Connect with us

LOCALES

El Colima de los agachados

Published

on

Compartir:

Avanzada documentó durante un poco más de cinco años el latrocinio que se realizaba frente a todos sin que el Poder Legislativo lo impidiera, la burocracia lo contuviera o la sociedad se indignara.
Es comprensible que ahora, cuando el dinero que debería existir no está, los afectados reclamen lo que a su interés convenga, pero tenemos un pequeño problema.
El esquema de “patear el bote” (arrastrar el problema) a otra administración es el que nos tiene hundidos como Estado, y es que, desde con Mario Anguiano Moreno nos faltan $515,000,000.00 (quinientos quince millones de pesos) y es que pasaron seis años y no supimos qué le hicieron a ese dinero que a la postre convirtieron en deuda pública.
Es el caso que ahora, con el Maestro en economía, egresado de la Universidad de Essex, mejor conocido como “Nacho”, dice que pagó $1,000,000,000.00 (un mil millones de pesos) a banqueros porque la ley de disciplina financiera lo obliga, pero ¿qué hizo con semejante cantidad de dinero, dónde está, alguien la ha visto?
La respuesta lógica sería que nadie sabe dónde están, sin embargo, podríamos preguntarles a los doctores y apuesto dos a uno que tampoco lo sabrían, de los diputados mejor no digo nada, esos “agachones” pasarán a la historia sin pena ni gloria.
Los que sí podrían arrojarnos luz serían los burócratas, esos seres que hacen acto de presencia en las oficinas de gobierno y permanecen en un horario para luego cobrar su salario.
La decepción de todo esto es Indira Vizcaíno Silva, la señora continúa tomándose “selfies” pero no toma con seriedad la gravedad del asunto. Debería impedir que “Nacho” consiga recursos con la federación, comprometiendo desde este momento el futuro de su administración, son mil MDP que faltarán y recrudecerán aún mas la gravedad de las finanzas estatales.
Martín Flores Castañeda, Heriberto Valladares y el titular del Poder Judicial del Estado de Colima juegan un papel preponderante en el control de los empleados. Resulta indigno que los antes mencionados no judicialicen el tema. Evidentemente no les importa el futuro del Estado, lo único relevante es recoger parte del botín.
Es por este motivo que los colimenses deberíamos repensar la necesidad de “pagar quincenas” comprometiendo el futuro de Colima, ¿qué sentido tiene que “adelanten participaciones” para cubrir quincenas si a la burocracia no le importa el latrocinio que se cometió? En otras palabras, primero que nos expliquen el destino de cada centavo faltante, para fincar responsabilidades, cobrar a quienes lo tengan y posteriormente valorar la permanencia de una burocracia tan robusta.
De la sociedad colimense esperaría una reflexión profunda del tema. Basta ya de tolerar a partidos políticos que escupen candidatos emanados de acuerdos inconfesables entre personas indeseables.

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.