Conecte con nosotros

LOCALES

Defensores vergonzantes

Publicado

el

Compartir:

La recolección de firmas, para enjuiciar a los ex presidentes, ha encontrado en los conservadores las siguientes posturas: que es la Caja China en acción; es puro pan y circo; es la estrategia de dar atole con el dedo; es una cortina de humo. Son los espacios comunes que siempre se han utilizado, por cualquier grupo, para descalificar y evadir construir argumentos.

Frente a la actual campaña de recaudación de firmas los partidos políticos han decidido fugarse de la discusión y éstos en fuga -no han reflexionado- que están abandonado el campo de batalla político y han dejado en la orfandad a su propia clientela política.

No han enfrentado la discusión y con ello la han perdido de antemano. ¿Qué consecuencias traerá esto para ellos?

El sentimiento de la sociedad de impunidad y el simbolismo que representa la intocabilidad de los ex presidentes es un espacio político donde los ciudadanos deben de participar para enfrentar con serenidad e información la construcción de una decisión consciente y racional, pero también emocional y política. Bien lo podrían sintetizar en algo así como: conocer y decidir.

En los tiempos de Vicente Fox se intentó un tímido enjuiciamiento al ex presidente Luis Echevarría Álvarez que terminó en un desistimiento del Ejecutivo por falta de firmeza política y por la enorme oposición que conformaron los medios tradicionales, los políticos priistas y los panistas en el poder. Hoy ya tenemos pruebas monetarias de su alianza y estamos descubriendo sus perversas formas de torcer la verdad y de impedir la participación de los ciudadanos en política. Esta alianza prianista ha impedido el enjuiciamiento de los ex presidentes porque saben que sería el golpe político mortal de su razón de ser.

El Estado es quien ostenta el monopolio del ejercicio de la acción penal, ya sea, vía una fiscalía o una procuraduría, por tanto, sostener que el enjuiciamiento se reduce a una simple decisión del Ejecutivo es más que suficiente para que se haga justicia, la verdad es que se trata de una postura reduccionista y demagógica. 

¿Por qué no se actuó antes si ya se han presentado denuncia contra ex presidentes?

 ¿Sería que nadie sospechó nada de posibles ilícitos cometidos por los ex presidentes y nuestra desconfianza surgió hoy espontáneamente?

La verdad es que el solo hecho de impulsar la consulta ya abrió un debate entorno a este tema que los ciudadano han recibido muy bien y en donde ven reflejadas sus aspiraciones y motivaciones de justicia

Los partidos se excluyen, desde mi perspectiva, equivocadamente y no quieren enfrentar el tema porque no son capaces de articular una postura en contra de la corrupción. Esa es la verdad oponerse abiertamente al enjuiciamiento de los ex presidentes es colocarse cínicamente del lado de la corrupción y ellos no están dispuestos a hacerlo. Por otro lado, entrar al debate, según ellos, es participar en una cancha donde no saben jugar o sienten que tienen la batalla perdida.

Ciertamente lo que les está sucediendo es que están perdiendo el reto porque los militantes de sus partidos dígase PAN, Movimiento Ciudadano, Partido Verde y PANAL están optando por firmar porque lo sienten, conocen la realidad y quieren decidir. No quieren autoexcluirse como lo están haciendo sus partidos.

Yo sostengo que existe una enorme cantidad de personas con pensamiento conservador que son honestos y que quieren limpiar la vida nacional mexicana. Son conservadores, algunos otros, socialdemócratas que no van aceptar quedar fuera de lo hechos importantes que estamos viviendo y quieren ser parte de ellos. Y estos ciudadanos lo están haciendo aun sabiendo que ello los aleja de sus partidos con los que simpatizan.

Los partidos son, desde ahora, defensores vergonzantes de la corrupción. No lo hacen abiertamente porque sería un exceso, lo saben. Por eso son defensores vergonzantes de la corrupción. Pero también por ellos están siendo abandonados por los ciudadanos que aspiran a tener una sociedad más limpia y transparente.

Para los partidos, cuando la sociedad hace política, es pan y circo, cuando ellos, las élites, hacen política es lo único serio y válido.

La mayoría de los ciudadanos ha decidido tomar en sus manos una nueva forma de hacer política y la está ejerciendo. Son tiempos de democracia participativa. El pan y circo es lo que el PRI y el PAN promovían y su actos son hechos de la nota roja. El PRIAN es la nota roja de hoy, los defensores vergonzantes de la corrupción. Todos somos iguales de corruptos, dicen ellos. La mayoría de los ciudadanos dicen: no todos somos iguales.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Anuncios

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.