Conecte con nosotros

LOCALES

El Colima de “El Mencho”

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (22/05/2020).-  Uno de los narcotraficantes más buscados en el mundo, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerado por el actual gobierno federal como el grupo delictivo más peligroso y violento de México en 2019; Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, podría estar en Colima.

El capo, considerado actualmente enemigo público número uno en México y Estados Unidos, se mueve entre los estados de Colima, Jalisco y Michoacán, según han destacados autoridades de ambos gobiernos, atribuyéndole una escalada de hechos violentos en esta región del país.  

Según la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), este personaje encabeza una de las cinco asociaciones delictuosas más violenta que existen en el mundo y tiene presencia en el Estado de Colima, en donde incluso podría estar escondido.

Al igual que otros narcotraficantes, como Juan Manuel Salcido Uzeta, “El Cochiloco” que vivió en Coquimatlán durante el sexenio de Elías Zamora Verduzco; o Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, que escapó de una fiesta en la zona norte de Colima en junio de 2012 –durante el sexenio de Mario Anguiano Moreno-; Nemesio Oseguera podría residir en Colima. 

La lucha que ha tenido el Cártel Jalisco Nueva Generación con otros grupos delictivos por el control del puerto de Manzanillo, es un indicio más para confirmar la versión de que el capo podría estar en alguna parte del territorio; otro más es el que recientemente, a causa de la pandemia del Covid-19, se repartieron despensas en Manzanillo y Tecomán a su nombre.

DE POLICÍA A NARCO

También conocido como “El Gallero” o “El señor de los gallos”, y buscado por tráfico de drogas, posesión ilegal de armas de fuego y participación en el crimen organizado, Nemesio Oseguera Cervantes nació el 17 de julio de 1966 a poco más de 250 kilómetros de Colima, en Aguililla, Michoacán, en Tierra Caliente.

Desde su juventud, el michoacano decidió comenzar a trabajar en el tráfico de drogas, se ubica que fue alrededor de la década de los 90’s cuando inició a inmiscuirse en negocios turbios, sumándose a la producción de drogas sintéticas a cargo del cártel conocido como Los Valencia o del Milenio. Así lo sostiene un comunicado de prensa de abril de 2015 del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Para 1994, la corte estadounidense del Distrito Norte de California lo condenó a tres años de prisión por conspirar para distribuir heroína en los Estados Unidos. Después fue liberado y  regresó a México, donde se desempeñó como agente policiaco. Ingresó a las filas de corporaciones policiacas, particularmente fue policía en los municipios de Tomatlán y Cabo Corrientes, Jalisco; cerca del municipio de Manzanillo, Colima. 

Mientras estuvo como un elemento encargado de la seguridad pública aprendió habilidades y adiestramientos que le permitieron involucrarse con personas que lo impulsaron en su carrera criminal. Nemesio Oseguera era conocido entre militares, policías y especialistas en seguridad.

Años después optó por dar un giro a su vida: pasó de ser policía a crecer su carrera en el crimen organizado, uniéndose al Cártel del Milenio, grupo criminal aliado del Cártel de Sinaloa, cuyo liderazgo fue encabezado a partir de mediados de 1995 por Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”. 

En un principio el michoacano formó parte de la red de sicarios que protegía a Armando Valencia Cornelio, “El Maradona”, así fue que se vinculó primero al Cártel de El Milenio, organización de nexos con Ignacio “Nacho” Coronel Villarreal, miembro del cártel de Sinaloa, mano derecha de Joaquín Guzmán.

Durante esa época el grupo al que pertenecía Nemesio Oseguera traficaba drogas, administraban las finanzas y actuaban como sicarios del Cártel de Sinaloa en Jalisco y Colima. Cobijado por Coronel, “El Mencho” se convirtió en el cabecilla de los llamados “Matazetas”, brazo armado que protegía a las familias de los capos en la región y se enfrentaba contra “Los Zetas”, principal enemigo del Cártel de Sinaloa y del Milenio.

