Conecte con nosotros

LOCALES

¡Perros, mil veces perros!

Publicado

el

Compartir:

Nachito Peralta, el inútil, se tiene que ir por inepto, por indolente, por omiso, por frívolo, porque ya es tóxico para Colima.

Mientras se gastaba, aproximadamente 700 mil pesos en una sola comida (cien mil pesos por gobernador), con siete gobernadores vividores del dinero de la gente: siete familias colimenses se enlutaban por culpa de un irresponsable gobernador que sólo actúa con frivolidad y piensa en el dinero y en derroche frívolo.

Aviones de lujo, escoltas bien trajeados, patrullas para abrirles el paso, comida y vinos de primera en la ex hacienda de Nogueras porque el turismo político de los gobernadores es primero y porque la gente para ellos es sólo estadística y masa sin forma.

Mientras tanto diez policías fueron secuestrados. Tres mujeres policías y dos civiles fueron liberados, pero siete, como el mismo número de gobernadores, fueron masacrados porque los señoritos gobernadores andan tras la pista del dinero, dinero, vil metal.

Mientras Nachito brindaba, siete policías eran asesinados y depositados en bolsas de plástico y colocados en una camioneta blanca con la placas del Estado de México.

Mientras Nachito brindaba, siete policías eran dejados muertos en la comunidad de Cedros en Manzanillo.

Qué les va decir a sus esposas, a sus hijas, a sus hijos, a sus hermanos. -Que usted tenía que comer y beber con unos amigos en Nogueras. 

La muerte de los policías estatales no es producto de la casualidad sino resultado de una práctica usual del Gobierno del estado. Nacho, el inútil, usaba la policía estatal para la protección de empresarios. Los usaba a discreción y como coto privado; como escoltas personales de sus amigos y parientes. Para eso usaba los recursos humanos del Gobierno del estado.

Nacho, el inútil, debe aclararle al Congreso por qué comisionaba, de facto, a los policías a servicios personales, siendo estos recursos públicos.

El Congreso no debe aprobarle ni un sólo crédito al gobernador porque éste es un irresponsable que usa los recursos públicos para su beneficio personal.

El Congreso debe obligar al Ejecutivo estatal a bajar el gasto corriente y aplicar los excedentes a la pandemia del Covid-19. Basta ya de derroches y sueldazos para un grupo de ineptos y frívolos.

Nacho, el inútil, debe renunciar por respeto a los muertos, a sus deudos y a la sociedad colimense.

Ahora ya nos queda claro porque los colimenses estamos en estado de indefensión frente a la criminalidad que va en  aumento cada día. Ahora ya sabemos que Nacho usa la policía estatal para cuidar a sus amigos y los colimenses de a pie le importamos un bledo.

¿Cuánto vale la vida de una persona para este tipo de entes?

Nacho, el inútil, debe, lo más pronto posible renunciar, porque todo tiene un límite y, Nachito,  ya rebasó los límites.

Nacho, el inútil,  y los seis gobernadores cómplices se comportan como:

“Desesperados, aislados como el odio, 
fríos como un árbol de veneno, 
ciegos como una noche ciega, 
viles como la eterna vileza, 
idiotas como gallinas idiotas, “ (Efraín Huerta 1954)

Las palabras de Nacho, el inútil, ya suenan huecas porque huecas son. Seguro pedirá que se investigue y se llegué hasta las últimas consecuencias. El gobernador debe ahorrarse las palabras e irse.

El señor gobernador, por el bien de Colima, debe renunciar. El gobernador debe irse. Irse muy lejos.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.