Connect with us

LOCALES

Declaraciones patrimoniales, usadas por funcionarios para mentir, simular o confundir

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (23/10/2021).- Contrariamente al objetivo de clarificar la acumulación de bienes por parte de los servidores públicos y de esa manera, detectar casos de enriquecimiento inexplicable que pudiesen fortalecer o impulsar investigaciones sobre los posibles delitos de peculado o corrupción, las declaraciones patrimoniales han sido utilizadas por los funcionarios para mentir, simular, confundir y/o ocultar su situación económica y las adquisiciones de bienes.

Al menos así quedó evidenciado en los casos de las propiedades millonarias adquiridas por el gobernador saliente, José Ignacio Peralta Sánchez, y la gobernadora entrante, Indira Vizcaíno Silva, quienes el año pasado fueron descubiertos por medio de sus propias declaraciones patrimoniales, tras haber realizado compras respectivas de departamentos por varios millones de pesos, que después matizaron o dieron explicaciones hasta cierto punto inverosímiles.

En febrero de 2020 se generó un escándalo por la difusión de la compra de una casa por parte del gobernador José Ignacio Peralta, en 27.1 millones de pesos, en la Ciudad de México, por lo que implicaba como un incremento que prácticamente triplicaba el patrimonio del mandatario.

El impacto fue tal en la opinión pública que Peralta Sánchez ofreció una rueda de prensa para desmentir que haya incrementado su patrimonio, pues “lo único que cambió de 2017 a 2018 fue que vendió dos propiedades y solicitó un crédito para comprar una casa”.

Tras confirmar la compra de la casa en la capital del país, corrigió el precio final, que fue superior, de 27.7 millones de pesos, pero aseguró que la compró en copropiedad con dos familiares, aunque eso no quedó aclarado en su declaración patrimonial.

Aseguró que para comprar la casa multimillonaria vendió dos propiedades, una casa en Colima en 5 millones de pesos y un departamento en la Ciudad de México en 620 mil dólares, de los cuales le habían pagado 500 mil dólares, poco menos de 10 millones de pesos.

Según el mandatario, de las dos propiedades que vendió, logró reunir más de 14 millones de pesos, adicionalmente una copropietaria aportó una cantidad de recursos y los 3 copropietarios de la nueva vivienda solicitaron un crédito hipotecario a Banamex por 7 millones de pesos.

Sin embargo, ninguna de esas operaciones que Peralta dijo que ocurrieron quedó asentada en la declaración patrimonial, en la que únicamente se registró el incremento de su patrimonio con la nueva casa de más de 27 millones de pesos.

Por su parte, meses después, en junio de 2020, la entonces superdelegada de programas sociales, Indira Vizcaíno Silva, también se vio involucrada en un escándalo por el incremento de sus bienes tras la compra de un departamento de alrededor de 3 millones de pesos que apareció dentro de su declaración patrimonial.

También en rueda de prensa, la entonces funcionaria federal negó que el inmueble fuera de su propiedad, sino que pertenecía a su hermana Juaenedi Vizcaíno Silva.

Indira Vizcaíno aseguró que ella aparecía como copropietaria del 50 por ciento porque fungía como aval y codeudora de un crédito hipotecario que contrató su hermana en el banco Banbajío.

“El tema es que el crédito hipotecario no está a nombre mío, está a nombre de mi hermana, mi hermana es la titular de la deuda, yo le firmé como aval para que ella pudiera comprar su departamento, lo que hacemos cualquier hermano, cualquier papá para ayudar a un hijo cuando no le quiere dar el crédito el banco”. expuso.

“Entonces, le firmé como aval, el problema es que el banco lo que dice es ‘necesito registrarte como codeudora para poderte otorgar el crédito’ y al registrarme como codeudora el trámite legal era registrarme como copropietaria”.

En ese sentido, la delegada agregó que todos los abonos del crédito hipotecario los ha realizado su hermana. Al final del día el departamento es suyo, y yo lo único que hice fue firmarle como aval para que pudiera acceder a este crédito que, al final del día, un poco la suma de su sueldo y el mío fue que se pudo acceder a un crédito para poder comprar este departamento», abundó.

No obstante, de acuerdo con una revisión que en aquel momento realizó el periódico Perriodismo en el portal de la Secretaría de la Función Pública para corroborar la declaración que Juanedi Vizcaíno —también servidora pública—, en la versión pública del documento no apareció reportado el departamento de 3 millones de pesos ni el crédito hipotecario correspondiente.

En casos distintos, varios servidores públicos colimenses han sido detectados en prácticas de probable ocultamiento de bienes, cuando en su declaración patrimonial han reportado no tener prácticamente nada a su nombre, a pesar de haber laborado durante buen número de años en la iniciativa privada o en la función pública.

En esas circunstancias, se requerirían declaraciones más amplias, que incluyan al menos a cónyuges e hijos, con el propósito de que exista una verdadera transparencia en esta materia.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.