Connect with us

LOCALES

Los extraños suicidios de presos en Colima

Published

on

Compartir:

Colima, México, Avanzada (02/06/2021).- Responsable del Sistema Penitenciario colimense, el gobierno del estado es responsable de las muertes de presos, aunque sean asesinados directamente o los traten de hacer pasar como “suicidios”.

En el caso de los asesinatos evidentes, el cuestionamiento a las autoridades se sostiene en el fracaso para acompañar y garantizar la seguridad de los reos que se encuentran bajo su cuidado.

En lo relativo a los sucesos que se presentan como suicidios, se desprendan dos posibilidades: una que no haya sido suicidio y que la víctima murió en circunstancias no aclaradas que podrían incluir tortura; dos, que sí fue suicidio en realidad, pero ello estaría mostrando la negligencia y falta de cuidado a las personas presas, que no deberían conservar consigo ni tener a su alcance objetos que pudiesen ser utilizados para causarse daño.

El caso más reciente en Colima es el de Ricardo, de 35 años de edad, quien fue encontrado muerto dentro de una celda en la Fiscalía General del Estado de Colima el lunes 31 de mayo, aunque la información trascendió hasta el martes, porque la corporación no informa prácticamente de nada de lo relacionado con su actividad.

El hombre murió por asfixia por ahorcamiento y los custodios no se dieron cuenta del hecho, sino hasta varias horas después del suceso, y existe muy escasa información sobre la víctima y las causas de su detención.

El 22 de enero de 2020, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que un día antes una persona privada de su libertad se suicidó tras colgarse en la regadera de uno de los baños del Centro de Reinserción Social de Colima.

El comunicado relató que el cuerpo fue encontrado por personal de seguridad y custodia, quienes al percatarse de su ausencia abrieron la estancia para supervisar el lugar, encontrando en ese momento a la persona colgada y sin signos vitales, por lo que en atención a los protocolos se informó al personal médico del Cereso, quienes confirmaron el fallecimiento. El hombre se encontraba en calidad de procesado por los delitos de abuso sexual, violación equiparada y explotación de personas.

El 1 de julio de 2017, un hombre que se encontraba recluido en la cárcel preventiva de Tecomán se suicidó la madrugada de la víspera en la celda donde estaba confinado.

La víctima tenía 27 años de edad, quien falleció de asfixia por ahorcamiento. Había ingresado a prisión por alterar el orden público. Se informó que, alrededor de las 2 de la madrugada, los policías de guardia en la cárcel descubrieron al joven colgado con una camisa atada al cuello, la cual estaba amarrada de uno de los barrotes.

El 25 de febrero de 2012 la Procuraduría General de Justicia de Colima confirmó que un interno del Centro de Readaptación Social de Manzanillo, Colima, se suicidó colgándose de los barrotes de su celda con su propia camisa.

El vocero oficial de la Procuraduría General de Justicia de Colima dio a conocer que Edgar Ulises “N”, de 25 años de edad, oriundo de Tecomán quien se encontraba recluido en el Centro de Readaptación Social de Manzanillo (Cereso), perdió la vida en el Hospital General del puerto colimense, luego de que personal de dicho centro penitenciario lo encontrara en su celda aún con signos vitales y con graves lesiones físicas producidas al intentar privarse de la vida.

El occiso recibía atención psiquiátrica porque presentaba personalidad antisocial -con el antecedente de consumo habitual de múltiples drogas-, con cuadros recurrentes de agitación psicomotriz, insomnio y alucinaciones.

Ingresó al Cereso de Manzanillo el 15 de marzo de 2011, lugar donde purgaba una sentencia de un año y veintidós días contados a partir del 14 de marzo del 2011, por el delito de daños. 

En tanto, el 12 de agosto de 2020 la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que una persona privada de su libertad fue encontrada sin vida, en una de las estancias del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Colima, en donde se encontraba en aislamiento debido a que había contraído coronavirus.

Los hechos se registraron la mañana del 11 de agosto, luego de que personal de seguridad y custodia ingresó al área de aislamiento a llevarle sus alimentos. De inmediato se aplicaron los protocolos establecidos, por lo que personal médico del Cereso, acudió al lugar a ofrecer los primeros auxilios, sin embargo, confirmaron que la persona ya no contaba con signos vitales, acordonando de inmediato el sitio para preservar la escena. 

Por las condiciones del hecho, aparentemente se trató de un suicidio, por lo que la Dirección General de Prevención y Reinserción Social dio parte a la Fiscalía General del Estado (FGE), el personal de servicios periciales se encargó del levantamiento del cuerpo y de la necropsia de ley correspondiente.

El 22 de octubre de 2018 la SSP informó que la víspera se encontró sin vida a un interno y a su pareja, en una de las habitaciones correspondiente al área de visitas conyugales, del Centro de Reinserción Social de Colima.

De acuerdo con las evidencias preliminares, el hombre que se encontraba interno bajo proceso por los delitos de homicidio calificado y robo habría asesinado a su pareja y posteriormente se suicidó.

Respecto de los casos anteriores, en unos podrían quedar más dudas sobre las causas de la muerte, en otros menos, pero lo cierto es que nunca se conocen públicamente las pruebas de lo realmente ocurrido, porque las investigaciones se encuentran en manos de las mismas autoridades que regularmente no informan y cuando lo hacen no difunden el sustento de sus conclusiones.

Compartir:

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

CONGRESO DEL ESTADO DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.