Conecte con nosotros

LOCALES

Cienfuegos y JIPS, protagonizaron operaciones “poco claras”

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (16/10/2020).- El general Salvador Cienfuegos Zepeda, detenido este jueves en los Ángeles, dejó su huella en la entidad colimense como Secretario de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.  Durante la administración federal anterior, era conocido por su interés en el desarrollo de nuevas instalaciones militares en el país, incluyendo Colima, donde la SEDENA participó en una operación, junto con el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez, hasta ahora poco clara y en la cual se invirtieron más de 500 millones de pesos.

El 22 de marzo de 2018, el general y el mandatario colimense colocaron la primera piedra de lo que actualmente son las instalaciones de la Vigésima Zona Militar, ubicada en Loma de Fátima, en donde según se dijo, se invirtieron 370 millones de pesos.

Con esa construcción, los militares dejarían sus instalaciones ubicadas en la avenida Calzada Galván en la entidad, mismas que compraría el gobierno del estado y para lo cual destinaría un préstamo de 200 millones de pesos. El gobierno estatal sostiene que la operación se realizó, pero  según un documento publicado en el DOF el 26 de noviembre de 2018, dichos predios fueron donadas a título gratuito al pueblo de Colima.

Ese día, Cienfuegos Zepeda sostuvo que la reubicación cambiaría la realidad en el Estado y permitiría “seguir buscando las formas en coordinación con los gobiernos, de mejorar las condiciones de vida de los soldados y sus familias”.

No fue lo único, según el boletín oficial, el funcionario federal reconoció en el gobernador, la manera amable y generosa con la que participó en la negociación para la reubicación de la Zona Militar.

No obstante, la construcción de las nuevas instalaciones militares  estuvieron plagadas de señalamientos, pues, el l4 de abril de ese año,  el entonces diputado local, Luis Ladino y la ex delegada del PRD, Martha Zepeda del Toro acusaron al gobernador Ignacio Peralta Sánchez de incurrir en actos de corrupción al comprar las 63 hectáreas que se ubican en Loma de Fátima en 58 millones de pesos, cuando el valor catastral de los predios era un millón 254 mil pesos.   

Por este hecho, Ladino Ochoa y Zepeda del Toro presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de la República por considerar que esa compra había colusión de funcionarios, peculado y corrupción.

Fuentes de la cancillería y del gabinete de seguridad informaron al Periódico “La Jornada” que que la detención del ex Secretario de la Defensa Nacional, fue a petición de la DEA y está centrada en su presunta relación con el crimen organizado.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.