Connect with us

LOCALES

El Cereso de Colima, hundido en la ingobernabilidad

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (15/10/2021).- Con una serie de incidentes ocurridos en los últimos años, algunos de ellos menores y la mayoría graves, el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Colima se encuentra hundido en la ingobernabilidad.

Enfrentamientos de presos a pedradas, riñas a golpes, agresiones con armas blancas que han arrojado el saldo de una gran cantidad de heridos y algunos muertos, así como atentados y homicidios contra custodios en el exterior hasta llegar a la ejecución de directivos, primero el subdirector jurídico y ahora el director del Cereso, son hechos que hablan de un descontrol del centro penitenciario por parte del gobierno estatal.

Y en el centro de esa ingobernabilidad, además de la incapacidad oficial para manejar el principal reclusorio de la entidad, se encuentra el poder creciente de los cárteles del narcotráfico, que se disputan el control del Cereso.

A lo anterior se suma la desatención del gobierno estatal a una estancia digna de la población carcelaria en la entidad, lo que quedó de manifiesto en la recomendación emitida en julio pasado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) al gobernador para que se corrigiera una serie de deficiencias en lo relativo a la alimentación de los presos, que se determinó como insuficiente, sin variedad y de mala calidad.

El descontento que genera esta situación entre los internos se suma al clima de incertidumbre y violencia generado por los enfrentamientos frecuentes de presos pertenecientes a grupos delictivos rivales, como lo han reconocido las propias autoridades.

Hace más de tres años y medio, en marzo de 2018, fue ejecutado de cuatro balazos afuera de su casa, en la colonia jardines del Sur, Javier Álvarez León, quien se desempeñaba como subdirector jurídico del Cereso de Colima.

Tiempo después, en diciembre de 2019, se produjo una serie de ataques contra custodios y trabajadores administrativos del Cereso, entre ellos un custodio asesinado, dos trabajadores penitenciarios heridos y el domicilio de uno más fue baleado.

Uno de los hechos de mayor gravedad ocurridos al interior del reclusorio se registró el 12 de mayo de 2020, con un motín en el que murieron tres presos y quince resultados con heridas de leves a graves.

La SSP atribuyó el móvil de los hechos a la probable inconformidad de los presos por las restricciones a las visitas de sus familiares a causa de la pandemia del covid-19, aunque reconoció que en el marco de los hechos violentos hubo también agresiones entre grupos contrarios de internos, que ocasionaron incendios y daños en el área de enfermería, quema de basura y colchones, así como agresiones a custodios e intentos de fuga.

En otro hecho, un preso murió y siete más resultaron heridos durante una riña entre reos provenientes de grupos delictivos rivales.

En octubre de 2019 habían sido encontrados los cuerpos de dos reos semienterrados en el exterior de uno de los dormitorios del Cereso. En febrero de 2020 diez internos y un custodio resultaron heridos en una riña entre dos grupos antagónicos.

En otro brote violento, resultaron ocho reos heridos, uno de ellos de gravedad, la mayoría por impactos de piedras.

El suceso de mayor impacto hasta ahora fue el asesinato del director del Cereso y su escolta, ocurridos la madrugada de este jueves 14 de octubre, en un hecho donde también resultó herida la esposa del funcionario y fue abatido por el escolta uno de los sicarios participantes en el atentado.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.