Connect with us

LOCALES

Las autodefensas ante la omisión del Estado para garantizar la seguridad

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (20/07/2021).- La violencia cotidiana y el riesgo de convertirse en víctima, obligó a pobladores de diversos lugares a organizarse y enfrentar al crimen organizado con recursos propios ante la falta de respuesta del gobiernos estatales o de la federación.

Este fin de semana y ante el incremento de los hechos delictivos en Chiapas cientos de ciudadanos de la población de Pantelhó se organizaron y formaron el grupo “El Machete”, que según anunciaron combatirá la incursión de cárteles del narcotráfico en las comunidades mayormente indígenas de la zona montañosa de Chiapas.

Las personas están armadas con rifles, pistolas, machetes y se comunicaron con la población en las diferentes lenguas indígenas que se hablan en la zona. 

Las autodefensas surgieron en Michoacán en el 2013 cuando en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, conocido como la Ruana las personas se organizaron, desarmaron a los policías municipales, les quitaron dos patrullas y así formaron su propio grupo de seguridad que se encargaría de  combatir al crimen organizado. 

Los inconformes con la actuación del gobierno en materia de seguridad expusieron que estaban cansados de las extorsiones, asesinatos, secuestros, asaltos y violaciones de las mujeres sin que la autoridad hiciera nada para garantizarles la protección que necesitaban. Ese mismo día, en Tepalcatepec surgió otro grupo de ciudadanos armados que advirtieron defenderían su territorio del crimen organizado.

En septiembre de 2015, el profesor investigador de la UAM Xochimilco, Enrique Guerra Manzo publicó un ensayo titulado: Las autodefensas de Michoacán. Movimiento social, paramilitarismo y neocaciquismo, sentenció que en el 2014, las autodefensas se extenderían a toda la Tierra Caliente, a la Sierra, la Costa e incluso a municipios fuera de estas regiones. “Se trataba de un movimiento social que clamaba por resolver un agravio que aquejaba a la población michoacana: su derecho a la seguridad y a una vida digna”. 

En el mismo escrito, el investigador Guerra Manzo,  que documentó el inicio de las autodefensas,  expuso: “los comienzos del movimiento fueron difíciles y tuvieron que soportar la embestida de Los Caballeros Templarios, quienes usaron todo su poder e influencias para tratar de desbaratar al movimiento: publicidad, marchas, el rechazo del gobierno del estado a las autodefensas (en mayo de 2014 la sociedad se enteró de que el secretario de gobierno y por varios meses gobernador interino, Jesús Reyna, estaba coludido con el líder de la mafia, La Tuta) bloqueo a La Ruana y a Tepalcatepec, y en especial, su fuerza armada”.

“¿Cómo pudieron las autodefensas resistir esta ofensiva? Se puede decir que entre febrero y abril prácticamente estuvieron solas, y a partir de mayo de 2013, cuando el presidente Enrique Peña Nieto decide enviar un fuerte contingente militar a la región, mantuvieron una relación errática con el ejército: en ocasiones desarmaba y encarcelaba a algunos de sus miembros y en otras toleraba su existencia, pero no les ayudaba ante los embates de Los Templarios” expuso el académico.

En su ensayo, el investigador de la UAM-Xochimilco refirió que el principal objetivo de las Autodefensas era tomar Apatzingán, el corazón del poder templario. “Si bien se había logrado una mejor coordinación con el ejército, estaba claro que algunas autodefensas no eran aceptadas, especialmente si mostraban claros rasgos sociales. Ese fue el caso de la de Aquila. Aquí la autodefensa golpeaba el poder de una poderosa empresa minera. Y ello la llevó a ser reprimida”. 

El grupo de autodefensas de Aquila era comandado por Cemeí Verdia Zepeda, quien advirtió en varias ocasiones que los Templarios que estaban sacando fierro de Michoacán se estaban refugiando en Colima, la misma advertencia la hizo otro líder de autodefensas, el fallecido José Manuel Mireles. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, Mireles y Verdia Zepeda fueron encarcelados, el primero acusado de transportar droga y el segundo de homicidio. 

A pesar de la cercanía con Michoacán, en Colima no se tiene documentado el surgimiento de ningún grupo armado. 

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.