Nacho Peralta, reprobado en las urnas; se asoma alternancia en 2021: Salvador González

Colima, México, Avanzada (06/07/2018).- Con los resultados de la elección del psado 1 de julio en el estado, los colimenses dijeron “ya basta” y expresaron su hartazgo, que por una parte puede significar una insatisfacción con el nivel económico, pero “también es una suma de agravios derivados de la corrupción, del enriquecimiento ilícito y del divorcio entre la sociedad y los gobernantes”, consideró Manuel Salvador González Villa, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima.

 

En relación con el papel del gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, el catedrático universitario hizo notar que la gente está inconforme porque pasa mucho tiempo fuera del estado y cuando se trata de abordar problemas centrales como la inseguridad, se encubre en un discurso que no se plasma en acciones concretas, además de que el problema de las finanzas públicas de Colima es un déficit que no se ha aclarado.

 

A través de su voto en las urnas, refirió Salvador González, la población colimense reprobó al gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez y “ahora que vamos a tener un Congreso local, senadores, diputados federales y la mayoría de municipios adversos a la línea priista, es cuando vamos a probar si en verdad Nacho Peralta está hecho para gobernar al estado bajo otros términos”.

 

Opinó que frente a lo ocurrido, existen condiciones reales para que en Colima se dé la alternancia en las elecciones de gobernador del año 2021, aunque acotó que ello dependerá del desempeño de los actores y las fuerzas políticas de aquí a esa fecha.  

 

Sobre la derrota del exgobernador Fernando Moreno Peña, quien aspiraba a llegar al Senado de la República, el analista político indicó que esto significa un final “muy doloroso” de su carrera política, porque esto demuestra que “su tiempo y su momento ya pasaron y lo que hizo simplemente será evaluado en su momento para bien o para mal, pero ahora Fernando ya no es lo que representaba antes y hoy en día es un político que debe irse a su casa a disfrutar lo poco o mucho que haya logrado mientras fue una figura activa del estado”.

 

En el caso de Colima, donde la coalición encabezada por Morena ganó la mayoría del Congreso del estado y algunas de las principales alcaldías, González Villa interpretó que pasó algo en los mismos términos de lo ocurrido en el país.

 

Dijo que ante la nueva realidad en la que la coalición de Morena tendrá mayoría absoluta en el Congreso del Estado, los diputados que la conforman tendrán como primer reto mantenerse unidos.

 

Así también, a la hora de llevar a la práctica su agenda legislativa, recomendó que los legisladores de la nueva mayoría estudien los tiempos y los procedimientos legales para evitar cometer errores.

 

En el ámbito federal, Salvador González Villa consideró que la deuda externa y la inseguridad, así como la relación con el sector empresarial y los medios de comunicación serán los principales retos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

En entrevista, estimó que lo ocurrido en la elección del pasado 1 de julio fue un acontecimiento de época, comparado con momentos históricos como los de la Independencia, el juarismo y el maderismo, pero ahora por la vía pacífica, con una participación electoral extraordinaria.

 

Los resultados, añadió, mostraron que México está vivo y que la sociedad a pesar de lo que pueda decirse de que está desinformada o que no le interesa mucho la lectura, este momento coyuntural marca que la gente sigue interesada en ser protagonista de lo que está viviendo el país.

 

Entre los retos del nuevo gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, González Villa dijo que por el momento no puede hablarse de una transformación a fondo porque no hay todavía un programa bien definido, pero sí puede hablarse ya de un cambio, lo que no sucedió con el triunfo de Vicente Fox, por lo que desde el primer momento México respira una nueva confianza y una nueva esperanza nacional.

 

Uno de los desafíos principales del lopezobradurismo será la relación con el sector empresarial, pues hay un problema de mentalidad y de costumbre de algunos empresarios  acostumbrados con los gobiernos del PRI y el PAN a establecer condiciones y directrices en materia de política económica, por lo que el nuevo presidente tendrá que manejarse “de manera muy cuidadosa” con el empresariado nacional y extranjero.

 

En segundo término, tendrá que definirse cómo va a manejar la deuda externa, que “para mí es el gran problema de México, pues el principio de un buen estadista pasa, entre otras cosas, por ver si hay dinero o no lo hay para manejar la administración pública nacional”.

 

Otra asignatura pendiente que deberá enfrentar el gobierno de López Obrador es la relación con los medios de comunicación, ya que siempre ha sido motivo de sospechas, sobornos y complicidad, que han sido factores benéficos para el propio gobierno, por lo que el nuevo presidente deberá manejar la relación en otros términos y condiciones para bien del periodismo ético y para bien del gobierno federal en cuanto a la comunicación y transparencia de sus decisiones.

 

Por último, González Villa consideró que otro punto fundamental que tendrá que enfrentar el nuevo gobierno es de la seguridad, un asunto “interesante y a la vez muy complicado”, que sigue sendo parte de una agenda abierta al diálogo y a la reflexión.

 

A juicio del académico, aunque hay grandes retos AMLO “empieza bien, con un plus de confianza muy extraordinario de la gente, y yo creo que la gente espera mucho de él también, pero creo que hay elementos qe hacen pensar que las cosas van a cambiar para bien de México”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*