Conecte con nosotros

LOCALES

Año de Hidalgo y “Vía Rápida”: robar y seguir conectados a la ubre

Publicado

el

Compartir:

“Este salió más cabrón que bonito” es la frase que popularmente usa la gente en Colima para expresar que alguien se pasa de lanza, ratero, baquetón, atorrante o abusivo.

En los tiempos del Prian, que están a punto de extinción, lo tradicional en el último año de gobierno era el denominado “año de Hidalgo” (chin…a su madre el que deje algo). Era la última oportunidad para robar del erario.

La “Vía Rápida” o nuevo libramiento es una idea genial de los políticos del Prian, con la inclusión de Movimiento Ciudadano, Verde, Panal y PT, para llevarse todo lo que puedan en este “año de Hidalgo” del sexenio de Nacho Peralta y seguir conectados a la ubre del presupuesto público. 

La diputada Claudia Gabriela Aguirre Luna afirmó que “el proyecto del libramiento denominado ‘Vía Rápida’ que será enviado por el gobierno del estado al Poder Legislativo es inviable técnica, financiera y jurídicamente. ¿Cómo puede considerarse una solución a un problema de saturación el reducir el número de carriles disponibles y aumentar la distancia de recorrido?¿Cómo le piensa asegurar, el gobernador a la empresa inversionista, de la asociación público-privada, el aforo de más de 9 mil vehículos de carga en ambos sentidos de circulación, que le permitan recuperar la inversión? Hay que recordar que, en caso de no ser redituable para la empresa, el gobernador pagará la indemnizaciónrespectiva a los inversionistas, con recursos provenientes del erario”. Precisa la legisladora Aguirre Luna y agrega “¿cómo piensan (las autoridades estatales) obligar a que el tránsito se derive al nuevo libramiento propuesto, impidiéndoles que continúen su camino por la ruta actual, libre de peaje, sin violar su derecho fundamental de libre tránsito?”.

Por su parte Gisela Irene Méndez dice “a veces escuchamos: Nuevo Libramiento y nos imaginamos el Macro-Libramiento de Guadalajara.  Pero cuando el Gobierno del Estado nos dice un nuevo libramiento, realmente nos está vendiendo (sin decirnos)  una carretera con condiciones locales de operación, no más ancha  que dos casas de interés social juntas, es decir, 12.00 metros”. En su infografía refiere que la propuesta del nuevo libramiento será de 2 carriles, más un acotamiento sin una franja separadora. Será de cuota y  la velocidad que aceptan las aseguradoras es de 80 kilómetros por hora, “las dimensiones y velocidad representan más costos de operación (seguro + cuotas) para el transporte de carga”, expuso. Mientras que el actual libramiento tiene 27.30 metros, cuenta con cuatro carriles, un acotamiento y un camellón como franja separadora. La velocidad que aceptan las aseguradoras  es de 110 kilómetros por hora y el tránsito es libre”. “Las dimensiones y la velocidad representan menos riesgo para el transporte de carga” se lee en la infografía.

Por otra parte a través de una declaración a diversos medios de comunicación de Manzanillo, el líder de la Unión de Transportistas de Carga de Manzanillo, Yax Tzel Nolasco, refirió que si el gobierno quiere solucionar la problemática vial, entonces la Federación tendría que invertir en la zona de La Salada para ampliar la vialidad a seis carriles, “es ahí donde se registra el mayor número de accidentes, y donde se tendría que invertir para modernizar”, expresó.

Para Yax Tzel Nolasco el tema suena como a un “gran negocio” para los inversionistas. La Unión de Transportista de Carga de Manzanillo cuenta con 170 empresas de transporte adheridas con más de 8 mil camiones de carga. 

En el Estado de México se abusó de la construcción de libramientos que no fueron otra cosa –así lo demostró el tiempo- sino la restricción de la circulación de los ciudadanos. La libertad quedó acotada y el gobierno cobra porque sus ciudadanos “libres” transiten por sus propios espacios y vialidades. Esto hace un enorme contraste con la CDMX. Los primeros gobernados por los priistas y los últimos por Morena, la diferencia es importante porque marca los dos proyectos de gobierno.

Los tapatíos y los vecinos de Ciudad Guzmán ya se resignaron a la perdida de sus espacios públicos. Hoy en día, en Guadalajara y en la próxima Ciudad Guzmán, los espacios públicos fueron privatizados y todo mundo tiene que pagar por estacionarse en la vía pública. Eran tiempos de Alberto Cárdenas y los proyectos de modernización del panismo. Las consecuencias fueron, entre otras, pagar por usar las calles que son de todos.

En Colima no han logrado privatizar las calles aunque lo han intentado. Lo único que han logrado es cobrar abusivas cuotas en los estacionamientos de las plazas comerciales más importantes de la ciudad.

En esta línea de quitar los espacios a los ciudadanos libres y cobrar por ello, los diputados basura y Nacho Peralta, no conformes con haberse aprobado un crédito por 750 millones de pesos, ahora, para honrar el “año de Hidalgo” quieren innovar el concepto e inventaron una “Vía Rápida” o nuevo libramiento para seguir pegados a la ubre del gobierno. Es decir, que en términos llanos se trata de llevarse lo que más puedan en el “año de Hidalgo” y hacer negocios privados en un libramiento que técnica, financiera y jurídicamente es inviable, según, lo precisa la diputada Claudia Aguirre Luna de Morena.

Estos diputados basura del Prian, anexos y el gobernador Nacho Peralta salieron más cabrones que bonitos. Quieren hacer un gran “año de Hidalgo” y todavía seguir pegados a la teta del gobierno.

Lo ciudadanos tenemos la palabra y no debemos permitir que se privaticen los espacios públicos con inversión pública para generar ganancias a los particulares.

Gastar dinero público para hacer negocios privados es corrupción. Con este proyecto, sin lugar a dudas, el gobierno de Nacho Peralta, aparte de ser el peor de todos, será el más obsceno de toda la historia de Colima hasta nuestros días.

Tú decides o los votas o los botas.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.