el PAN estos conceptos son consistentes pero en el PRD y MC parece ser que de estos dos últimos viraron hacia la derecha. El PRD que se reclamaba de izquierda pero ahora tuerce rudamente hacia la derecha y MC que se presentaba como un partido de centro izquierda se sitúa ya en una posición de franca derecha. El espacio entonces de la izquierda queda en forma exclusiva para morena.

Desde las elecciones la sociedad ubicaba a los partidos PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a la derecha y a  Morena a la izquierda en la geometría política.

Hoy la sociedad así lo sigue entendiendo, con el agregado, que personas de buena fe que votaron por los candidatos presidenciales del PRI y de la coalición por México al Frente ya están apoyando a López Obrador porque este último ha resultado coherente y consecuente con sus planteamientos de campaña. Dijo que nadie ganaría más que el presidente y lo está cumpliendo. Los conservadores y reaccionarios están muy enojados: tienen muchas razones para estarlo, pues los jueces y los magistrados, se niegan a abandonar el paraíso.

Compartir:
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.