Connect with us

LOCALES

Las enfermedades de la pobreza amenazan a la niñez colimense

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (11/10/2021).- De manera sigiliosa y a pesar de los programas sociales implementados en distintos sexenios, la desnutrición y las enfermedades relacionadas con la pobreza atacan a la niñez colimense causándoles limitaciones en su desarrollo físico, psicomotriz e intelectual.

La Encuesta  Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018, reveló que Colima es uno de los cinco estados del país con los porcentajes más altos de obesidad en menores de 12 a 19 años de edad.

Mientras que el documento sobre el ranking mundial de nutrición infantil, ubica al estado colimense como uno de los que retrocedieron en el combate a la desnutrición.

Aunado a lo anterior, la secretaría de Salud en el estado reveló que en el 2019 – antes de la pandemia por Covid-19- las enfermedades relacionadas con la pobreza fueron las principales causas que se atendieron en los centros de Salud.

El boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud Estatal expone que las enfermedades respiratorias agudas, intestinales y en las vías urinarias fueron el motivo de la mayoría de las consultas médicas.

La Organización Mundial de la Salud considera que las enfermedades en las vías respiratorias e intestinales están relacionadas con la pobreza, porque muchas veces, estas infecciones se agravan por  deficiencias nutricionales,  condiciones de higiene inadecuadas por la falta de servicios, como agua potable.

En el caso de Colima, el boletín epidemiológico expone que se atendieron 177 mil 270 pacientes por infecciones respiratorias agudas.

Dichas infecciones pueden afectar la garganta, los oídos y la nariz, y en casos más graves, podrían comprometer los pulmones y la vida de los pacientes, según información que ha manejado la propia dependencia sanitaria.

Según los datos que aparecen en dicho boletín epidemiológico anual, en Colima, Comala y Coquimatlán se registró un repunte de los casos por infecciones respiratorias agudas, en comparación con el 2018. Los datos que se manejan son los más actualizados, pues en el 2020 se registró la emergencia sanitaria por Covid-19 y la mayoría de los servicios médicos se concentraron en atender los casos sospechosos relacionados con el virus del SWAR-CoV-2.

La segunda causa de morbilidad tiene que ver con las infecciones intestinales causadas por otros organismos. El boletín epidemiológico muestra que hubo un total de 39 mil 630 diagnósticos por este padecimiento.

Este tipo de padecimientos afectan principalmente al estómago y los intestinos, generalmente están asociadas a parásitos, bacterias o virus que ocasionan diarreas en los enfermos, e incluso, cuadros de deshidratación.

LA DESNUTRICIÓN INFANTIL CRÓNICA

El pasado 16 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que los países de América latina –donde se ubica México- tienen las tasas más altas de desnutrición infantil crónica.

La misma Organización expuso que la desnutrición crónica ocasiona graves complicaciones en el desarrollo físico, psicomotriz e intelectual de los niños, “y eso es irreversible, porque los niños que sufrieron desnutrición crónica antes de los cinco años quedan con una cicatriz invisible que los acompaña para toda la vida” declaró en el 2018, Julio Berdegué, representante en América Latina de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

A estos niños les hicimos algo tan salvaje como cortarles una mano. El problema es que como la desnutrición crónica infantil es invisible, “no provoca un escándalo espantoso como lo causaría una mutilación física”, apunta en conversación con BBC Mundo en el 2018.

La misma FAO expone que  en los países como Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú, más del 50 por ciento de los niños que viven en el campo no come lo suficiente.

LA OBESIDAD Y EL SOPREPESO EN LOS INFANTES

En México, la obesidad y el sobrepeso afectan a 1 de cada 3 niños y niñas en edad escolar,  de acuerdo a los datos de la UNICEF.

En el caso de Colima, la entidad se coloca con el tercer porcentaje más alto de obesidad en los adolescentes y jóvenes menores de 19 años de edad, según la encuesta de Salud y Nutrición que realizó el INEGI en el 2018.

La misma UNICEF expone que la obesidad infantil puede conducir a la aparición temprana de diabetes tipo 2, estigmatización y depresión, “y es un fuerte predictor de obesidad y enfermedades crónicas no transmisibles en adultos, como hipertensión, enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer”.

La misma organización refiere que el sobrepeso se presenta de manera muy similar en todos los estratos de la sociedad, desde los más pobres hasta los más ricos y concluye que “la triple carga de la malnutrición: desnutrición crónica, deficiencia de micronutrientes y sobrepeso amenaza la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los niños, niñas y jóvenes, con implicaciones de orden social y económico a nivel de las comunidades y del país entero”.

*Ilustración: Propaganda del Gobierno de Colima.

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.