Conecte con nosotros

OPINIÓN

Apuntes pos-neoliberales

Publicado

el

Compartir:

Por: Vladimir Parra.

“Yo quise imaginarme como tú en tu canción, extintas la avaricia, el hambre, la codicia
la guerra y la ambición. Yo quise imaginarme en paz, sin posesión. Sin látigo ni dueño, tan solo atado al sueño que soñó tu razón.” Luis Eduardo Aute, imaginación.

Innumerables voces se han levantado para dar su punto de vista acerca de la pandemia. Diversos personajes en todo el mundo declararon, opinaron, disertaron, explicaron y aún lo hacen, sobre el coronavirus. Se ha hablado sobre lo que se hizo, sobre lo que se hace y también sobre lo que falta por hacer. Han aprovechado para señalarse culpables entre unos y otros de distintos bandos, médicos, políticos, económicos, sociales, religiosos, culturales.

La pandemia tiene tantos portavoces e interpretaciones porque marca una crisis no solo de salud y económica sino civilizatoria y del sistema capitalista, que por más de dos siglos ha enunciado un supuesto progreso que ha puesto en peligro al medio ambiente y a la humanidad misma, al poner al capital y a las mercancías por encima de los seres humanos, lo que ha traído pobreza, miseria, guerras, hambre y violencia en la mayor parte del planeta.

Ante las circunstancias, nuestro presidente AMLO ha reflexionado profundamente sobre lo que esta pandemia nos ha dejado y me he detenido a leer el manifiesto que nos compartió acerca de algunas lecciones. 

Andrés Manuel dice, y con razón, que la pandemia puso en evidencia las carencias sociales, culturales y económicas que existen en México, acumuladas por años de despreocupación y de falta de inversión en el tema de salud de los gobiernos neoliberales, de los organismos internacionales y de la propia población, que no prioriza el comer saludable y el hacer ejercicio como elementos importantes en su diario vivir. Somos un país de personas con obesidad, hipertensión y diabetes y eso tiene que cambiar.

Necesitamos mirar al mundo y al interior de nosotros mismos, pero desde otras perspectivas, desde otros valores, desde una perspectiva más amplia. Humanista, propone AMLO, donde lo que importe sean los seres humanos y su bienestar, en concordancia con las leyes de la naturaleza y protegiendo el planeta. Desde Pepe Mujica hasta el Papa Francisco, hay una denuncia de este capitalismo que acaba con todo en el planeta: plantas, humanos, agua, tierra, animales diversos. Ninguno escapa a su voracidad implacable. Es necesario mirar de otra forma, convivir de otra manera. Leonardo Boff llama a esto, ética planetaria. Para él, son tres los motivos para replantear los valores que sostienen la forma en cómo las personas nos relacionamos, social, económica, política y culturalmente: la crisis social, la crisis del sistema de trabajo y la crisis ecológica. En estas tres crisis, podemos situar la pandemia ocasionada por el coronavirus, ya que su existencia ha invadido todos los ámbitos de la vida del planeta.

Boff propone nuevos valores que, en lugar del dinero, pongan a la naturaleza y a la humanidad en el centro de la importancia y de los esfuerzos de los gobiernos, instituciones e individuos, para desde ahí, transformar nuestras formas actuales de convivencia. Es necesario, como dice Boff, una visión ecocéntrica, en sustitución a la mirada egocéntrica del neoliberalismo.

Aumentar la solidaridad, como dice AMLO es una opción necesaria

Es necesario pensar en soluciones comunitarias a los problemas que enfrentamos como raza humana. El individualismo que viene muy acentuado desde el neoliberalismo, ha demostrado que no funciona, porque cuando cada quién se preocupa por sí mismo, afecta a los demás con su egoísmo y su indiferencia.

Las formas de producción son otra cuestión en debate. No es posible seguir produciendo bienes al por mayor a costa del deterioro de las y los trabajadores, mal pagados y sin seguridad social y mucho menos es posible hacerlo a costa de la salud del planeta. Estamos acabando con todo, estamos saqueando a la tierra, estamos eliminando árboles y hay animales que se han extinguido o se encuentran en peligro de extinción por nuestras acciones.

La causa principal que debe unir este nuevo sistema de valores y esta nueva ética planetaria es el combate a la pobreza.

Las acciones emprendidas por el gobierno de México ante esta pandemia nos han enseñado que ese es el camino. AMLO no endeudó al país para rescatar a los ricos, AMLO ha priorizado la ayuda a las personas en situación de pobreza. Ese es el camino posible, se trata de encontrar nuevas formas de convivencia, un bienestar a la mexicana que reconstruya la economía desde abajo, con honestidad y trasparencia, con una visión de justicia social que vaya regenerando el deterioro depredador dejado por años de neoliberalismo caracterizado por saqueo, explotación y devastación ambiental.

Por eso es necesario darnos a la tarea de reconstruir el mundo, como dice nuestro presidente, aprender la lección más importante que nos ha dejado esta pandemia, la importancia de la salud, y que el cuidado de esta ha de ser una tarea colectiva y no individual, un derecho y no una mercancía, pues somos seres sociales por naturaleza y pertenecemos a una misma familia que es la humanidad.

Compartir:

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

Universidad de Colima

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.