Conecte con nosotros

LOCALES

La BOA, ¿en Colima?

Publicado

el

Compartir:

El Bloque Opositor Amplio (BOA) es una organización, que sin ningún pudor, exhibe sus fines  golpistas por el enfado de estar perdiendo sus privilegios; sin embargo, con mucho ingenio mi amigo José Luis Gaspar Osorio escribió en el muro de su feis, que para él, BOA significa Bola de Ojetes Ardidos. Me encantó su ingenio y su certeza. El acróstico es perfecto.

Yo imaginé una fotografía imposible. Uno siempre ha soñado una cosa o un hecho imposible, que jamás sucederá porque la realidad, sencillamente, no se los permitiría, que sólo podría darse en la imaginación, que sólo lo imposible existe en la naturaleza; por ejemplo, entiendo que es químicamente imposible que el agua y el aceite se junten o que físicamente exista fuego sin calor.

Yo imaginé una fotografía imposible. Imagine trenzados codo con codo a Fernando Moreno con Enrique Michel, a su lado Locho Morán, a continuación Jorge Luis Preciado, radiante y sonriente caminaba  Virgilio Mendoza, serio pero contento caminaba también Felipe Cruz, no menos sonriente Guillermo Toscano saludando a todo el mundo después de haber besado la mano de Moreno Peña, ahí se veía feliz a José Manuel Romero Coello, al final de la fila, que encabezaba una manifestación electoral del 2021 por la gubernatura de Colima. 

Inmediatamente le seguía el contingente de diputados locales que decidieron voltear a otro lado, al decidir no enjuiciar al Ejecutivo estatal, a pesar de que éste tiene hecho un desastre la entidad, circunstancia que lo convierte en el peor gobernador de nuestra historia reciente. Todos con disfraces de botargas de patos enarbolaban una manta con la consigna que decía: ¡La impunidad es primero: estamos con usted señorito gobernador! 

Rápidamente adivine que la pretensión de los diputados, al no llamar a cuentas al Ejecutivo estatal, no tenía otro sentido sino el de aumentar el record de impunidad en Colima. Hoy Colima ostenta entre el 98 y el 99 por ciento de impunidad en la aplicación de la justicia. Con la consigna de los diputados seguro que llegaremos al cien. Bravo diputados, felicidades, no es para menos. Viva la impunidad total.

Atrás en tandas y bien acomodados y guardando Susana distancia -no faltaba más-destacados cuadros del panal, de movimiento ciudadano, del verde ecologista, del PRI, del PAN y del PRD. A continuación toda la base que no eran más de veinte, pero bien convencidos.

Yo imaginé que coreaban las consignas que reivindicaban las tesis esenciales de su futuro gobierno.

Gritaban con frenesí ¡Aquí y allá la corrupción regresará!; tomaban aliento y luego coreaban ¡Doy una alabanza para que vuelva la tranza!; ya de plano encarrilados entonaban ¡No queremos arar, pero sí vamos a abusar!; en pleno frenesí político gritaban ¡No a la unidad, sí a la impunidad!; la temperatura aumentaba y soltaban con sonora voz ¡Somos empresarios y dignamente dinosaurios!; y las consignas continuaban ¡Ninis y gobierno pendenciero, danos el  dinero!; y agregaban ¡Qué los pobres paguen más impuestos pa´ que el gobierno tenga más puestos!; y en su paroxismo final gritaban ¡La BOA unida, jamás será vencida!

Rápido, sinteticé en mi menta, dios mío, tienen todo un programa de gobierno en sus consignas: el regreso de la corrupción; el soborno como forma de gobierno; el separatismo y la polarización como política de gobernanza; el no pago de impuesto de los empresarios como política fiscal; y el regreso de la clase política dora como forma de administrar.

Si una persona  me hubiera vaticinado, hace treinta años, que el PRI y el PAN, unidos al verde, al panal y al PRD los vería juntos marchar sobre la avenida Francisco I Madero, me hubiera muerto de la risa, y le hubiera dado unas palmaditas en la espalda a quien yo hubiera considerado una pitonisa fallida.

Me falló la imaginación. Lo que yo imaginé se quedó corto. La realidad se me presentó mucho más espectacular e increíble. Hombres que yo había considerado irreconciliables porque algunos –yo creía impolutos- hoy se están juntando con otros de mala fama pública para plantear unidos cosas tan insostenibles por aberrantes y decadentes. 

Luchar por la corrupción, la polarización y enfrentamiento de la sociedad, proponer el odio, el abuso como forma de vida, la impunidad como bandera formal, salarios tan altos como inmorales e impagables. ¡No, imposible!

Pero sí allí estaban frente a mis ojos. Y tuve que repetirme en mi interior pleonásticamente para convencerme. Lo vi con mis propios ojos. Sí, así se lo dije a mí mismo.

Era la BOA hecha realidad en Colima. 

Ahí estaba la BOA frente a mí y recordé el acróstico de mi amigo Gaspar Osorio: 

B ola de

O jetes

A rdidos

Yo lo sé y ellos lo saben, ahí viene la BOA a Colima. Una BOA que quiere seguir constriñendo todos los recursos económicos, los derechos políticos y el bienestar sociales de los colimenses.

El escenario electoral ya se está definiendo en Colima: los contrincantes reales serán los ciudadanos versus el Bloque Opositor Amplio, la BOA estranguladora.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.