Connect with us

LOCALES

Quítale el freno al cambio

Published

on

Compartir:

Columna
El puercoespín  

Vicente Fox, en las elecciones intermedias utilizó el lema “Quítale el freno al cambio” para convocar a los ciudadanos a ganar mayoría en el Congreso y poder hacer los cambios legislativos necesarios para continuar con la transformación –según él-  que el país requería. La historia nos dice que Fox perdió las intermedias y la gente terminó llamándole mesero por aquello de que se hizo pendejo con el cambio.

La propaganda de Fox y del PAN terminó siendo fallida porque en la frase subyace la idea de que es la sociedad, y no el gobierno, quien no estaba haciendo lo suficiente para transformar a la sociedad. El resto es historia. El PAN impuso a Felipe Calderón en la presidencia, reviviendo el fraude patriótico, y tan solo dos sexenios permaneció el Prian en poder porque el tsunami de 2018 los puso en su lugar. Cuando toda esperanza parecía haber desaparecido y los abusones, parecía, que no tenían rival político terminaron siendo barridos por una sociedad profundamente agraviada y abusada.

La consulta para enjuiciar a los ex presidentes lanza muchos mensajes: primero, que existe una fuerza muy importante de ciudadanos que no se quiebra a las primeras de cambio y está insistiendo en que la justicia llegue a los más encumbrados en la política, los ex presidentes; segundo, el sí ganó con el 97% de los votantes; tercero, el INE  es una organismo autónomo que ya perdió su eficacia; cuarto, México no acepta las provocaciones de transitar hacia la violencia política; quinto la democracia participativa arrancó, débilmente, pero llegó para quedarse y; sexto, la oposición cuando aparenta ganar, en realidad, más cava el foso donde yacerá. 

México cuenta con una fuerza muy sólida (siete millones de votantes) que está muy convencida que la justicia debe alcanzar a todos los ex presidentes y que la impunidad solo podrá ser derrota por la vía de la aplicación de la ley. Ni la propaganda de los medios de comunicación masiva, controlados por los más ricos de este país, pudieron hacerlos desistir de realizar este ejercicio democrático.

El sí ganó arrolladoramente. El problema es que no alcanza el número de participantes suficientes para hacerla vinculante, ni modo, aquí la derecha se anota una victoria pírrica. Pero es una muestra del sentir de toda una nación. El problema es que la población fue apática y no supo o no quiso o no creyó en la consulta. Aquí la derecha conservadora supo inhibir y desalentar a los votantes. Aquí también tuvo parte la culpa el mismo presidente que subestimó el valor de su voto pues él dijo que votaría no. Y no olvidemos que en México el presidente es el jefe del Estado y preside el gobierno al mismo tiempo. Muchos mexicanos vieron ante la actitud del presidente, quien está obligado a aplicar la ley, falta de voluntad polítca; por lo tanto, dedujeron que estaba de más votar porque quien aplica la justicia no se veía con muchas ganas de aplicarla, además el fiscal General de la República no ha estado muy eficiente en la persecución de los delincuentes políticos. El sí mayoritario ahí está como fiel testimonio de una actitud de una gran cantidad de mexicanos.

El INE estuvo en su papel obstaculizar, frenar y disuadir, además de repetir sus acciones destructoras que responden a los poderes fácticos que todavía no se van. Al INE se le va a derrotar con votos y más votos, como sucedió el 2018, la receta la conocemos y se les volverá aplicará en su momento.  

El haber votado siete millones de mexicanos en una consulta que los poderosos, adinerados y corruptos intentaron reventar es una gran proeza. Ahí están la Alianza Federalista de gobernadores que en Tamaulipas intenta, día con día, con sus provocaciones transitar por la vía de la violencia; el gobernador de Michoacán usando recursos públicos y desatendiendo sus funciones para provocar al gobierno federal; el gobernador de Guanajuato sin procurar justicia para aumentar la violencia nacional; el gobernador de Jalisco aumentando impuestos a los autos que ingreses de otras entidades y; el gobernador de Colima dejando sin salario a ocho mil familias. Todas las anteriores acciones son provocaciones que tiene un solo sentido, provocar una respuesta violenta de todos, pero de los agraviados en particular. 