Pero tras la detención del líder del Cártel del Milenio, Óscar Orlando Nava Valencia, “El Lobo” –en octubre de 2009-; y la muerte de Coronel en julio de 2010; el grupo delictivo se dividió en dos facciones: los Torcidos y la Resistencia, que iniciaron la lucha por el control en Jalisco. La primera facción generó el nacimiento del Cártel Jalisco Nueva Generación, liderado por “El  Mencho”; y el rompimiento con el Cártel de Sinaloa. 

Años después y tras la detención de Joaquín Guzmán, “El Chapo”; a mediados de 2018 Nemesio Oseguera Cervantes fue nombrado por las autoridades norteamericanas –México y Estados Unidos- el capo de la droga más buscado. Actualmente ofrecen una suma de 10 millones de pesos por dar con su paradero.

EL CJNG EN COLIMA

Conocido inicialmente como integrante de “Los Matazetas”, “El Mencho” comenzó a operar por su cuenta. En alrededor de cinco años su cártel pasó de ser un grupo delictivo local, a las órdenes del Cártel de Sinaloa, a una banda con presencia en al menos una decena de estados del país. Actualmente, opera en más de veinte entidades. 

Antes de que Mario Anguiano Moreno culminara su sexenio, el grupo delictivo Jalisco Nueva Generación mantenía el control de Colima, con miembros como José González Valencia, hermano del Abigael “El Cuini”, exoperador financiero de la organización y cuñado de Nemesio Oseguera ‘El Mencho’, líder del cártel.

Durante ese sexenio (2009-2015), integrantes del llamado Cártel de Colima, que encabezaban los hermanos Amezcua, se unieron a la estructura operativa del Cártel Jalisco Nueva Generación y participaban en la administración y producción de drogas sintéticas, al servicio de Nemesio Oseguera Cervantes.

A decir de Alberto Islas, de la consultora de seguridad Risk Evaluatio -en una entrevista a la BBC Mundo en 2015-; dijo que la producción de metanfetaminas mudó de Michoacán a Colima para alejarse de la zona controlada por el Cártel de Los Caballeros Templarios. Con ello “El Mencho” se benefició del repunte en el consumo de heroína en Estados Unidos y paralelamente aprovechó el auge económico en la ganadería, agricultura y construcción de la zona del pacífico.

Aunque tiene presencia en gran parte del país, investigaciones policiales han revelado que el CJNG tiene su base de operaciones en Jalisco y Colima. El narcotraficante aprovecha las rutas del Pacífico para mover las drogas e importar cocaína de Colombia y efedrina de China a través del puerto de Manzanillo.

El privilegio geográfico que tiene ese municipio colimense ha provocado que durante décadas los cárteles de la droga se peleen el control del mismo. En los últimos años el Cártel Jalisco Nueva Generación ha estado peleando, principalmente con el de Sinaloa, el dominio del territorio, lo que ha convertido a Colima como uno de las entidades más violentas y sangrientas en México.  

De acuerdo con versiones oficiales, fue la lucha por el puerto colimense lo que propició la guerra entre ambos cárteles. Supuestamente esto se dio por un acuerdo entre el Cártel de Sinaloa y La Familia Michoacana en Colima, para ‘hacer una limpia’ en la entidad luego de que integrantes del CJNG fueran señalados de ser cobradores de derecho de piso para los comerciantes, extorsionadores, secuestradores, violadores y rateros. Ello y la detención fallida de “El Mencho” en 2016 detonaron la guerra.

“Hay un cambio de la violencia. Del norte del país, que la teníamos antes en los estados de Tamaulipas, Chihuahua y Coahuila, ahora se está moviendo hacia Colima, en el Pacífico”, declaró hace dos años José Antonio Ortega, presidente de la organización no gubernamental ‘Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal’.

También en años recientes el municipio de Tecomán se convirtió en una zona de guerra de varios grupos criminales que luchan por la plaza, confirmaron autoridades municipales al revelar que eran los mismos cárteles: El de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

La organización criminal de Nemesio Oseguera es proveedora de anfetaminas ilegales en el norte del continente americano y en el europeo, además se ha identificado que tienen nexos con el mercado de drogas en el asiático; y tiene como centro de operaciones los estados de Colima, Jalisco y Michoacán.

