Connect with us

LOCALES

Fina persona

Published

on

Compartir:

La columna
El puercoespín 

Generalidades

El gabinete del próximo gobierno puede sintetizarse en pocas palabras, es un gabinete integrado por familiares, amigos y jóvenes, casi la totalidad, de un bajo perfil. 

No se ve quién dialogará con las distintas fuerzas políticas y las finanzas estarán sujetas a los apoyos que dé o deje de dar el Gobierno de México.

En los próximos  meses, sin dinero  y con un gabinete de bajo perfil político y profesional, difícil se ve el panorama para Colima. El destino los alcanzó y la crisis económica y política apunta hacia una prolongada estancia en la sociedad colimense.

La seguridad

En Colima la seguridad es una preocupación para el Gobierno federal y eso lo demuestran los dos eventos que sucedieron en estos días.

El primer evento se dio en el Cabildo de Tecomán que, evidenció, que el próximo Gobierno del estado les pidió, a todos los ayuntamientos, le cedieran el mando de las direcciones de Seguridad Pública Municipal para tener un comando único y centralizado. ¿A cambio de qué? No lo sabemos. Pronto lo sabremos.

El movimiento de concentrar el mando a nivel estatal tiene las ventajas de contar con un mando único y una estrategia sólida y disciplinada.

Las desventajas, entre otras, consisten en que los ayuntamiento han renunciado a brindar seguridad directamente y, de facto, han renunciado a su deber de proporcionar seguridad a sus habitantes.

La apuesta es alta.

El segundo evento fue el nombramiento del próximo secretario de Seguridad Pública. 

Destaca en el gabinete el nombramiento de un miembro ajeno a la sociedad colimense y claramente impuesto por el Gobierno de México. El presidente Lopez Obrador en la Mañanera declaró que los secretarios de Seguridad en los estados solo serían avalados por las Secretarías de Marina y de la Defensa Nacional.   El nombramiento de Manuel Llerandi Ruiz, quien controlará a todos los directores de los municipios, es claramente impuesto por el Gobierno de México. Al Gobierno federal le interesa la seguridad y su preocupación la manifestó al designar al capitán de navío, Manuel Llerandi Ruiz, en forma directa. No quieren sorpresas.

Por el bien de Colima ojalá le vaya bien. Pero es claro, pues la experiencia así lo demuestra, que los militares en asuntos de seguridad pública no siempre traen buenos resultados.

En México quieren dormir tranquilos, en Colima estamos en vilo.

Fina persona

El nominado para subsecretario de Cultura, Emiliano Zizumbo Quintanilla, es hombre con poca capacidad para controlar su inteligencia emocional y como evidencia están sus memes y comentarios en las redes sociales.

Su nombramiento como subsecretario de Cultura es una ofensa para los artistas y trabajadores de la cultura en general, pues sus manifestaciones públicas de sus “réplicas” a las críticas a la Cuarta Transformación lo ubican como un verdulero, chicharronero, alburero de muy baja categoría. 

Sí, Zizumbo es un individuo intolerante a la crítica y sus “réplicas” son propias de un vulgar chicharronero. Para muestra, un botón, el pasado 15 de octubre publicamos una crítica a los miembros de la 4T en el Congreso del Estado y su respuesta fue vulgar, mediocre, frustrante y propia de un miembro del arrabal.

Uno tiene la libertad de ser tan obsceno como la libertad nos lo permita, pero él fue diputado de la LIX Legislatura (suplió temporalmente a Vladimir Parra) y sabiendo que sería nominado para la subsecretaria de Cultura sigue expresándose de la manera más vulgar y de mal gusto, propias del arrabal.

Repito, tiene todo su derecho al mal gusto, a lo vulgar y a su bajeza humano, pero olvida un detalle, fue funcionario público y será nombrado nuevamente funcionario público. 

Paco Ignacio Taibo II gusta de ser mal hablado y vulgar, pero tiene obra intelectual y literaria que lo respaldan. Zizumbo solo tiene lo  vulgar y deleznable.

Una subsecretaría de Cultura no merece tan, pero tan bajo perfil. En la subsecretaria de Cultura estará instalada la vulgaridad y el mal gusto. Cada quien escoge a sus pares.

Por lo que observo, lejos quedaron los tiempos en los que ser de izquierda era ser un individuo culto, informado y con valores. Eso provocaba respeto por parte de la sociedad, incluso de los adversarios. Emiliano Zizumbo Quintanilla es la antítesis del ser de izquierda y su nominación para integrar el próximo gabinete del Gobierno estatal demuestra que la derecha está bien representada en él.

Emiliano Zizumbo es la vulgaridad al poder. Es la representación de la perfecta y fina persona que están formando y proyectando.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.