Conecte con nosotros

LOCALES

Habemus crédito… la deuda de Colima ascenderá a $6,569 millones

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (08/07/2020).- Después de un tortuoso pero rápido proceso de cinco días, el gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, logró la aprobación de su solicitud de crédito por 750 millones de pesos, por parte del Congreso del Estado.

Luego del envío de la iniciativa, prácticamente sin discusión ni análisis, pero sí con un enfrentamiento interno que generó gritos, reclamos, acusaciones y actos de represión policiaca, los diputados aliados del gobierno estatal terminaron por imponerse y aprobaron el crédito.

En el olvido quedaron las anomalías financieras atribuidas al gobierno estatal, el manejo turbio de créditos anteriores e incluso la incertidumbre sobre el uso que se daría a estos recursos, José Ignacio Peralta logró el favor de 15 de los 25 diputados para sacar adelante el crédito, luego de que policías estatales negaron el acceso al recinto legislativo a diputados de Morena y del PT.

Para lograr su propósito, el gobernador contó con la alianza de los diputados morenistas Guillermo Toscano Reyes y Julio Anguiano Urbina, presidente del Congreso del Estado y presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, quienes operaron desde sus puestos estratégicos para hacer realidad la solicitud del mandatario.

Además de esos dos legisladores, asistieron a la sesión y votaron a favor la diputada María Isabel Martínez Flores (Morena), Lizeth Anaya (independiente), Remedios Olivera Orozco (Movimiento Ciudadano), Rosalva Farías (Panal), Miguel Ángel Sánchez (PVEM), Martha Meza (PVEM), Luis Fernando Escamilla (PVEM), Francisco Rodríguez (PAN), Fernando Antero (PAN), Gretel Culin (PAN), Rogelio Rueda Sánchez (PRI), María Berver Corona (PRI), Lizeth Rodríguez (PRI).

Mientras tanto, los legisladores que no estuvieron presentes fueron Vladimir Parra (Morena), Blanca Livier Rodríguez (Morena), Claudia Aguirre (Morena), Arturo García (Morena), Rogelio Salinas (Morena), Araceli García (Morena), Ana Karen Hernández (PT), Carlos César Farías (PT), Mayra Villalvazo (PT) y Ana María Sánchez (PT).

Como resultado del monto del crédito aprobado en el dictamen, de 750 millones de pesos, la deuda pública del gobierno estatal de Colima se elevará a 6 mil 569 millones de pesos, mientras que del monto total del crédito aprobado, 500 millones se utilizarán para concluir la construcción del edificio del C5i, mientras que el resto para la atención del Covid-19 y la restauración del edificio del Palacio de Gobierno.

Desde que fue anunciada la intención del gobernador, José Ignacio Peralta Sánchez, de solicitar la autorización de un crédito, la bancada de Morena en el Congreso local anunció que no lo aprobaría, por considerar que existían otras opciones para atender el covid-19 y porque en la obra del C5i había opacidad en el manejo de los recursos públicos que ya se habían destinado para esta obra en años anteriores.

Sin embargo, el gobierno logró el apoyo de los morenistas Toscano y Anguiano quienes fueron acusados de traición, además de la diputada María Isabel Martínez Flores, suplente de la fallecida Francis Anel Bueno Sánchez. Además, una sorpresa fue el apoyo a la iniciativa de la fracción panista, sobre todo el diputado Francisco Rodríguez García, que durante mucho tiempo había sido un fuerte crítico de los manejos financieros del gobernador y de la opacidad de su administración.

Después de que la Comisión de Hacienda y Presupuesto dio salida a la iniciativa la madrugada del sábado pasado, la noche del lunes organizaciones sociales y simpatizantes de Morena tomaron las instalaciones del Congreso del Estado, y las mantuvieron en su poder hasta el día siguiente cuando lograron impedir el desarrollo de la sesión que estaba programada a las 11 de la mañana.

El diputado Guillermo Toscano Reyes, presidente de la Mesa Directiva, llevó a un notario público para que diera fe del momento en que los manifestantes cerraron el paso a los diputados y de esta manera justificar el cambio de sede.

El legislador no pudo ocultar su molestia cuando los inconformes empezaron a corear a su alrededor: “¡Memo Toscano, por cuánto te vendiste!”, por lo que de inmediato se retiró del lugar, no sin antes advertir que ya había ido a la Fiscalía General del Estado a denunciar por violencia política a todos aquellos que lo acusaban de haberse vendido.

Antes el diputado otrora morenista había ido al comité estatal de ese partido a presentar su renuncia a la fracción de Morena, aunque aseguró que continuaba siendo miembro del partido.

Más tarde, emitió una convocatoria para sesionar virtualmente a través de la plataforma Zoom, donde se aprobó la propuesta de realizar la sesión en el local de la FSTSE, en la colonia Santa Bárbara, al norte de la ciudad.

Cuando llegaron los diputados encontraron un fuerte cerco de seguridad con agentes de la Policía Estatal que desde dos semanas antes atravesaron patrullas para impedir el paso de vehículos y en la entrada del local se encontraba otro cerco de policías con cascos, escudos y toletes, que impidieron la entrada a las diputadas y diputados de Morena y del PT, con el resultado de tres legisladoras y un legislador golpeados.

Entre los representantes populares afectados se encontraron Araceli García Muro, Blanca Livier Rodríguez Osorio y Ana Karen Hernández Aceves y el diputado Vladimir Parra Barragán, quienes acudieron a presentar denuncia por abuso de autoridad a la Fiscalía General del Estado y anunciaron que interpondrán un recurso legal contra la validez de la sesión de este día.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.