COLIMA, UN LUGAR FAVORITO

De hecho, hace menos de un año, en agosto de 2019; la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos reveló que “El Mencho” pudiera estarse escondiendo en uno de estos tres estados de México. El líder del Cártel Jalisco Nueva Generación encontró su mejor escondite en la zona serrana de esta región.

El narcotraficante “se esconde en zonas montañosas en Jalisco, Michoacán y Colima. Creemos que él ya no está en las ciudades”, advirtió ante la prensa estadounidense, Kyle Mori, agente de la DEA, encargado de capturarlo. 

Sobre en qué parte podría encontrarse: en cabañas de lujo, viviendas humildes o incluso en cuevas; el funcionario respondió: “Es una combinación de muchas cosas. No creo que esté en un lugar por mucho tiempo, ni en un mismo tipo de casa. Es una combinación de todo lo que puedas imaginar (…) Definitivamente se mueve constantemente”.

La DEA sugiere que la guarida de Nemesio Oseguera está en una zona que cuenta con un extenso territorio donde se siembran narcóticos y hay laboratorios clandestinos, y tiene dos puertos estratégicos, el de Manzanillo y el de Lázaro Cárdenas; a donde le llegan precursores químicos con los que elaboran las drogas sintéticas que trafica. 

Para el gobierno de Estados Unidos, a diferencia de “El Chapo”, que supuestamente se paseaba por restaurantes y calles de Colima; “El Mencho” no se maneja así, porque “no le importa vivir en las montañas como un ranchero”.

Sin embargo no es la primera vez que se sugiere que el líder del CJNG está en Colima, en 2016 corrió la noticia de que estaba escondido en la parte alta del municipio de Minatitlán. Al respecto y luego operativos militares en el lugar, el entonces secretario de Seguridad Pública del gobierno del estado, contralmirante Francisco Javier Castaño Suárez; precisó que de haber estado ahí “El Mencho”, “ya lo hubieran detenido”.

No obstante, reconoció que en esa zona había instalación de narcolaboratorios y otras actividades ilegales, por eso se habían dado enfrentamientos entre los cárteles. “Entraban por El Terrero, pero la operación fue principalmente desde Jalisco, traían algunos laboratorios donde la Sedena trabajó directamente (…). Ya está controlada la situación y el reporte que tenemos es que terminaron sus actividades”, aseguró.

LA “CAPTURA” DE NACHO A “EL MENCHO”

Desde hace más de una década Colima se ha convertido en un infierno. Parte de la violencia ha sido consecuencia de la lucha por el control de la plaza por parte de los grupos delictivos, en donde el Cártel Jalisco Nueva Generación ha dominado y ha operado paralelamente al gobierno de Mario Anguiano en un principio, y ahora al de José Ignacio Peralta Sánchez.

Según versiones periodísticas -durante el sexenio anterior- como ocurrió con “El Chapo”; “El Mencho” también había sido capturado y liberado de inmediato. Los hechos sucedieron el 26 de agosto de 2012, cuando elementos de la Secretaría de Marina supuestamente detuvieron en Zapopan, Jalisco, al delincuente, lo que ocasionó enfrentamientos y narcobloqueos a lo largo de los estados de Jalisco y Colima, por lo que fue liberado dos horas después. 

El día de la detención de “El Mencho”, revela un informe presentado por El Universal, desvela que el día de la detención se realizaron 28 narcobloqueos en Jalisco y seis en Colima, y alrededor de 26 medios de transporte fueron incendiados. Además la policía federal mantuvo un enfrentamiento con los integrantes del CJNG, donde seis miembros perdieron la vida. 

