Conecte con nosotros

LOCALES

Servidores públicos de Colima, desde golpeadores hasta implicados en homicidio

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (02/05/2021).- A lo largo del sexenio del gobernador José Ignacio Peralta Sánchez han brotado casos de funcionarios estatales o municipales que han resultado implicados en actos delictivos y escandalosos: desde violencia de género hasta el homicidio de un menor de edad.

El escándalo más reciente es el del presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del gobierno estatal, Adán García Arámbula, quien fue detenido el miércoles pasado bajo la imputación haber provocado lesiones a su esposa.

Fue hasta este sábado 1 de mayo cuando el gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, informó que el funcionario había sido destituido de su puesto el día anterior y que la Fiscalía se haría cargo del asunto, así como de formular las acusaciones que correspondan ante la autoridad judicial.

Aunque ha permitido la impunidad en otros casos graves que han involucrado a miembros de su gabinete, en relación con este caso Peralta Sánchez aseguró que en su administración no se tolerará ningún tipo de violencia de género, pues “los servidores públicos deben ser ejemplo en su actuar” y quienes no tengan un comportamiento de respeto a la ley y de manera particular hacia las mujeres, no tienen cabida en su gobierno.

La detención de García Arámbula ocurrió en flagrancia, cuando un vecino de su domicilio llamó a la línea de emergencias para reportar que estaba ocurriendo una agresión en la colonia Valle Dorado y según versiones, por la gravedad de las lesiones ocasionadas a su esposa podría ser acusado de tentativa de feminicidio.

Otro caso ocurrido en Colima fue el del exsecretario de Turismo del gobierno estatal, Efraín Heriberto Rodríguez Angulo, en cuyo domicilio fue asesinado un menor de edad en marzo de 2019 y después de más de dos años la única consecuencia que ha habido fue la renuncia del funcionario, porque hasta ahora continúa libre, sin que se le haya fincado alguna responsabilidad porque el hecho ocurrió en su domicilio durante una supuesta fiesta que se habría salido de control.

Aunque la familia del menor asesinado ha seguido luchando por que se haga justicia, ni la Fiscalía General del Estado ni el gobernador Peralta Sánchez han mostrado interés en que todos los responsables del hecho rindan cuentas ante la justicia.

Enrique Alberto Sanmiguel Sánchez en junio de 2020 quedó exhibido como responsable de haber enviado un grupo de policías a custodiar a empresarios mineros al estado de Jalisco, en condiciones irregulares, lo que tuvo como saldo el asesinato de siete policías.

El funcionario renunció a su puesto antes de comparecer ante el Congreso del Estado a una sesión a la que había sido citado junto con el gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, y el secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González. Casi un año después, no se han deslindado responsabilidades de los hechos ni se ha establecido si existen implicaciones de los funcionarios superiores del exsecretario.

En julio de 2019, el presidente municipal de Armería, Salvador Bueno Arceo, quien llegó al puesto por la coalición Juntos Haremos Historia, propuesto por el Partido del Trabajo, fue denunciado penalmente por haber golpeado a su esposa con el puño y la cacha de una pistola.

Como consecuencia de lo anterior, el Ministerio Público dictó medidas de protección hacia la víctima dentro de la indagatoria por el delito de violencia intrafamiliar.

A causa de las lesiones, la mujer fue trasladada a recibir atención médica en un hospital del municipio vecino de Tecomán y en respuesta a la información que empezó a circular en las redes sociales y medios locales, el alcalde negó haber golpeado a su esposa, pues “la discusión que se dio, fue como en muchas ocasiones se suele dar en cualquier discusión de pareja”.

Días después de los hechos, la mujer retiró la denuncia a cambio de una indemnización económica y apareció públicamente con el alcalde, quien no se vio en riesgo de perder su puesto.

En mayo de 2020, el regidor morenista Rafael Briceño Alcaraz, exdelegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, fue denunciado por violencia intrafamiliar por parte de su esposa.

El asunto fue atendido por la entonces directora del Instituto de las Mujeres del Municipio de Colima, Gabriela Rodríguez Macías, quien acompañó a la víctima a presentar la denuncia y a solicitar medidas de protección

Aunque se desconoce lo que ocurrió con la denuncia, lo cierto es que el regidor no enfrentó ningún problema posterior y pudo continuar en su puesto sin recibir siquiera una amonestación.

Un año antes, el regidor Briceño Alcaraz había protagonizado un aparatoso accidente de tránsito en la avenida San Fernando, donde estrelló su vehículo contra el automóvil de una mujer y terminó en medio de los árboles del camellón. 

Hubo versiones de que podría haber ido ir en estado de ebriedad y la mujer afectada denunció que después del percance se fue de la escena, a lo que el regidor respondió que fue a revisarse a un hospital porque no llegaba atención médica, pero dejó su identificación a un agente de tránsito.

Briceño culpó del hecho a la mujer, pero ya no se supo la manera como se resolvió el asunto.

Compartir:

MANZANILLO

universidad de colima

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.