Connect with us

LOCALES

Proyectos de gobierno y su realidad

Published

on

Compartir:

Columna
El puercoespín 

La forma de concretizar los programas y los proyectos de cada expresión política tiene en los gobiernos locales una fiel fotografía, ahí está su visión del país y de lo que harían con éste en un eventual triunfo a nivel nacional, o sea, de conquistar la presidencia. 

La visión naranja

Jalisco es la expresión, ahora, de lo que sería Movimiento Ciudadano a nivel nacional. Su concretización se da en Enrique Alfaro que ha mostrado ser un hombre de impulsos, arrebatos y expresiones contestatarias, antes que de programas y proyectos. Su punto original es establecer una diferencia con el Ejecutivo federal, a toda costa, para establecer contrastes, así sean, buenos o malos, lo primordial es el contraste. 

En la pandemia adelantó los tiempos de confinamiento y trató de cambiar toda la agenda de salud, y falló, porque el ritmo de la pandemia respondió a las proyecciones realizadas por el Gobierno de México, la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud. Enrique Alfaro terminó por llevarse entre las patas el prestigio de la Universidad de Guadalajara, específicamente a su área de ciencias de la salud.

Su proyecto regional de imponer su propia agenda de salud, basado en la realización de pruebas de control e inmovilización de la actividad productiva que, consecuentemente requería de endeudamiento, por las decisiones drásticas, terminaron por desarticular a la Alianza Federalista y dejaron al estado de Jalisco endeudado. Producto de su ambición de poder y visión equivocada de la realidad. Como consecuencia los jaliscienses tendrán que pagar un nuevo impuesto –vía multas- y los potenciales visitantes de la entidad también cargaran con las deudas de un gobierno que actuó en forma precipitada. 

La otra expresión concreta es Nuevo León, apenas es incipiente y su gobernador electo es un insipiente. Por lo pronto su llegada está marcada por la trampa, el lavado de dinero y la probable intervención del narco. Todo, aparentemente, orquestado desde la Perla Tapatía. 

La visión azul

Exceptuando los gobiernos desastrosos de Vicente Fox y Felipe Calderón, actualmente, el PAN tiene tres expresiones en la vitrina política que muestran lo que es y propone para la nación: Guanajuato, Tamaulipas y Querétaro.

Guanajuato es el ejemplo mismo de cómo se puede ser tan ineficiente en seguridad pública y se persiste en acentuar el fracaso como forma de gobierno. Guanajuato con la instalación legal del procurador con tiempos transexenales es el ejemplo más acabado del  compromiso del gobierno estatal con el crimen organizado. Guanajuato tiene un procurador que ha permanecido legalmente a través de dos sexenios y su permanencia  parece responder más a un pacto con los criminales que como una forma de ponderar el trabajo secular del buen desempeño policiaco. Guanajuato es la expresión de cómo el gobierno estatal está aliado con el crimen organizado y está dando resultados para los criminales y los políticos, pero no para los ciudadanos.

En Tamaulipas está instalado el narco y tiene en los políticos su brazo más operativo y cínico que los tiempos inmediatos nos pueden ofrecer. Diputados federales, senadores, dirigentes de partido, diputados locales y sociedad política federal y local del PAN están ofreciendo la más formidable y cínica defensa de un narcogobernador. Tamaulipas es el ejemplo más acabado del cómo los dirigentes panistas y sus políticos en cargos públicos están dispuestos a usar el poder y los dineros públicos para delinquir.

Querétaro es su expresión más amable del PAN. En Querétaro el PAN tiene su cara más amable y fina, pues su sociedad política es más exquisita y sofisticada. Su actual gobernador fue un operador de los moches para imponer una reforma energética que le quitó al Estado la soberanía sobre  los recursos energéticos y puso en riesgo la viabilidad del país al no contar con el dominio sobre los recursos energéticos del país. Si el actual gobernador no está en la cárcel es debido a la lentitud con la que opera la Fiscalía General de la República, pero la corrupción galopa a todo lo que da entre la sociedad política panista queretana.   

La democracia no es plana ni sincrética, sino todo lo contrario, es capaz de mostrarnos las diferencias de cómo se gobierna y cuáles son los tipos de sociedades que pretenden desarrollar cada uno de los partido políticos. Cada vez las sociedades regionales nos muestras las diferencias y podemos ver con claridad que sí hay diferencias diametrales entre los partidos políticos. 

En Coahuila el PRI, con Miguel Riquelme como gobernador,  clarifica su posición a favor de los poderosos al manifestarse a favor de los empresarios y poner en segundo lugar a los ciudadanos más vulnerables. Riquelme no está de acuerdo con el proyectos de Gas Bienestar. Textualmente dijo: “Es una falta de respeto para los empresarios instalados en Coahuila.” Miguel Riquelme sin ningún pudor declara que para él son más importantes los empresarios que la mayoría de los ciudadanos de su estado. El PRI hace mucho tiempo que dejó ser parte de las mayorías y se pasó del lado de los depredadores.  

Así las posturas de los partidos y sus proyectos con la claridad de sus acciones, más allá de las palabras y las declaraciones políticas. 

Espina uno.- El 25 julio Alfonso Durazo, gobernador electo de Sonora, tuiteó: “Repruebo todo acto de violencia, como lo ocurrido en Magdalena. Solicito al gobierno del estado y a la fiscalía del estado que, por conducto del comité de transición, se nos mantenga al tanto para que, llegando el momento de nuestro encargo, tengamos la información que nos permita actuar con responsabilidad.” Durazo es un ejemplo de cómo se hacen las cosas y desde antes de asumir su responsabilidad constitucional está tomando la responsabilidad de facto. Mientras en otras entidades las y los gobernadores electos andan en la baba.

Espina dos.- ¿Te imaginas a un cirujano que le dejen cometer homicidios en el quirófano? ¿Arquitectos pidiendo construir edificios que se derrumben? ¿Cocineros reclamando sus derechos a envenenar? Pues hay periodista enfadados porque no les dejan mentir, no equivocarse, ojo, mentir. Es un excelente tuit que publicó José Soto en la red y la verdad está muy bueno. Los chayoteros cada vez están más estúpidos por falta de moches.

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.