Connect with us

LOCALES

Días raros

Published

on

Compartir:

Columna
El puercoespín

En Colima estamos viviendo días raros. Es difícil definirlos y explicarlos porque parece que muchas cosas suceden y que nada sucede a la vez. Casi me atrevería a decir que en Colima el gobierno local está de más. El gobernador -legalmente Nacho todavía lo es- solo aparece en el Facebook para darnos el reporte de la pandemia o a comunicarnos si ya entregó la documentación para que se cubra la siguiente quincena. Es un verdadero fantasma que los sentimientos que provoca oscilan entre la lástima y la ira. Sus poses viajan de la hipocresía al cinismo y su credibilidad, si alguna vez la tuvo, está por los suelos. Su gobierno es un ente espectral que existe porque a todos nos conviene que exista un gobierno y prevalezca el orden.

Los dirigentes sindicales, particularmente los representantes de la burocracia que, dicho sea de pasó, lo demandó ante la procuraduría especializada contra la corrupción, ha tomado todas las posturas posibles: responsabilizó al gobernador por el desastre administrativo, luego elogió al presidente de la Republica, dio un giro y responsabilizó al Ejecutivo federal del no pago y procedió a manifestarse en Manzanillo para hacer sentir su presencia ante la autoridad federal, pero como no les pagan volvieron a manifestarse contra el gobernador, pero nuevamente dio un giro y, en su aniversario fundacional, convivieron con el secretario General de Gobierno para celebrar. En su frenética carrera de contradicciones fueron a ratificar la demanda ante la fiscalía especializada contra la corrupción. No saben qué hacer porque son el problema y teóricamente son los ofendidos. Sus complicidades los ata, los agravios contra los trabajadores de base los confronta. Mantienen una relación esquizofrénica de amor-odio.

Las contradicciones de los dirigentes sindicales es un transitar de bandazo en bandazo porque sencillamente no saben ser líderes en épocas de crisis reales de los trabajadores. No saben serlo porque nunca lo han sido.

Los maestros han permanecido callados, con el almanaque en mano tachando los días, uno a uno, para llevar la cuenta exacta de las quincenas que les adeudan porque no saben exigir sus derechos porque nunca los han exigido. Es una verdad que callan, pero remuelen en su cerebro porque es implacablemente cierta y vergonzante. Lo saben. La 39 debe renovarse, que no les quema ninguna duda: los dirigentes se van. La base tiene la palabra. 

Todos, dirigentes sindicales de los burócratas y de maestros, así como el gobernador, parecieran estar al pendiente del tictac de un reloj que, inexorablemente, marcará el día en que el gobernador se vaya y llegue un nuevo Ejecutivo para que sus quincenas vuelan a sus tiempos perfectos de los días primero y quince de cada mes como Dios manda.

Los diputados

La Carpa de Arrabal, en lo suyo, aprobando lo que sea necesario para que el próximo Ejecutivo gobierne “a la carta”. Previo pagos en efectivo y en especie (nuevos puestos en el gabinete, por ejemplo) estos aprobarán la nueva Ley Orgánica del Congreso y modificarán la estructura del Gobierno del estado para servir al titular del poder en turno.

Los cambios

El Congreso tendrá menos comisiones, algo así como 17 en lugar de 25, y el Gobierno del estado, tendrá 8 Secretarías en lugar de 17. El pretexto para hacer eso es reducir la plantilla de trabajadores y gastar menos en el Congreso, mejor conocido como Carpa de Arraba,l y en la estructura del Gobierno estatal.

Habrá despidos masivos de empleados de abajo, pero contratarán y basificarán a sus cuates con el visto bueno de los líderes sindicales. Se irán todos los aviadores para que la nómina alcance. Los secretarios cobraran la mitad, entre otras cosas. Dicen, pero yo no les creo. Como la mayoría de la gente. Habrá menos empleados, pera la nómina seguirá tan alta como siempre.

Pero los cambios son puro cuento, eso lo sabemos todos, lo dice la gente en el café, en el tuiter y en el feis. Hasta circula una lista de los 14 principales funcionarios que gozan de una mala opinión pública que la mayoría da por hecho que despacharán desde cualquier escritorio gubernamental.

Los achiques de Secretarías es un ardid muy conocido. Achicarán los membretes y la estructura, pero el gasto corriente seguirá creciendo para mantener a la bola de zánganos. El gasto seguirá siendo igual o superior. También lo sabemos todos.

