Connect with us

LOCALES

En Colima la derecha ganará

Published

on

Compartir:

En twitter hace unos días, algunos navegantes, se dieron a la tarea de hacer una encuesta, a propósito de las elecciones de Guerrero, la pregunta era ¿Quién será el candidato en Guerrero de Morena: Nestora Salgado o  Félix Salgado? Mi respuesta fue en automático, entonces contesté, de seguro el candidato será Salgado. Cientos de tuiteros se sumaron a mi respuesta pues ésta no tenía pierde. La encuesta se volvió un divertimento.

Así nos pasa en Colima. Sí alguien me pregunta ¿Quién ganará en Colima la gubernatura: la izquierda o la derecha? Mi respuesta es en automático: la derecha. Por una simple razón, la pregunta está mal planteada porque en Colima no existe tan dilema. En Colima solo hay candidatos de derecha –pues la izquierda no presentó candidato- y ante tal panorama pues la respuesta es simple: la derecha ganará.

En Colima hay dos elecciones que corren en paralelo, las federales y las locales. Según las empresas encuestadoras; y de acuerdo a la percepción de la mayoría de la gente; y considerando la congruencia y consecuencia de las acciones del Ejecutivo Federal; así como por el gran esfuerzo de la derecha por perder más espacios, por su desesperada estrategia, todo indica que Morena refrenderá su mayoría en la Cámara de Diputados y sus aliados lo acompañarán para constituirse en mayoría calificada. En otras palabras, las elecciones federales están decididas a favor de Morena.

Distinta es la situación de las elecciones locales que, si bien están siendo impactadas por la tendencia federal, tienen sus bemoles muy puntuales.

Percibo una indiferencia de los electores hacia las formas y el fondo prepotente de los candidatos locales de Morena que se sienten ganadores, sin serlo, desde ahora; sin embargo, la cercanía de los candidatos dejan ver sus fortalezas y sus debilidades, pero más allá de ello, están las condiciones políticas como: la imposición del centro, situación no privativa de Morena; la forzada intención de hacer alianzas con el enemigo, digamos líderes charros, funcionarios del régimen de Nacho Peralta y promover una tendencias de mujeres sin capacidad ni talento tan solo por el hecho de ser mujeres, traerá sus consecuencias; y su obsesiva, abierta y publicitada intención de no ejercer la acción de la justicia contra los probados y presuntos delitos de Mario Anguiano y Nacho Peralta, es decir, promover la impunidad también traerá sus consecuencias.

En México todo está conectado

El caso del gobernador de Tamaulipas de una bomba de tiempo que tiene la paciencia del tic, tac de un reloj que corre sin prisa pero sin pausa que lo tenemos allí mostrándonos cómo se comportan los miembros de la mafia que tenemos que echar del gobierno.

La detención y amago con armas largas del presidente nacional de Morena en tierras tamaulipecas es una muestra del rosario de cuentas que los actos delictivos de García Cabeza de Vaca. Ese hecho fue un brutal recordatorio de la mafia prianista que busca a toda costa provocar la violencia y descarrilar las elecciones. Afortunadamente el gobierno federal no cayó en la provocación violenta y la vida política sigue su curso pacífico.

Por su cuenta el INE y el Tribunal del Poder Judicial de la Federación al dictaminar las mañaneras como propaganda política pone el fantasma de la anulación de las elecciones como un evento, muy probable, frente a una derecha nacional contumaz en su vía histérica por recuperar el poder político; sin embargo, esta decisión deja abierta la puerta para los partido de oposición para impugnar y tener altas probabilidades de anulación de las elecciones que, si bien es muy improbable anular la elección federal, sí podrán intentar anular algunas elecciones locales como las de Nuevo León o Colima, por citar tan solo dos ejemplos.

En el caso específico de Colima esto se podría dar porque en nuestro estado fueron difundidas las citadas mañaneras y por los  actos anticipados de campaña, por los cuales ya fue sancionada la candidata, pero con la agravante de la “intromición” del Ejecutivo federal podrán promover con éxito una anulación de los comicios locales.

El caso de resistencia gansteril de Tamaulipas y el papel del INE como el último baluarte de la derecha histérica es, podríamos decirlo, la última oportunidad de la derecha para volver al poder pacíficamente, haciendo uso de los juez e instituciones a modo –nada democráticas, por cierto-; sin embargo, ante su beligerante actitud de la gente está respondiendo reafirmando su voto por la paz y la vía social hacia la equidad.

La derecha sabe que las elecciones federales las tiene contundentemente perdidas, por lo tanto, busca la vía de los comicios locales  como una ventana de oportunidad de expresarse. Sin embargo, toda la sociedad política local –de derecha y de izquierda- ve en las elecciones estatales hacer de éstas la resistencia hacia las formas impositivas del centro frente a sus visiones e intereses locales y, es aquí, en lo local, donde se expresaran las diversas formas de pensar y contener los excesos y los errores de la sociedad política nacional frente a la sociedad política  colimota. 

Los desenlaces de las elecciones de Nuevo León y Colima (con anulación o sin ella) serán sujetas de estudio pues serán visiones de la periferia versus centro. Las elecciones libres y democráticas tienen ese principio de incertidumbre que las disputas locales, de ambos estados, nos están brindando. Antes, todo estaba decidido desde el INE  y toda la parafernalia de los medios y sus intelectuales orgánicos en vías de extinción. Todo eso se acabó, para bien de todos, por ello, son explicables los políticos derechistas –y uno que otro de izquierda- al borde de un ataque de nervios.

Compartir:

MANZANILLO

UNIVERSIDAD DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.