Conecte con nosotros

OPINIÓN

El derrumbe del PRI en Colima

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (02/07/2018).- Aunque se esperaba un efecto de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador en los resultados del resto de las elecciones, tal vez nadie imaginó que sería de tal intensidad que produjo un vuelco sustancial en el acomodo de las clases políticas locales en no pocos estados del país, entre ellos Colima.

La noche del domingo, hasta los morenistas colimenses veían sorprendidos el avance de los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) con casi carro completo para la coalición Juntos Haremos Historia en las posiciones de mayoría del Congreso del Estado, que finalmente se quedó con 15 de los 16 distritos.

La excepción la marcó el candidato de la coalición PAN-PRD, Francisco Rodríguez García, en el distrito VI, de Cuauhtémoc, quien probablemente se vio beneficiado por el efecto del voto del candidato a alcalde de ese municipio, Rafael Mendoza Godínez, único que logró reelegirse, por un amplio margen de diferencia.

De esta manera, la coalición encabezada por Morena —partido que ni siquiera consiguió un diputado plurinominal en la elección de hace tres años— se perfila para tener mayoría calificada en el Congreso del Estado, en una legislatura en la que el PRI no tendrá ningún legislador de mayoría y el PAN, junto con el PRD, sólo tendrá uno.

Definitivamente, esa inversión de las circunstancias de seguro tendrá efectos desfavorables en la administración de José Ignacio Peralta Sánchez, quien se verá obligado a gobernar la segunda mitad de su sexenio con un congreso adverso, que podría fungir como un severo fiscalizador de las decisiones y los manejos presupuestales del Poder Ejecutivo.

Aunado a lo anterior, el mandatario no mejoró su situación en relación con los gobiernos municipales, de los que únicamente dos serán afines a su partido, en tanto que los cuatro más importantes quedaron repartidos entre la coalición Juntos Haremos Historia (Manzanillo y Tecomán), y Movimiento Ciudadano (Colima y Villa de Álvarez).

También, como consecuencia lógica de la llegada del nuevo presidente de la república, seguramente habrá cambios de titulares de las delegaciones federales, quienes es de esperarse que no responderán a los intereses políticos del gobernador Peralta.

Este panorama coloca al PRI estatal —y por la situación similar en que se encuentran, también al PAN y al PRD— en una situación extremadamente difícil para contender con posibilidades reales de triunfo en la elección de gobernador de 2021.

Aunque va a depender de lo que suceda en los siguientes dos años, por el momento se avizoran mayores probabilidades de competitividad electoral para figuras de Morena y de Movimiento Ciudadano, lo que podría traer la alternancia que pondría fin al predominio de nueve décadas del PRI en el gobierno estatal.

Además de los efectos generales de la jornada electoral del 1 de julio en Colima, hubo notables personajes públicos que resultaron damnificados por tsunami lopezobradorista, de manera particular el exgobernador Fernando Moreno Peña, jefe del Grupo Universidad, quien no pudo llegar al Senado de la República, ni pudo hacer ganar a sus candidatos aliados: Mely Romero Celis, a la diputación federal del I Distrito; Francisco Zepeda González, a la diputación federal del distrito II; Héctor Magaña Lara, a la alcaldía de Villa de Álvarez; y Ciria Margarita Salazar, a la diputación local del distrito I.

Otros afectados seriamente en sus carreras políticas fueron Virgilio Mendoza Amezcua, quien buscaba por tercera ocasión la alcaldía de Manzanillo, por el PRI-PVEM, y fue derrotado por la activista social Griselda Martínez Martínez, de Morena. De haber ganado la elección, Mendoza se habría colocado en una posición favorable para contender con amplias posibilidades por la gubernatura en 2021. Ahí mismo, en Manzanillo, también fue derrotada la exalcaldesa Martha Leticia Sosa Govea, quien participó por la PAN-PRD.

Asimismo hubo presidentes municipales y diputados locales de diversos partidos que fracasaron en su intento por reelegirse, como el caso de la alcaldesa Yulenny Cortés León en Villa de Álvarez; y los alcaldes Horacio Mancilla González en Minatitlán y Héctor Insúa García en Colima. En el caso de los diputados locales que infructuosamente trataron de repetir se encuentran Nicolás Contreras Cortés, Riult Rivera Gutiérrez, Crispín Guerra Cárdenas, Miguel Alejandro García Rivera, Adriana Lucía Mesina Tena y Norma Padilla Velasco, entre otros

Aunque es difícil saber qué depara el futuro político para Colima, lo único cierto hasta ahora es que nuevas fuerzas políticas —aunque muchos de sus personajes no son nuevos— están desplazando a los partidos tradicionales y esto, en un escenario optimista debería marcar formas diferentes de hacer las cosas. Y si se siguen haciendo igual o peor, la sociedad tiene la responsabilidad de mantenerse vigilante para reclamárselos. Estamos ante una oportunidad de lograr una mejoría en la vida pública del estado, de los ciudadanos dependerá si se aprovecha o se deja pasar.

Compartir:
Clic para comentar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Congreso del Estado

Ayuntamiento de manzanillo

universidad de colima

aires acondicionados de occidente

Atención

Agregados El Seis

Sainz Agencia de publicidad

Bordados

rincón del mar

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.