La policía

La policía no tiene gasolina para patrullar las calles y están hartos de no recibir su pago, a tal grado, que ya le lanzaron un ultimátum al gobierno, su resolución, determinante y definitiva es que abandonarán el servicio, a partir del 16 de septiembre, si el gobierno del estado no cubre sus salarios. 

Esta situación es inédita pues los policías se estarían negando a prestar su servicio sin tratarse de un cuartelazo sino una llamada enérgica de atención a un gobierno ausente, es decir, a un desgobierno.

Los jueces

Resulta que los jueces no creen en el derecho y menos en los procesos judiciales, pues en lugar de demandar e iniciar un proceso judicial contra el Ejecutivo del estado han decidido realizar una marcha de protesta recorriendo la calzada Galván desde su sede versus la casa de gobierno.

Colima no tiene gobierno y no hay nadie que tome el mando.

Lo seguro

Lo verdaderamente seguro es que se enfilarán las baterías contra los trabajadores de base que cuentan con 10, 15 y hasta 20 años de servicio sin importarles a los machuchones sus familias y dependientes económicos. Son daños colaterales, dicen ellos, los machcuchones.

El sindicato, el gobernador y el gobierno entrante en algo ya se pusieron de acuerdo y fue en basificar a 233 elementos que ocuparán espacios de mandos medios, es decir, los responsables de la aplicación de las políticas públicas. Las demás personas no existen para ellos son objeto y moneda de cambio y les dirán adiós porque se les acabó la chamba. Su sensibilidad es cero humanismo.

Las malas lenguas hablan de que para el Partido de Encuentro Solidario ya les están apartando espacios en la Fiscalía General del Estado.

Los Verdes ocuparán los espacios donde se ubique a la otrora Secretaría de Turismo. Los Verdes se van a rayar. Todos llevan en su pecho un corazón tricolor. Para que el elefante reumático quede bien arranado.

Nacho y sus amigos tienen 233 espacios reservados, ya lo dijimos. Son puestos clave para el cambio, es decir, para que todo siga igual.

El viejo PRI de Mario Anguiano colonizará la Secretaría General de Gobierno, para garantizar el cambio cosmético.

Para el PANAL serán los espacios disponibles en la Secretaría de Educación Publica desde donde recrearán, o lo intentarán, si la sociedad los deja, los privilegios de los regímenes especiales a los que estaban acostumbrados con el viejo PRI.

Días raros 

Poco a poco voy entendieno estos día raros. Nadie se mueve ni dice nada porque todo está repartido; sin embargo, olvidan algo los políticos y sus partidos, este mundo ya giró, y Colima no es el mismo. Morena podrá haber maiceado a los Verdes, al PES y al Panal pero la sociedad tiene otros datos sobre la reputación de los políticos. Y estos días raros les caerán encima como una cascada fresca cuando reclamen su salida y los impacte en la cara con su rechazo. Estos días raros son el preludio de cambios fuertes en el gobierno burocratizado, porque la sociedad ya cambió.  

Son día raros porque nada vendrá, todo seguirá igual. Se sienten raros porque queremos cambios pero todo sigue igual excepto la esperanza que sigue incólume. 

En síntesis: el Congreso está ausente, no legisla, no fiscaliza ni llama al orden al Ejecutivo; el Judicial no cree en las leyes, ni los jueces creen en los jueces; y el Ejecutivo desde hace un mes no existe. Para colmar el vaso la gobernadora electa no le asume ningún liderazgo, sencillamente  porque carece de él.

La sociedad colimense está navegando en una ausencia total de poderes públicos. Si tenemos orden es producto de la inercia social, las buenas costumbres de una sociedad madura y el peso moral de un Ejecutivo federal que proyecta confianza.

La crisis de los poderes públicos es de tal magnitud que nadie sabe qué hacer. Solo a la distancia podremos ver con claridad el tamaño de esta crisis que su fuerza de gravedad tiene paralizados al actual gobierno y al gobierno electo –que sin entrar, este último- ya se  perfila una Indira inepta y espantada. Tiene motivos para estarlo, la crisis es enorme.

Espina uno.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación despanalizó el aborto y su resolución impide la criminalización de las mujeres que decida abortar y, además,  es un mandato para todos los jueces. México es otro desde el martes para acá. El martes quedó atrás un pedacito de la Edad Media mexicana, es decir, el martes quedó atrás un pedazo de la época Colonial. Ese pedazo de México de la Santa Inquisición nos lo quitamos de encima los mexicanos. Desde el martes la mujer es dueña y soberana de su cuerpo. Esta victoria de las mujeres es un poderoso mensaje para el gobierno electo de Colima. México y Colima son otros. Hacer política al viejo estilo del PRI no es opción.

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.