Conecte con nosotros

LOCALES

A un año de las irregularidades “en la compra” de los terrenos de la Zona Militar, nada ha pasado

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (15/05/2020).- El 6 de mayo de 2019,  AVANZADA publicó un reportaje en el que documentó que la Secretaría de la Defensa Nacional había donado a título gratuito los terrenos de la XX Zona Militar, sin embargo, el gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez solicitó al Congreso y ejerció un crédito por 200 millones de pesos para –supuestamente- adquirir dichos predios que se ubica en la avenida Calzada Galván.

A un año de la publicación y tras una investigación, el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental en Colima (OSAFIG) concluyó que el gobierno del Estado violó la Constitución local al ejecutar el crédito de los 200 millones de pesos para otros fines que los autorizados por los diputados locales.

Es de señalar que a pesar  de la conclusión del propio OSAFIG, los avances en las investigaciones para determinar el grado de responsabilidad de los posibles implicados, son prácticamente nulos por la Unidad de Investigación del propio órgano fiscalizador, quien suspendió sus actividades desde el pasado mes de marzo, cuando se decretó la contingencia sanitaria en la entidad.

Aunque el propio OSAFIG mostró que existe una violación al decreto 617, que dio origen al crédito, en el Poder Legislativo no hay ninguna investigación propia o algún proceso abierto por este hecho.

En todo este año, lo que se conoce es que la administración estatal encabezada por Ignacio Peralta Sánchez utilizó más de 493 millones del presupuesto público (200 MDP provenientes de un crédito bancario) para –supuestamente- comprar los terrenos de la XX zona militar, mismos que hasta la fecha se han convertido en espacios para albergar oficinas gubernamentales.

El reportaje que se publicó el 6 de mayo en AVANZADA es el siguiente:

Tanto la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y el Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales (INDAABIN) informaron que el terreno de la XX Zona Militar, que se ubica en la Avenida Calzada Galván, fue donado a título gratuito al gobierno de Colima el pasado 7 de noviembre de 2018.

Es decir, la administración de Ignacio Peralta Sánchez no tuvo que realizar ningún pago económico o en especie a estas dos instituciones, aunque  solicitó y ejerció un crédito bancario para destinar – según lo dijo el mandatario estatal el 5 de octubre de 2018-  200 millones de pesos para la adquisición de dicho terreno.

A través de dos solicitudes de Transparencia que AVANZADA realizó a la SEDENA y al INDAABIN, las dependencias federales confirmaron que no recibieron ningún recurso económico o en especie de parte del gobierno de Colima por los terrenos donde se ubicaba la XX Zona Militar en la ciudad de Colima.

El pasado 27 de marzo y con el folio 0000700071519, la SEDENA  señaló que no existe evidencia documental en sus archivos del acuerdo en el cual la institución le entregó al gobierno del Estado de Colima el terreno denominado Campo Militar 20-A Manuel Álvarez ubicado en la Avenida Pedro a Galván y explicó que tampoco recibió ninguna donación económica o en especie de parte de la administración de Ignacio Peralta entre el primero de enero de 2017 y el 26 de febrero de 2019, fechas en las que al parecer se signó el acuerdo.

En su respuesta, la SEDENA  sugirió que la solicitud de información se dirigiera al INDAABIN, quien era el responsable del terreno en cuestión. El pasado 15 de abril, dicho instituto contestó a la solicitud de información  a través del oficio: DGAPIF/0552/2019 y dijo que “no existió pago alguno de dinero o en especie por parte del gobierno del Estado de Colima a este instituto, en virtud de que se trató de una donación a título gratuito”.

Sin embargo, el 27 de septiembre de 2018, los diputados de la pasada legislatura, aprobaron que el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez solicitara un crédito bancario hasta por 410 millones de pesos, de los cuales, 200 millones de pesos se utilizarían para adquirir tierras, terrenos o predios urbanos para atender las necesidades de infraestructura social y urbana en la ciudad de Colima, según el decreto 617.

Ocho días después de la aprobación del crédito por parte del Congreso del Estado, es decir, el 5 de octubre de 2018, el mandatario estatal explicó a diversos medios de comunicación el destino del empréstito y señaló que 150 millones de pesos serían para la construcción del C5; 200 millones de pesos se destinarían para comprar el terreno de la zona militar ubicado en la Calzada Galván y 60 millones se utilizarían en el rubro de salud.

El Registro Único de Deuda, mismo que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reporta que la administración estatal ejerció  el 27 de noviembre de 2018, un crédito por 410 millones de pesos con BANOBRAS, pero  no  explica en qué invirtió el recurso, sobre todo, los 200 millones que según el gobernador, Ignacio Peralta Sánchez se destinarían para comprar el terreno de la Calzada Galván.

Por ello, AVANZADA realizó una petición de información al gobierno del Estado para saber en qué se invirtió el recurso del empréstito. La solicitud fue contestada por el director jurídico de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (SEIDUR) José Alberto Peregrina, quien no proporcionó los datos requeridos y mencionó que para poder consultarlos se tendría que ir a los archivos de la dependencia, cuando la ley de Transparencia lo obliga a hacer pública dicha información. Debido a la negativa se interpuso un recurso de revisión que se encuentra bajo el folio: 00140919.

LA DONACIÓN DEL TERRENO

Según el convenio de donación publicado en el DOF; el 16 de julio de 2018, bajo el oficio: SGG224/2018, el Gobierno de Colima solicitó formalmente al INDABIN la donación del inmueble.  

Casi dos meses después de que el Congreso autorizó el crédito para adquirir, entre otras cosas, el terreno de la Calzada Galván, el Presidente del Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales, Julio César Guerrero Martín, publicó en el Diario Oficial de la federación (DOF)  el acuerdo de donación gratuita.

El documento, que puede consultarse en el DOF con fecha del 26 de noviembre de 2018, expone: “Acuerdo por el cual se desincorpora del régimen de dominio público de la federación y se autoriza la donación ad corpus a favor del Gobierno del Estado de Colima, el inmueble con superficie de 14-84-91 hectáreas, denominado “Campo Militar 20ª, Manuel Álvarez”, ubicado en Av. Pedro A. Galván Norte número 502, Colonia Centro, Municipio y Estado de Colima con Registro Federal Inmobiliario número 6-1133-3”.

En el considerando quinto se establece que el 18 de mayo de 2018, la SEDENA puso a disposición del Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales el inmueble referido por no ser de esa secretaría.

El acuerdo, en su artículo primero señala que el terreno se dona, “a fin de utilizar el inmueble en servicios públicos locales, o asistencia social de la población, así como fines educativos; para obtener fondos a efecto de aplicarlos en el financiamiento, amortización o construcción de obras públicas, o para promover acciones de interés general de beneficio colectivo, de conformidad con lo establecido  en el artículo 84 fracción X de la Ley General de Bienes Nacionales”.

El pasado viernes 3 de mayo, AVANZADA consultó en el Congreso del Estado si el gobierno de Colima les había notificado el destino de los 410 millones de pesos o en su defecto, si les había informado cuánto dinero del autorizado por los diputados ejerció y la respuesta fue que no existía ninguna información al respecto.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Anuncios

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.