Conecte con nosotros

LOCALES

El desastre financiero de Nacho

Publicado

el

Compartir:

EDITORIAL

En los primeros años de su administración el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez presumía como uno de sus principales logros la supuesta estabilidad que había dado a las finanzas públicas, después de haber recibido un desorden del que culpaba al exgobernador Mario Anguiano Moreno.

Sin embargo, a poco más de un año de que entregue el poder a su sucesor o sucesora todo indica que Peralta Sánchez podría dejar el estado en una peor situación en materia económica que la recibida por él a principios de 2016.

Uno de los rubros que mejor ilustran la debacle financiera del peraltismo es el de la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSyBS), cuya deuda en 2016 era de 57 millones de pesos y en apenas cuatro años se disparó hasta casi llegar a 600 millones, esto es, un 952 por ciento, sin una explicación lógica de esa elevación tan drástica.

Ni siquiera los diputados han recibido las razones de este fenómeno, menos aún los ciudadanos comunes, pero lo que es un hecho es que no existe una ampliación significativa de la infraestructura de salud, ni tampoco un equipamiento importante de los inmuebles ya existentes.

De la misma manera, la secretaría de Desarrollo Urbano ha sido un cero a la izquierda durante la administración de José Ignacio Peralta, que se ha caracterizado por la ausencia de obra pública como tal.

Lo más que se ha apreciado en el trabajo de esta dependencia es el remozamiento de algunas instalaciones y algunas pequeñas obras, pero nada significativo.

La única gran obra que podría mostrar el gobierno de Peralta como aportación es el edificio del C5, pero se encuentra severamente cuestionada por haberse gastado ya casi todo el presupuesto programado sin haberla concluido y todavía el mandatario quiere inyectarle 500 millones de pesos más provenientes de un endeudamiento cuya legalidad se encuentra a discusión en tribunales federales.

Vale decir que en caso de que el gobierno de Nacho Peralta acceda al endeudamiento que le autorizó de manera irregular el Congreso del Estado, la deuda estatal se elevará a más de 6 mil millones pesos, la cifra más alta desde que se tienen registros históricos en el estado.

En materia de seguridad, sin una inversión que se traduzca en buenos resultados, el gobierno de Peralta ha cometido el mayor de los fraudes contra la ciudadanía. A pesar de haber sido la principal de sus ofertas de campaña, la realidad lo rebasó y lo exhibió como carente de una estrategia efectiva de combate a la violencia. Prometió colocar a Colima entre los estados más seguros del país, pero, por el contrario, lo colocó como el más violento e inseguro.

En otras áreas como educación, desarrollo rural y turismo tampoco hay buenos resultados de este gobierno, que únicamente se ha dedicado a mantener un aparato burocrático sin rendir cuentas positivas a la población.

Acostumbrado a lavarse las manos frente a los problemas, el gobernador primero culpó al exmandatario Mario Anguiano de la situación financiera desastrosa y ahora, después de que el PRI perdió la Presidencia de la República en 2018, responsabiliza al gobierno federal de los problemas financieros. Sin embargo, un reciente estudio de la Cámara de Diputados reveló que al menos durante el primer semestre de este año Colima ha sido el estado con el mayor crecimiento de las aportaciones federales. ¿Qué ha pasado?

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.