Conecte con nosotros

LOCALES

La “ineficiencia” de la Fiscalía mata, crímenes políticos sin castigo

Publicado

el

Compartir:

Colima, México, Avanzada (15/05/2020).- La Fiscalía General del Estado no ha resuelto una serie de asesinatos, atentados o desapariciones de integrantes de la política colimense, a pesar de que algunos de ellos se perpetraron desde hace una década.

A la reciente desaparición de la diputada, Francis Anel Bueno Sánchez, se suman los homicidios del ex gobernador, Silverio Cavazos Ceballos, el alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno; el delegado de la SEDATU, Jaime Vázquez Montes.

Además de la desaparición y posterior asesinato  del primer coordinador de asesores en el sexenio anterior, Saúl Adame Barreto y el atentado del ex mandatario, Fernando Moreno Peña.

Ayer, la madre de la legisladora, Anel Bueno Sánchez señaló que mataba la ineficiencia de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía General para esclarecer la desaparición de su hija, quien fue vista por última vez, el pasado 29 de abril en la comunidad de Tamala, en el municipio de Ixtlahuacán.

En la conferencia, la mujer sentenció que al no haber resultados para localizar a su hija, solicitaba a la Fiscalía General de la República que atrajera la investigación.

Sin embargo,  el caso de Bueno Sánchez no es el único que se encuentra sin resolver. El 21 de noviembre de 2010, el ex gobernador, Silverio Cavazos Ceballos fue asesinado afuera de su casa. Aunque la Fiscalía informó que existen personas detenidas, el móvil del crimen sigue sin conocerse.

En la misma situación se encuentra el homicidio del alcalde Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez Moreno, quien fue atacado por un comando armado el 20 de octubre de 2017. Además, la Fiscalía tampoco reveló los avances para esclarecer la ejecución del delegado de la Sedatu, Jaime Vázquez Montes, ocurrida el 7 de julio de 2016. Según fuentes extraoficiales, la camioneta donde viajaba el funcionario federal recibió más de 100 balazos.

A esos casos, se suma el del doctor, Saúl Adame Barreto, quien fue localizado en una fosa clandestina en el municipio de Pihuamo, Jalisco. El 8 de abril de 2011, la entonces Procuraduría local confirmó el homicidio del coordinador de asesores del entonces gobernador, Mario Anguiano Moreno. Aunque la autoridad informó que había detenido a cuatro de los siete implicados en el crimen, se ignora el móvil del asesinato, por tanto está irresuelto.

La Fiscalía General tampoco informó si está resuelto el atentado que sufrió el ex gobernador, Fernando Moreno Peña, el 12 de octubre de 2015, mientras desayunaba en un restaurante de la ciudad capital.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.