Casi tres años después, en mayo de 2015, fue “detenido” por el entonces candidato del PRI a la gubernatura, José Ignacio Peralta. El día primero del mes de mayo de ese año circuló un video donde el aspirante quería ganar la primicia, daba por hecho que habían detenido al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El video se subió  el día del operativo y en él expresaba el error: “Siendo las tres de la tarde del viernes primero de mayo, se tiene información oficial de la detención de uno de los jefes del Cártel Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera apodado, “El Mencho”. Esto ha desatado una serie de reacciones desesperadas de la delincuencia organizada”, dijo el priista. Poco después se bajó el video, el cual puede observarse en la siguiente dirección: https://www.youtube.com/watch?time_continue=21&v=GebMEN-Pj-U&feature=emb_title

Desde luego lo dicho por el priista era mentira, la verdad se centraba en el incremento de la violencia en la que vivía Colima y que se incrementó con los años. Tras la detención y asesinato del líder del llamado ‘Cártel de Colima’ –y de ‘La Familia Michoacana’ en el estado- Gerardo Mendoza Chávez, en 2018; la plaza de la entidad fue disputada por el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación, cuyos jefes: Nemesio Oseguera Cervantes e Ismael “El Mayo” Zambada, respectivamente; están entre los capos más buscados de México y Estados Unidos.

COLIMA EN EL INFIERNO

Desde la rivalidad entre ambos grupos delictivos, el sexenio de Peralta Sánchez se ha visto manchado de sangre. Ambos capos han buscado tener el control de Colima para pasar la droga por el puerto de Manzanillo y la violencia se ha disparado enormemente, convirtiéndose Colima en el estado con más homicidios dolosos en el país, y teniendo a municipios con la violencia más grave.

En poco más de cuatro años, el gobierno de José Ignacio Peralta ha superado cualquier otra cantidad de asesinatos de la historia de la entidad, arrastrando más de tres mil asesinatos, un promedio de 61.5 por mes. La cifra de homicidios supera el doble de los mil 500 contabilizados durante los tres sexenios anteriores juntos.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el periodo de Fernando Moreno Peña (1997-2003) se cometieron 335 homicidios (55.8 por año); en el de Carlos Flores Dueñas, Gustavo Vázquez Montes, Arnoldo Ochoa González y Silverio Cavazos Ceballos (2003-2009) ocurrieron 225 asesinatos (37.5 por año) y en el de Mario Anguiano Moreno (2009-2015) se cometieron 940 actos de privación de la vida (156.6 por año).

En esta lucha ha sobresalido la presencia de “El Mencho”, sin que se le logre ver, mucho menos aprehender. Recientemente circularon videos a través de las redes sociales donde presuntos narcos del CJNG se graban entregando de despensas en Manzanillo y Tecomán, como ayuda para enfrentar la contingencia sanitaria por el Covid-19, a nombre de Nemesio Oseguera.

En estos eventos nunca se le vio en físico al narcotraficante. Se cree que circula entre los tres multicitados estados del país, pero se desconoce su domicilio. Incluso meses atrás se habló de que estaba enfermo, pero no se confirmó de manera oficial la versión. 

“El Mencho” ha logrado en pocos años lo que a “El Chapo” le tomó décadas, reflexionó el agente de la DEA, Kyle Mori, en entrevista con Univisión: “Ha cometido pocos errores. (…) Es un hombre inteligente, es muy bueno en lo que hace: está evitando que lo atrapen, está ganando varios millones de dólares. Es como un juego del gato y el ratón: él hace unos movimientos y nosotros tenemos que hacer los nuestros para capturarlo”.

Y pese a que no es posible verlo para tener una idea que dé con su localización –algunos otros capos se han operado para no ser identificados-, la agencia antinarcóticos ha descrito a Oseguera Cervantes como un hombre de tez blanca, de aproximadamente 1.73 de altura y 68 kilogramos de peso, “cuya última dirección conocida estaba en México”.  

En tal sentido, por el historial de vida que se le conoce y la presencia del CJNG del que es líder, no se puede descartar –los sistemas de inteligencia de seguridad de los gobiernos los han expresado-, que Nemesio Oseguera Cervantes pudiera estar en Colima, en la entidad con una larga historia de narcotráfico, que ha sido el paraíso y el infierno de este fenómeno que afecta a la sociedad.    

Compartir:

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

Universidad de Colima

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.