Después del fraute de 1988 se vivió una violencia soterrada que causó muchos muertos en el país; después del fraude 2006 se buscó también una reacción violenta de los ciudadanos y poder usar la fuerza pública para disuadirla (uso legítimo de la fuerza del Estado le llaman eufemísticamente)  y no ocurrió así. La sociedad resistió y a golpe de votos recuperó al gobierno. Y en el 2021 la democracia participativa nació pequeña pero nació con una legitimidad y una fuerza moral y política enormes.

La derecha al lograr que no se llegase al 37% de participación ciudadana y sus resultados no fueran vinculatorios se cree ganadora y lo es, pero es una victoria pírrica. La disputa por la nación es fuerte y las resistencias de los corruptos también. Quieren llevar la disputa al campo violento, pero no lo van a lograr, la vía es pacífica.

La derecha está decidida a frenar la democracia en todas sus formas y expresiones de los ciudadanos depende de que ello no ocurra. La democracia participativa ya nació y eso es lo profundamente rescatable.

La derecha dice que la ley no se consulta sino que se aplica. El gobierno de Lopez Obrador si quiere llegar fortalecido a la votación de la revocación de mandato debe cumplirles sus deseos, y ojalá, estos luego no salgan con sus estúpidas cantaletas de decirse presos políticos cuando lo que en realidad serán políticos presos. El deseo se les cumplirá para que el cambio continúe pues si el gobierno de Morena no les aplica la ley la gente los va a cambiar. El PAN se sintió imbatible y promovió la corrupción, el resultado fue que la gente lo botó del poder. Aquí en México los únicos que le ponen freno al cambio son los políticos y cuando eso sucede la gente los cambia por otros. Con paciencia pero los cambia. 

Espina uno.- Para variar Colima estuvo entre los estados que menos votación recibieron en la pasada consulta. ¿Será porque los dirigentes del Panal, Partido Encuentro Social y el partido Verde, en ningún momento se les vio haciendo campaña por el sí? Pero eso sí, buscando el hueso en el próximo gobierno están muy activos. La politiquería está a todo lo que da. No cabe duda el hueso es primero.

Espina dos.- Todo indica que el primer año de la gobernadora electa será muy austero pues el gobierno de Nacho, del cual ella formó parte, le quitará las participaciones para pagar a los trabajadores y; por tanto, todos los proyectos se hicieron humo; además, cuentas las malas lenguas, que Nacho pagó a los bancos la deuda a corto plazo para no violar la ley de Disciplina Financiera y así no quedar a disposición de los tribunales federales y evitar la cárcel, al no pagarles a los trabajadores podría ser denunciado ante los tribunales locales y todo quedaría en familia. Listo el muchacho, según  las lenguas viperinas. 

Espina tres.- En el Congreso todos están echando maromas, por no haber hecho su trabajo en su momento y por haber sido tape de Nacho. La desesperación de los miembros de la Carpa de Arrabal es mucha porque los ojos de todos los colimenses los observan. PRI, PAN, PANAL, VERDE y parte de Morena fueron responsables por no vigilar en su momento al Ejecutivo. 

Las malas lenguas toman la tribuna y dejan correr la versión que Guillermo Toscano, Julio Anguiano y Carlos Farías y todos los partidos de oposición volverán a tomar el Congreso a punta de pistola, con la ayuda del secretario General de Gobierno, –como lo hicieron para aprobar el crédito de 750 millones de pesos- para arreglar el asunto. Si ellos lo descompusieron pues que ellos lo arreglen. Eso sería lo justo.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.