Connect with us

LOCALES

Candidatos intentaron persuadir al electorado mediante la manipulación de las encuestas

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (10/06/2021).- Tomando como base el resultado de la encuesta de salida de la empresa Massive Caller, que le daba medio punto de ventaja sobre la morenista Indira Vizcaíno Silva, la candidata de la coalición PRI-PAN-PRD, Mely Romero Celis, anunció y prácticamente festejó su “triunfo” en la elección por la gubernatura, alrededor de las 8 de la noche del pasado domingo 6 de junio.

Acompañada del presidente estatal del PRI, Arnoldo Ochoa González —quien también se mostró triunfalista—, y de militantes de su partido, la candidata priista hizo a la vez un llamado a sus representantes de casilla a cuidar los votos durante el conteo que ya se había iniciado en toda la entidad.

Menos de dos horas después, los organismos electorales dieron a conocer los resultados de un conteo rápido que le daba el triunfo a Indira Vizcaíno por una diferencia de alrededor de cinco puntos porcentuales, que finalmente se confirmó al cierre del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Este miércoles 9, el director de la encuestadora Massive Caller, Carlos Campos, ofreció disculpas a las personas que confiaron en sus encuestas electorales, ya que “en algunos casos fueron erróneos” y porque “algunas mediciones no reflejaron la realidad electoral”.

Mediante un video, Campos señaló: “Ofrecemos una disculpa y pedir perdón a aquellas personas que creyeron en nuestro trabajo, que asumieron como verdaderas nuestras mediciones y lamentablemente estas no reflejaron la realidad electoral”.

Sin mencionar el caso de Colima, el directivo de la encuestadora destacó que los errores ocurrieron en los estados de Baja California Sur, Sonora y San Luis Potosí, en donde los pronósticos y el resultado oficial fueron “diametralmente opuestos”.

Prometió que seguirán trabajando en las próximas elecciones y “estudiaremos a fondo las razones que nos llevaron a medir erróneamente estos casos y a aprender de nuestros errores para mejorar el trabajo que hacemos”.

Sin embargo, el caso de Massive Caller fue sólo uno entre decenas de encuestas que equivocaron, de manera voluntaria o involuntaria, los resultados de la elección a lo largo de la campaña y, por lo tanto, engañaron a los electores.

Es el caso también de la encuestadora “Mitofsky”, quien publicó en su portal en internet las “tendencias electorales” rumbo al 06 de junio en el estado de Colima, en el que daba el 41 por ciento de ventaja a Indira Vizcaíno y a Mely Romero el 19, cifras que en los hechos resultaron falsas.

Según detallaba, se encuestaron viviendas y se realizaron 1,000 entrevistas, en el periodo comprendido del 27 al 29 de mayo de 2021.

En el apartado de la preferencia electoral, la casa encuestadora preguntó “si el día de hoy fuera la elección para Gobernador de Colima, ¿por cuál partido o candidato votaría?, según reveló utilizaron una simulación de boleta y una urna electoral.

El 41.1 por ciento contestó que por Indira Vizcaíno Silva, 19.9 por ciento respondió que por Mely Romero Celis, 14.7 por ciento dijo que no sabía, 14.3 por ciento por Leoncio Morán Sánchez y el resto se divide en los demás candidatos.

En el rubro de la expectativa de triunfo, “más allá de sus preferencias ¿qué partido o candidato cree que ganará la elección para Gobernador de Colima?”, el 39.1% respondió que Indira Vizcaíno Silva, 17.8% opinó que Mely Romero Celis, 15.7 dijo no saber y 13.4% contestó que Leoncio Morán Sánchez.

Las encuestas, aunque en teoría deberían servir para que la ciudadanía tenga un panorama certero de lo que está ocurriendo con las candidaturas en materia de preferencias electorales, es sabido que suelen ser utilizadas por partidos políticos y candidatos como mecanismos de manipulación del electorado, con el propósito de hacerle creer una falsa realidad y manipular su decisión del voto.

Eso fue muy evidente en la elección de Colima, donde hubo encuestas posiblemente hechas a la medida para dar la impresión de que tal o cual candidatura iba en segundo lugar y que era la única que podía competir con la siempre puntera Indira, para de esta manera, bajo una premisa falsa, convocar a la ciudadanía a emitir el llamado “voto útil” a su favor.

Tanto Mely Romero, como Leoncio Morán y Virgilio Mendoza utilizaron ese recurso, pero no sólo ellos, pues en el colmo del intento manipulatorio el senador del PT Joel Padilla Peña llegó a declarar que la candidata se su partido se encontraba a sólo seis puntos de distancia de Indira y que ella era la opción para aglutinar el voto antimorenista.

Finalmente, los electores pusieron a cada quien en su lugar, pero ello no exime de responsabilidad a las encuestadoras que se prestaron a tratar de manipular a los votantes, muy posiblemente a cambio de pagos inconfesables por parte de partidos políticos y candidatos.

Frente a este fenómeno que sólo confunde a los electores e introduce elementos de incertidumbre al proceso electoral, los organismos electorales tienen la responsabilidad de investigar lo ocurrido, por una parte para detectar a las encuestadoras que difundieron mediciones sin haber registrado su metodología ni obtenido el permiso, y por la otra para conocer la razón por la que hubo tales fallas en las encuestas si se suponía que tenían una metodología profesional.

Además, se convierte en una obligación determinar si hubo pagos ilegales a encuestadoras, no reportados ante los órganos electorales como gastos de campaña, para que presentaran encuestas con falsos resultados. Ello tendría que derivar en sanciones para los responsables.

El electorado merece respeto y corresponde a los organismos electorales hacerlo valer. Hasta ahora, Massive Caller aunque sea pidió perdón. ¿Y las otras encuestadoras cuándo lo harán”.

Compartir:

MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.