Connect with us

LOCALES

La mina “El Chayote”

Published

on

Compartir:

Existe unanimidad de la sociedad colimense entorno al anacrónico debate de los candidatos a la gubernatura. Pareciera que no trajo ningún ganador; sin embargo, hubo, en el mar de fondo, un gran ganador: el periodismo chayotero, más precisamente, los medios y periodistas dedicados a la alabanza, a la mentira y a la crónica del mundo feliz; pero sobre todo, a la invención de la narrativa que precisan los gobernantes corruptos, ineptos y carentes de autoridad moral y, por ende, política para instrumentar cualquier política pública. 

El debate del 17 de mayo puso de manifiesto que ningún candidato y ni ninguna candidata, tienen el perfil idóneo, mucho menos, la calidad moral y ética para gobernar el estado, pero mostraron sus debilidades en todo su esplendor.

Los medios chayoteros que mandan ecos desde la costa, son los diarios más vendidos o mienten de la A hasta la Z se frotan las manos pues ya empezaron a defender lo indefendible para construir su narrativa, construir consensos que, los políticos son incapaces de construir, por sus errores políticos, sus defectos endémicos o su falta de valores morales. Pues en el debate faltaron a la verdad, evadieron las respuestas, dijeron medias mentiras o medias verdades, que al final de cuentas es lo mismo, y muchas de las cosas son imposibles de ser verificadas.

La prensa chayotera, hoy de fiesta, y desde ya, empiezan a perfilar sus mejores mentiras para construir el mundo feliz de la candidata que “puntea” en las encuestas y presumen gobernará Colima. 

En los medios chayoteros hacen un sesudo análisis del debate y atacan a Mely Romero Celis -pues ven próxima su derrota- porque su maquillaje y su peinado no fueron los adecuados; sin embargo, de su voto a favor de la Reforma Energética de Peña Nieto no dicen una sola palabra; además, dicen que injuria a la candidata de Morena al llamarla robamaridos; mas, son incapaces de decir o demostrar si la candidata mintió o dijo la verdad. Nada de eso. Se centran en decir que tiene un tufo de misoginia su acusación. Quieren borrar los, presuntos, actos inmorales de la candidata de Morena –acusada por la candidata de Va por Colima- distrayendo con el argumento de la misoginia pero son incapaces de contraargumentar o demostrar su inocencia.

En el debate no hablaron de las políticas públicas de las mujeres; no les importó hasta cuánto asciende la deuda del estado; fueron incapaces de articular una política para frenar la violencia. Y ahora se centran en la misoginia asidos a una acusación de una candidata. El debate y el posdebate resultaron un drama donde el principal actor es el chayote. O lo que es lo mismo reinventar la realidad al modo que la prensa cree que la candidata puntera desea. 

Los chayoteros pretenden regresar por su chayote, al parecer ya encontraron la mina del chayote.

La mina “El Chayote” la encontraron en las debilidades del pasado de la candidata de Morena: Altozano y su vida privada, presuntamente, ligada a un político priista.

No cabe duda que quien quiere encabezar un gobierno sin autoridad moral y con un pasado del cual quiere borrarlo por medio del artificio, de la publicidad, será muy costoso para el pueblo de Colima. El chayote es caro y se vuelve más caro cuando el titular del Ejecutivo está lleno de pecados y manchas en su pasado que necesita de chayoteros que lo limpien y lo dejen rechinando de limpio con base en mentiras, artilugios, historias, cuentos y todo lo necesario para inventar su verdad y, sobre todo, una pulcra verdad que carece. Los pecados y los errores del pasado cuestan y cuestan más cuando los chayoteros son los responsables de limpiarlo.

Los gobiernos sin autoridad moral salen caros.

En Colima los medios chayoteros ya ven venir el chayote de regreso con un eventual gobierno encabezado por Morena que viene lleno de lodo. 

Las buenas noticias para ellos es que cualquiera los va a necesitar, no solo Morena, y eso pone en el horizonte gastos altos para el pueblo de Colima. 

El debate dejó ver un gran ganador: el periodismo chayotero. Los chayoteros están de fiesta porque ganarán bien y en abundancia. El pueblo de Colima tendrá que pagar un gobierno caro empezando por pagar a los chayoteros. La mina de “El Chayote” está a la vista.

P.D.

Un abrazo fraterno para mi amigo Esteban “El Carrín” Meneses.

Compartir:

UNIVERSIDAD DE COLIMA

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.