Conecte con nosotros

LOCALES

Fundación Mary Street Jenkins

Publicado

el

Compartir:

Un juez de Control Federal de Almoloya de Juárez, Estado de México, libró una orden de aprehensión en contra de Roberto Jenkins de Landa, de sus hermanos María Elodia, Margarita y Juan Carlos, así como de su madre Elodia Sofía de Landa Irizar de Jenkins, por lavado de dinero  -14 mil millones de pesos-. Lo anterior se da por el desfalco de la fundación Mary Street Jenkins, en perjuicio de los poblanos.

Hace siete días Raúl Beyruti, el Rey del outsourcing,  le giraron orden de aprehensión por lavado de dinero y evasión fiscal, además de ser la matriz de la facturación de cientos de empresas fantasmas que evadieron impuestos y cometieron fraude al fisco. Todas estas empresas tenían en común el uso del outsourcing para delinquir y abusar de los trabajadores y del Estado.

El 1 de marzo de 2022,  la Fiscalía General de la República, dio a conocer que un juez federal giró órdenes de aprehensión en contra del ex gobernador de Nayarit Roberto Sandoval, y contra su hija, Lidy Alejandra Sandoval.

La semana pasada la FGR también pidió iniciar juicio de procedencia contra Francisco Javier García Cabeza de Vaca por lavado de dinero, crimen organizado y defraudación fiscal. En este caso también están involucrados su esposa, sus hermanos, su suegro y la mismísima madre del gobernador tamaulipeco.

La fundación Mary Street Jenkins

Con base en la investigación realizada por la Fiscalía General de la República (FGR), el señor William Oscar Jenkins construyó en la ciudad dePueblauna fundación con el nombre de su fallecida esposa Mary Street Jenkins y se estableció que su capital serviría para realizar actos de beneficencia o caridad, principalmente para los poblanos.

Pese a ello, sus descendientes, la familia Jenkins de Landa junto con otras personas, despojaron a la Fundación Mary Street Jenkins de un patrimonio que asciende a más de 14 mil millones de pesos.

El desfalco multimillonario se llevó a cabo mediante una donación simulada en favor de Fundación Bienestar de Filantropía, institución que también es controlada por el grupo delictivo Jenkins de Landa, para posteriormente realizar diversas operaciones de lavado de dinero que ocurrieron en los estados de Puebla, Aguascalientes y se prolongaron a los paraísos fiscales de Barbados y Panamá.

Cabe mencionar que como resultado del saqueo, la familia Jenkins de Landa pretendió ser beneficiaria de los bienes que pertenecían a la Fundación Mary Street Jenkins, sin embargo, los mismos han sido asegurados por la FGR.

Historias entrelazadas 

Estas no son historias ajenas, tienen más lazos que las unen, que cosas que las vuelvan distantes o ajenas.

La familia Jenkins de Landa era una familia de bien. Vestían bien. Estudiaron en los mejores centros educativos. Concurrían a los mejores hoteles y clubes privados. Gozaban de una excelente reputación. Eran respetables. Eran una familia de bien.

Eran una familia de rateros y abusivos.

Raúl Beyruti era una fina persona. Bien vestido. Concurría a los mejores clubes privados y restaurantes de la Ciudad de México. Gozaba de una buena opinión de los demás. Era un hombre de familia, respetado y admirado por sus éxitos financieros. Era un hombre de bien.

Era un hombre bien rata y explotador de trabajadores.

Roberto Sandoval era una fina persona. Gustaba de caballos finos. Como era hombre de campo invertía en ranchos y fincas. Usaba sillas de montar caras, adornadas con incrustaciones de oro y plata. Era un fino político. Era un hombre de familia y de  bien.

Era un hombre bien rata y político vulgar asociado con narcotraficantes.

Francisco Javier García Cabeza de Vaca era un fino político. Bueno, lo entambaron de joven pero fue un pecadillo de juventud. Era un exquisito gobernador preocupado por las energías limpias. Era un hombre limpio, transparente.

Era un hombre tan limpio que dejó limpio el erario del estado de Tamaulipas.

Lo que los une

Estas finas personas tienen en común que a todos nos hicieron creer que eran honestos, que eran personas respetables. Que tenían dinero producto de su esfuerzo y emprendimiento individual. Que sus fortunas las hicieron con el fuerzo y el trabajo personal. Todo resultó falso. Eran vulgares ladrones.

Estas respetables personas tienen en común que carecieron de los más mínimos escrúpulos; que convirtieron a sus familias en asociaciones de mafiosos donde sus hermanos, esposas y esposos, madres e hijos delinquían y conservaban la respetabilidad. Su respetabilidad era del tamaño del monto de su chequera.

Ambos, los empresarios como los políticos, se asociaron para echar mano del erario.

Estas respetables personas están en fuga: los Jenkins y Beyruti andan de estampida al igual que el ex gobernador de Nayarit y su hija. García Cabeza de Vaca, si es que antes no se fuga, enfrentará un juicio público, justo e inédito ante la sociedad.

Estas finas personas son los ejemplos, hasta ahora más conspicuos, de la asociación del poder político con el poder económica que se está combatiendo desde el Ejecutivo federal.

A este ritmo tendremos que construir cárceles VIP (Very Important People) para que no extrañen su origen de clase. Están destinados a ser una nueva clase social: la nueva clase dominante en los presidios. Allá competirán con el Chapo y sus pares. Ese es su origen y su destino.

Compartir:

MANZANILLO

universidad de colima

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.