Connect with us

LOCALES

El juicio a los ex presidentes es una bofetada a la impunidad

Published

on

Compartir:

Columna
El puercoespín

Muchos ciudadanos mexicano sueñan con ahorcar a Carlos Salinas de Gortari porque fue el gran cínico que destruyó el Estado de bienestar; otros tantos, quieren fusilar a Ernesto Zedillo Ponce de Léon porque las deudas de los ricos las convirtió en deuda pública, y hoy, los pobres la están pagando y cuelga buen trecho para liquidarla; gran cantidad de mexicanos, indignados, quieren quemar en leña verde al bocón de Vicente Fox por haber traicionado a la democracia, por haber enriquecido a los hijos de Martha Sahagún y después de haber sacado al PRI de Los Pinos los volvío a meter; una masa enorme de nacionales quieren meter en la cámara de gases a Felipe el Borolas Calderón por haber iniciado una guerra contra los narcos, y él terminó siendo parte del narco, y al país lo involucró en una espiral de violencia que no sabemos y no hemos podido detener; millones de mexicanos quieren aplicarle una inyección letal a Enrique Peña Nieto por toda la corrupción que potenció como la Estafa Maestra y el caso Odebrecht.

Sin embargo, la mayoría de los mexicanos, incluso los que tienen deseos como los anteriormente expresados, sencillamente deseamos que los enjuicien.

Los derechistas, conservadores y reaccionarios dicen que la consulta es:

– Un engaño;

– Una farsa;

– Una cortina de humo;

– Un artificio político;

– Atole con el dedo;

-En un país de leyes los delitos se castigan, no se consultan; y

– Un tiradero de dinero, entre otros argumentos ingrávidos.

A todos los que esgrimen argumentos livianos como los anteriores en el fondo aborrecen que la gente sea tomada en cuenta, vomitan a la democracia, deliran frente a las opiniones de los demás (y mueren de coraje si los opinantes son gente pobre) para ellos solo existe su opinión y la de los demás les importa un bledo. Su opinión es, y ha sido, tan importante como el tamaño del fracaso del régimen encabezado por el Prian.

No quieren consultan ni democracia participativa porque creen en el autoritarismo –claro bien barnizado de democracia- y creen en el pensamiento único, así como ser destinatarios únicos de los recursos económicos del Estado.

La impunidad, la hermana bastarda de la corrupción, es y ha sido la reina de México y su premisa máxima radica en lo intocables que han sido los ex presidentes. Si las leyes se aplicaran desde hace muchos años varios de estos bastardos estarían en la cárcel.

Votar en la consulta es darle una bofetada a la impunidad.

Veamos cómo se está comportando el Poder Judicial con los ex criminales, pues más tarda la fiscalía General de la República en aprehenderlos que ellos conseguir un amparo y pasearse muy cínicamente por las calles. La impunidad es su mejor aliada.

Votar en la consulta para enjuiciar a los ex presidentes es darle más poder moral y político al actual gobierno para enjuiciar a los asesinos y ladrones que se han amparado en la impunidad para saquear a México.

La consulta es un ya basta a la impunidad. Es la defensa de la esperanza, de ser tomados en cuenta por un Estado que nunca nos ha visto.

Quienes defienden directamente, o de manera velada y vergonzante a la corrupción, están en su facultad, pero no tienen derecho a obstaculizarnos, a la mayoría, la oportunidad histórica de enjuiciar a los ex presidentes.

Enjuiciarlos es la lucha por pacificar nuestro país. 

Espina uno.- El verde está en reuniones con la virtual candidata ganadora de la gubernatura de Colima por Morena. Por si alguien tenía dudas el Primor está en acción. Virgilio Mendoza y Gaby Benavides publicaron en el feis que están en pláticas por el botín a la vista. Perdón, por la instrumentación de políticas públicas de favorezcan a los menos desfavorecidos… o cómo iba…

Espina dos.- Luis Cárdenas Palomino es un “psicópata”, hizo una “mancuerna diabólica” con Genaro García Luna, tenían el control de los secuestros en México, me dice en entrevista Javier Herrera Valles, ex comisionado regional de la Policía Federal. Publicó en tuiter el periodista Jorge Armando Rocha. 

Luis Cárdenas Palomino, mano derecha de Felipe Calderón, fue capturado y encerrado en la cárcel de alta seguridad del Altiplano.

Por estas cosas y para poder ver a Felipe Calderón en el bote voy a votar en la consulta para que se les enjuicie a todos los ex presidentes. 

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.