Connect with us

LOCALES

Covid-19: ¿Cuál es la vulnerabilidad educativa de Colima?

Published

on

Compartir:

La pandemia por COVID-19 no solamente ha impactado en la salud pública, también en el ámbito educativo se registran situaciones importantes que han generado una transformación vertiginosa en la práctica educativa. En este sentido, se han publicado diversos estudios y estimaciones de organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas para la Educacion, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Banco Mundial, entre otros organismos, acerca de que el proceso de enseñanza-aprendizaje ha reducido su efectividad al estudiar en línea.

Derivado de lo anterior, el Centro de Estudios Espinoza Yglesias publicó un estudio acerca de las vulnerabilidades, amenazas y riesgos en las entidades federativas de México por la presencia del COVID-19, las condiciones de vida y los recursos del sistema educativo. En un primer momento, el estudio señala que la amenaza al sistema educativo fue el COVID-19, la vulnerabilidad son las condiciones de los estudiantes y del propio sistema educativo, y finalmente el riesgo es la reducción del desempeño educativo producidos por los elementos mencionados.

De acuerdo al estudio, el riesgo en el desempeño educativo está ligado con las desventajas y desigualdades que se viven en los hogares y la debilidad de las escuelas para reaccionar ante la situación. Se tiene evidencia que los estudiantes que cuentan con desventajas económicas, familiares y conectividad, tienen una mayor posibilidad de tener un bajo desempeño escolar y que sus logros educativos sean menores. Lo anterior, produce una problemática llamada movilidad educativa intergeneracional, lo cual se traduce en que los hijos continúan con la desigualdad educativa de sus padres, es decir, se mantiene de una generación a otra, por ejemplo, si los padres tienen como nivel máximo de estudios la secundaria, sus hijos solamente alcanzarán ese nivel y no escalará a niveles educativos superiores, como son el bachillerato y la licenciatura.

Para fines de calcular el índice de riesgo educativo, algunos de los indicadores que se toman en cuenta son los siguientes:

  • Contribución a la población entre 6 y 24 años que pertenece al quintil con menor escolaridad para la edad.
  • Porcentaje de viviendas sin televisión.
  • Porcentaje de viviendas sin computadora. 
  • Porcentaje de viviendas sin acceso a Internet. 
  • Servicio móvil de acceso a internet por cada cien habitantes. 
  • Porcentaje de población en viviendas con madre soltera como jefa de familia.
  • Promedio de hacinamiento en la vivienda (número de residentes por cuarto).
  • Tasa neta de matriculación.
  • Tasa de abandono escolar. 
  • Tasa de absorción escolar.
  • Relación alumnos por maestro. 
  • Gasto en educación per cápita (pesos corrientes de 2020).
  • Número acumulado de contagios confirmados 
  • Número acumulado de fallecimientos confirmados.

Los resultados de los indicadores a considerar, señalan que la entidad con mayor vulnerabilidad educativa es Chiapas y la de menor es la Ciudad de México. Por su parte, Colima se ubica en el lugar 27, lo que se traduce en las entidades federativas que presentan condiciones relativamente mejores. Aunado a lo anterior, con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), se elabora el índice de vulnerabilidad personal, en el que se coloca a Colima como nivel medio de vulnerabilidad, los estados del sureste tienen alto nivel de vulnerabilidad y solamente Ciudad de México, Sinaloa, Yucatán y Tamaulipas presentan un mejor desempeño de sus sistemas educativos.

En relación al índice de amenaza y riesgo al desempeño educativo por COVID-19, indicador que toma en cuenta contagios y fallecimientos que se han presentado y que por ende trae como consecuencia el cierre de actividades presenciales, entre ellas las actividades escolares, pone a la Ciudad de México, Baja California Sur, Tabasco, Coahuila y San Luis Potosí con factor de riesgo alto, en cambio con riesgo bajo se ubica Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Estado de México y Morelos, donde los contagios y fallecimientos se han presentado con muy baja intensidad. En cuanto a Colima, se ubica en el lugar 17 de amenaza y riesgo por COVID-19.

Referente a los indicadores de movilidad, un dato que llama la atención, es que Colima forma parte de las entidades federativas que presentan una mayor desigualdad de oportunidades asociadas a las condiciones educativas, lo que quiere decir que dos de cada tres estudiantes de secundaria no son capaces de leer o comprender textos adecuados para su edad. Y como es sabido, el rezago es acumulable, lo que le traerá problemas no solamente en su trayectoria académica, sino también en la laboral, económica y social. Aunado a lo anterior, el estudio pone a Colima en el mapa de desigualdad baja, es decir, es muy probable que exista persistencia con las condiciones de origen, donde los hijos no alcancen un nivel educativo superior al de sus padres.

De manera concluyente, el estudio señala que Colima es uno de los estados con menores indicadores de riesgo educativo, sin embargo, presenta una importante desigualdad de oportunidades por las condiciones educativas de origen, y bajo esos criterios se debe considerar el regreso a las aulas para tratar de recuperar la movilidad educativa.

Finalmente, el documento plantea que los sistemas educativos tendrán mucho por hacer, en primer lugar, identificar cuál es la situación real del nivel de aprendizaje de los alumnos, por lo que deberán aplicar pruebas estandarizadas tipo PISA u otros instrumentos para ese fin, para posteriormente aplicar estrategias específicas dirigidas a los estudiantes desfavorecidos.

Fuente:

De la Torre, Rodolfo (2021). Vulnerabilidades, amenazas y riesgos de salud en México. El caso del COVID-19 en las entidades federativas. CEEY https://ceey.org.mx/wp-content/uploads/2021/06/04-De-la-Torre-2021.pdf

Colaboradores: Hesed Cisneros, Hugo López, Elmer Rodríguez, Saúl Gutiérrez, Gabriel Bravo y Christian García docentes en el nivel medio superior de la Universidad de Colima. Ricardo Pinto adscrito al Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Colima

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.