Connect with us

LOCALES

Tren Capacha

Published

on

Compartir:

Columna
El puercoespín 

Con la sola mención de la palabra tren siento emoción. Nuestra generación nació cuando la era de los trenes en México estaba en decadencia y los políticos modernistas-neoliberales estaban eufóricos con el desarrollo de autopistas para privilegiar el transporte vía carreteras con el solo objetivo de hacer negocio con el transporte de carga y de promover el automóvil  como una forma de movilidad privilegiada. El automóvil  lo impusieron, desde una visión posmederna, donde el individualismo era la meta ideal contraponiéndose a los esquemas colectivos y racionales de imaginar la movilidad. Por un lado impulsaban la preponderancia del automóvil y, por otro, hipócritamente impulsaban,  o mejor dicho, simulaban apoyar las luchas contra la contaminación y el uso excesivo e irracional de los combustibles fósiles.

En la década de los ochenta con la construcción de la autopsita Guadalajara-Manzanillo Colima vio crecer su industria turística sin precedentes y Manzanillo tuvo crecimientos espectaculares, tanto poblacional, como económico. Se trataba del inicio del periodo neoliberal encabezado por el presidente Miguel de la Madrid.

Pero llegó al era de los noventa y Ernesto Zedillo privatizó los trenes y estos fueron comprados por empresas extranjeras quienes eliminaron los trenes de pasajeros porque su negocio lo concentraron en el transporte de carga, ya que, el transporte de pasajeros –según ellos era altamente competido por el sistema de autobuses-. El caso es que al tren se lo llevó la historia y mi generación ya no viajó en tren. 

Hoy los muchachos no conocen la hermosa ruta hacia Guadalajara por el sistema de barrancas que existe entre Colima y Ciudad Guzmán. Si acaso, un puñado se subió al Colimote que fue el último tren de pasajeros que más que un sistema de pasajeros era la nostalgia hecha tren.

Comentan que la Secretaria de Comunicaciones y Transportes solicitó 40 millones de pesos para iniciar los estudios de preinversión para la construcción de un tren regional que iría de Colima a Manzanillo, es decir, de una extensión de 100 km aproximadamente. Y se trataría de un tren ligero. “Se busca que la elaboración de los estudios (oferta-demanda, impacto ambiental, ingeniería ferroviaria y legal, entre otros) se concreten el próximo año”, según dieron a conocer diversos portales de información y el periódico de circulación nacional El Economista.

Según trascendió, con la información técnica que se obtenga de los diversos procesos de licitación que emprenderá la SCT, se analizará la pertinencia de implementar un tren interurbano desde el municipio de Colima hasta el de Manzanillo (en la ciudad portuaria de Manzanillo), con una visión de conectividad y accesibilidad integrada en beneficios de las personas.

En su análisis de situación, se detalla que la concesión de la infraestructura ferroviaria en Colima la tiene actualmente Ferromex bajo un esquema de operación a 50 años, a la que le restan 13 años, aproximadamente, lo cual considerando el artículo 101 del Reglamento del Servicio Ferroviario: “En el tránsito de trenes se dará preferencia al transporte de pasajeros regular”, no impide aplicar un esquema mixto (pasajeros y carga) de operación.

Es casi cotidiano comentar, ver, leer y escuchar en los chats, en el feis, entre colimenses la cantidad elevada de accidentes en la autopista (GDL-Manzanillo) que la población ya la conoce como la Carreta de la muerte.

Este proyecto del tren ligero que, se ve muy lejano hoy en día, podría volverse realidad como una solución real al problema de la congestionada autopista y una solución de movilidad entre la zona metropolitana de Colima y Manzanillo, pero también, como un detonante del turismo en el bello puerto de Manzanillo.

Un tren ligero, para mí, sería en Colima un mini Tren Capacha (frente al Tren Maya). En el sureste tendrían su Tren Maya y nosotros un Tren Capacha. Todo es posible.

Para mí, un tren, hoy en día, gravita entre la nostalgia y el futuro. Espero que este sueño del tren ligero llegue como una opción de desarrollo y movilidad con seguridad. ¿Por qué no? Hoy tan solo es un sueño.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.