Conecte con nosotros

LOCALES

La táctica del tío Lolo

Publicado

el

Compartir:

El gobernador Peralta Sánchez, que paga comidas de 100 mil pesos por persona (para los gobernadores golpistas), quiere endeudar por 722 millones de pesos al estado de Colima y él seguir dándose vida de rey en épocas de pandemia. Eso es grave.

Sin embargo, es muchísimo más grave, que algunos diputados empiezan a ponerse en modo traidor e inicien a afinar su demagogia para justificar su perfidia.

Las declaraciones del diputado Carlos Farías son paradigmáticas, pues expresan el sentir de varios diputados carentes de conciencia humana y social. Textualmente dijo que: En palabras claras el temor es de que se roben el dinero, sin embargo, ahí entra otra reflexión, siendo consciente que se ocupa recurso público, la verdadera coyuntura que se debe de observar es que los diputados debemos de tener la suficiente eficacia y maduración política para poder ser capaces de vigilar y supervisar que el recurso público se aplique peso por peso a la etiqueta que se vaya a definir, y me refiero a las etiquetas de salud y seguridad que son los grandes males que hoy vive Colima”.  Parece un  galimatías pero no lo es. Es una manera complicada de querer mentir con la verdad. Y autorizar mañosamente los créditos. 

Los diputados que se disponen a ser cómplices del gobernador, que trabaja para los popis de Colima -no que un gobernador lo hacía para todos-, han empezado a plantear los siguientes argumentos:

  • Lo importante es vigilar la ejecución del préstamo y evitar que se lo roben y se aplique para los males como seguridad y salud;
  • Lo principal es etiquetar el préstamo y se aplique correctamente;
  • Lo interesante es ser maduros y ver por Colima; y
  • Lo prioritario es que se tengan los recursos para salvar a los colimenses.

Palabras más palabras menos, esos serán los principales argumentos, que repetirán cuantas veces sea necesario. Puntualicemos. 

A los ciudadanos nos salta, en forma inmediata, las siguientes preguntas: ¿han vigilado los diputados, hoy e históricamente, los préstamos y evitado que los gobernadores en turno y cualquier funcionario público se roben los recursos? No, es la respuesta. Este ha sido uno de los reclamos que los ciudadanos hemos hecho una y otra vez a los diputados, y los actuales, poco han podido o querido hacer en este renglón. De lo poco, por ejemplo, mandató el Congreso a Peralta Sánchez que le cobrara los 500 millones de pesos malversados a Mario Anguiano y, a fuerza de ser francos, ni siquiera se ha molestado Peralta Sánchez por recuperar estos recursos que hoy el estado tanto necesita. ¿Los préstamos etiquetados se han aplicado honrando para lo que fueron autorizados? No, es la respuesta categórica. Todos tenemos presente que el créditos para la compra de los terrenos de la ex zona militar, ubicados en calzada Galván, hasta la fecha, se desconoce su destino, y eso es lo único cierto en lo incierto de su destino. La Secretaría de la Defensa Nacional ha sido categórica, ella donó los terrenos, punto; además, tampoco se ha transparentado el proceso de la adquisición del predio de La Campana, por citar dos casos emblemáticos. ¿Tenemos casos donde el Ejecutivo haya dado información puntual de los créditos y su ejercicio? No, es la respuesta nuevamente, ha sido todo lo contrario la opacidad es lo que domina.

Los argumentos donde se invoca la madurez y ver por Colima son clásicos enunciados demagógicos vacíos de sustancia y esgrimir que lo importante es que lleguen los recursos a los colimenses, en tiempos difíciles, es otro argumento melodramático que no conmueve a nadie por falso. 

Estos argumentos ya sabemos cómo deben traducirse. Lo que quiere el Ejecutivo estatal es endeudar para nutrir las arcas de la Secretaría de Desarrollo Social Colima y comience la operación de la repartición de despensas llenas de frijol con gorgojo y, cosas por el estilo, que beneficien al PRIAN. Ya vimos cómo, sin ningún pudor, el gobernador movió sus piezas y colocó a Rubén Pérez Anguiano en la citada secretaría dando con ello el banderazo del arranque de la campaña política para beneficiar al PRIAN, ahora metamorfoseado en BOA. 

El gobernador y el buen hombre de Pérez Anguiano deben tener muy presente que en la Unidad de Inteligencia Financiera está Santiago Nieto y no el corrupto de Alberto Bazbaz, personero de Peña Nieto, que era donde se “toleraban” los malos manejos de los dineros que servían para la maquinación de los fraudes electorales.

La táctica del tío Lolo que, algunos diputados (debemos exceptuar a la mayoría de Morena), se aprestan a perpetrar una traición a los ciudadanos que no es otra cosa que corrupción política.

La postura firme de no autorizar el endeudamiento del estado de Colima de Vladimir Parra, Claudia Aguirre, Araceli García Arámbula y Blanca Livier Rodríguez es de valorarse y apoyarse porque es responsable y políticamente honesta.

En Nogueras el gobernador de Colima les dio vino, comida y regalos a los gobernadores golpistas a un costo de 100 mil pesos por cabeza, en Coahuila el gobernador les regaló hieleras personalizadas y una a silla de montar a cada uno de los asistentes. Regalar el dinero de otros es fácil, difícil es reglar el dinero que le cuesta a uno ganar. 

El gobernador de Colima quiera el préstamo no para apoyar el problema de la pandemia lo quiere para las próximas elecciones y para sus negocios. Por eso los diputados no deben autorizar ni un solo préstamo. Ni un cinco para que se lo roben.

Si algunos diputados quieren jugar al tío Lolo, es decir, hacerse pen… solos, es muy su asunto.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.