Conecte con nosotros

LOCALES

Deuda: Herencia Maldita III

Publicado

el

Compartir:

Por Vladimir Parra.

Columna: Estación Esperanza.

“Ningún aval a los gobernadores para contratar deuda o créditos. Lo quieren para las elecciones, no para el Covid.” Andrés Manuel López Obrador.

En artículos anteriores he sostenido que la deuda que busca contraer el gobernador Nacho Peralta no pasará por que la contratación de deuda con la banca y con organismos internacionales se ha manejado de manera irresponsable y el uso de los recursos no ha sido transparente. Ese  pensamiento neoliberal de préstame y luego que te pague la ciudadanía generó que gran parte de los recursos de nuestro estado estén comprometidos para el pago mensual de los préstamos y de sus intereses.

Sobre los colimenses pesa la adquisición de deudas que no han generado ningún tipo de bienestar para la gente, sino que han reducido cada vez más el presupuesto que podría destinarse al desarrollo del estado o a programas sociales, y sí hemos padecido los irresponsables manejos de la administración del presupuesto del estado y sido testigos en cambio de mucha corrupción, de recursos que fueron destinados para beneficio personal de unos cuantos, usados en campañas electorales o para invertir en negocios privados de personas cercanas a quienes ostentaban el poder.

Tan sólo en el año 2015 la deuda total de Gobierno del Estado ascendía a 3 mil 830 millones 400 mil pesos, y para el cierre del año 2019, la deuda ya se encontraba en 5 mil 999 millones 823 mil pesos. Es decir, que la deuda de nuestro estado ha crecido en más del 36% en tan sólo 4 años, por lo que, actualmente, cada colimense debe un total de $8,023 pesos.

El presidente ha sido claro al señalar en sus matutinas del 7 y 27 de mayo de 2020, que  se tiene que poner por delante el interés general, de la mayoría de los ciudadanos y de manera humanitaria atender con preferencia a los pobres, y señalando la importancia de ser responsables y no endeudar a los estados, y que sí en cambio apliquen un plan de austeridad republicana, bajandole a lujos y extravagancias.

En ese mismo sentido se han pronunciado la senadora Gricelda Valencia y el senador Joel Padilla. La senadora llamó a los legisladores locales de Morena, PT y PVEM a no aprobar la solicitud de Crédito de Nacho Peralta ya que fueron elegidos por la ciudadanía para a mantenerse firmes y ser congruentes con los principios de nuestro Presidente y de la cuarta transformación. Por su parte, el senador Joel Padilla invitó al gobernador a desistir en la búsqueda del crédito ya que implica comprometer recursos para los futuros gobiernos, y se trata de compromisos que no solo pagará la autoridad sino también todos los colimenses.

No obstante los llamamientos que han realizado diferentes actores políticos, el secretario de Planeación y Finanzas, Arturo Noriega, señaló que es probable que el Gobierno del estado envíe esta semana la solicitud de crédito al Congreso del estado. Como coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado, presenté la semana pasada una iniciativa de reforma para limitar a los gobiernos tanto estatal como municipales en materia de deuda pública, para que ya no se puedan adquirir créditos de manera irresponsable.

La exigencia de la ciudadanía es parar estos actos irresponsables que empeñan el futuro de nuestros hijos y responden a la nueva visión nacional de la cuarta transformación, y la postura del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza un nuevo modelo de país basado en cinco principios: democracia, justicia, honestidad, austeridad y bienestar, los cuales son la base de nuestra nueva política económica.

La iniciativa propone modificar diversas disposiciones a la Ley de Deuda Pública del Estado de Colima y sus Municipios, para incluir en sus principios rectores el que no se puedan contraer nuevos créditos si existen adeudos previos; que las entidades públicas tengan que integrar los documentos necesarios en materia de control interno, a fin de que los procedimientos, actos o convenios sean susceptibles de auditoría o revisión por las instancias competentes; y que los procedimientos, actos, convenios o contratos que se realicen en contravención a lo dispuesto en la Ley sean nulos de pleno derecho; además, establece que la desviación de los recursos procedentes de financiamiento constitutivos de deuda pública son responsabilidad de los servidor público y por tanto, pueden ser sujetos de sansión.

De aprobarse la iniciativa, la entidad pública que solicite un endeudamiento deberá elaborar un documento que incluya el análisis comparativo de las propuestas, con sus tasas de interés, mismo que será de escrutinio público.  Asimismo, el Congreso del Estado realizará un estudio y análisis exhaustivo de las solicitudes de endeudamiento, al conocer sobre la capacidad de pago de la entidad Pública a cuyo cargo estaría la Deuda Pública u Obligaciones correspondientes; el destino del Financiamiento u Obligación; y, en su caso; el otorgamiento de recursos como Fuente o Garantía de pago.

La iniciativa está ahora mismo en las comisiones correspondientes para su análisis, por lo que espera ser dictaminada y votada en la sesión de pleno. Como bancada, y pese a que gobierno del estado coloca el tema del Covid-19 como pretexto para chantajear su aprobación, no podemos justificar una deuda de más de 700 millones de pesos para pagar pasivos en dos obras que ya se tenían que haber terminado (el edificio del C5i y la rehabilitación del Palacio de Gobierno) y que no reactivarán la economía local debido a que los contratos son de empresas foráneas.

La opaca administración de los recursos públicos de Nacho Peralta nos da luz del riesgo que supone aprobar este crédito, con el que Colima tendría la deuda más alta en la historia del Estado; ejemplo de esto, es la pésima compra de 50 ventiladores para atender a pacientes graves de Covid-19, los cuales ni siquiera han llegado a Colima y su cantidad se redujo a 25 por el retraso de la empresa en la entrega de dicho equipo.

Como al término de su administración lo hizo Mario Anguiano, Nacho Peralta de igual forma solicita un crédito a casi un año del proceso electoral que definirá diputaciones federales, locales, presidencias municipales y la gubernatura estatal. Le volvemos a decir señor Gobernador, las familias colimenses no pagarán por sus malos manejos administrativos, no legalizaremos el saqueo y la corrupción. #LADEUDANOVA

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.