Conecte con nosotros

LOCALES

Ceresos de Colima aprueban “de panzazo” la supervisión penitenciaria de la CNDH

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (12/06/2020).- Los tres centros de reinserción social existentes en el estado, con sede en Colima, Tecomán y Manzanillo, aprobaron “de panzazo” la supervisión penitenciaria realizada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) realizada en 2019.

Con una calificación promedio de 6.76, los reclusorios de Colima se ubicaron en el lugar 14 a nivel nacional, mientras que los primeros cinco lugares fueron ocupados por Querétaro, con 8.22; Tlaxcala (8.07), Coahuila (8.03), Guanajuato (8.01) y Aguascalientes (7.71), y los estados que se encuentran en los últimos lugares son Tamaulipas (5.38), Guerrero (5.92), Veracruz (5.94), Puebla (6.03) y Sinaloa (6.05).

En el plano colimense, el Cereso de Manzanillo es el mejor calificado con 7.47, en segundo lugar se encuentra el de Tecomán, con 6.80 y en el último lugar se encuentra el de Colima con 6.01.

Ninguno de los tres ceresos se encuentra sobrepoblado, pues el de Colima tiene una capacidad para albergar a 2 mil 549 varones y en el momento de la supervisión sólo tenía 1067; 206 mujeres y tenía 61. El de Tecomán tiene capacidad instalada para 123 internos y sólo tenía 54, en tanto que el de Manzanillo tiene capacidad para 755 y únicamente tenía 245.

En el caso del Cereso de Colima, la CNDH consideró que es importante prestar atención en los siguientes temas:

  • Insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos.
  • Insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos.
  • Inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene del área médica.
  • Inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene de la cocina y/o comedores.
  • Inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene de los talleres y/o áreas deportivas.
  • Deficiencias en la alimentación.
  • Insuficiencia de personal de seguridad y custodia.
  • Deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias.
  • Presencia de actividades ilícitas y cobros.
  • Deficiente separación entre procesados y sentenciados.
  • Insuficiencia o inexistencia de actividades deportivas.

En el Cereso de Tecomán, durante la supervisión se detectó que es importante

prestar atención en los siguientes temas:

• Insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos

humanos.

• Deficientes condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas

privadas de la libertad.

• Inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene de instalaciones para la

comunicación con el exterior.

• Inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene de los talleres y/o áreas

deportivas.

• Falta de normatividad que rige al centro (reglamentos, manuales, lineamientos y

disposiciones aplicables; su difusión y actualización).

• Insuficiencia de personal de seguridad y custodia.

• Deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias.

• Inadecuada clasificación de las personas privadas de la libertad.

• Insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación.

• Inadecuada organización y registros para el cumplimiento del plan actividades.

• Deficiencia en la atención a personas adultas mayores.

• Insuficiencia en los programas para la prevención de adicciones y desintoxicación

voluntaria.

En el Cereso de Manzanillo, durante la supervisión se detectó que es importante

prestar atención en los siguientes temas:

• Insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos.

• Insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos

humanos.

• Deficientes condiciones materiales e higiene de instalaciones para alojar a las personas

privadas de la libertad.

• Insuficiencia de personal de seguridad y custodia.

• Deficiente separación entre procesados y sentenciados.

• Insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación.

• Inadecuada vinculación de la persona privada de la libertad con la sociedad.

• Insuficiencia en los programas para la prevención de adicciones y desintoxicación

voluntaria.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.