Conecte con nosotros

LOCALES

Pánico, miedo, terror…: todo eso es el COVID-19

Publicado

el

Compartir:

Calderón malo, perverso y cruel

En el 2009, durante la pandemia del AH1N1, México perdió 0.7 % del Producto Interno Bruto, o sea, 57 mil millones de pesos –de entonces, según la SHCP-. Calderón distribuyó 27 mil millones del erario público como estímulos a los empresarios –es decir,  que se los regaló-; la crisis económica se agravó; el desastre de la actividad porcícola llegó a 2 mil millones de pesos en pérdidas, agravada por las medidas tomadas; además la industria turística se resintió fuertemente.

El gobierno de Calderón no detectó a tiempo el virus –en su primera fase-. Y en su segunda fase, cuando ya había varios muertos, las autoridades no informaron a la Organización Mundial de la Saludad (OMS) ni al resto del país a tiempo, provocando las perdidas antes señalada y simularon actuar con prontitud y eficacia, que no fue sino una mascarada hecha por los fieles medios de comunicación debidamente aceitados por el “chayote”. Así de irresponsables fueron esos medios que hoy gritan histéricos.

Los datos de la gripe estacional

Según la OMS mueren hasta 650 mil personas al año (54 mil al mes) por enfermedades respiratorias relacionadas con la gripe estacional. Nada para las plataformas globales de comunicación, pues esto no es noticia, porque sucede cada año.

La pandemia del COVID-19, se detectó el primero de diciembre de 2019, y hasta el día de hoy (15 de marzo en que escribo el presente artículo), hay en el mundo 145 mil 405 infectados de los cuales han muerto 5 mil cuatrocientos treinta y dos pacientes (mil trescientos cincuenta y ocho al mes).

El COVID-19 ya ha tenido un impacto mundial, en gran medida, gracias a los medios de comunicación de capital globalista: CNN, BBC,  Deutshe Welle, Washington Post, New York Times, Agencia Francesa de  Noticias, Prensa Asociada, entre otros.

Lo anterior, no deja dudas, que se trata no tanto de una epidemia, sino de toda una campaña comunicacional y política, y en nuestra opinión, con el objetivo de acelerar el estallido de una crisis financiera  general en el mundo, que ya está en curso como lo demuestra las caídas de las bolsas a nivel mundial. La bolsa mexicana no fue la excepción. 

El campo de batalla en dos frentes: EE UU y el resto del mundo 

Insisto, el objetivo claramente es causar angustia entre inversores en torno a las bolsas de valores en el mundo con el objetivo de generar una gran crisis mundial, dejando colapsar las burbujas privadas (de vivienda, autos, etc.), públicas y empresariales. Esta mega-crisis ya estaba en el aire desde que Trump fue electo en 2017 y los globalistas no lograron provocar su estallido aún ni sacar Trump de la casa Blanca. El corona virus vendría a brindar una nueva oportunidad para causar la “crisis” en plena campaña electoral, que pueda ser “instrumentada” para evitar la reelección de Trump; sin embargo, hasta ahora Trump ha tenido un buen manejo de la crisis. Les cedió a las demócratas la gracia de liberar 50 mil millones de dólares para palear la crisis del corona virus pero no cedió los 80 mil millones que los demócratas pedían (la disputaba estaba entre 80 mil y los 25 mil millones de dólares). Por otro lado los demócratas, al parecer, competirán con Pence y sacrificarán a Berney, el resultado será que el voto demócrata entrará en crisis y Trump continuará en la presidencia y ´ésta será una dura derrota de los globalistas al interior de los Estados Unidos. Esto abre a su vez el espacio para que avancen con su proyecto las fuerzas del mundo que buscan un orden multipolar como alternativa. Ante esta perspectiva, Trump, probablemente se alineará con la iniciativa multipolar. De cualquier forma gane quien gane en los Estados Unidos hay algo inminente: el sistema bipartidista está agotado y ya entró en crisis y ello es una buena noticia para países como México que están buscando un lugar en el concierto internacional donde las sociedades nacionales sean más tomada en cuenta.

Serán las corporaciones globalistas más grandes como Microsoft, Apple, Facebook y Amazon, con sus grandes plataformas de comunicación global, las que entren en evaluación universal como el gran peligro para la humanidad, donde incluso cada vez menos personas confían en la opinión de estos medios. Podría incluso haber llegado la hora, si bien no aún de nacionalizarlos, pero sí de subordinarlos a instancias públicas que velen por el bien de la humanidad. Estamos en, otras palabras, ante un punto crucial en la historia: O los globalistas se salen con la suya, imponen sus intereses y negocios, y, por lo tanto, toda la humanidad sucumbe; O se abre un nuevo camino hacia una Humanidad que tome en sus manos su destino, resultante de un Diálogo de Civilizaciones.

México en todo este juego de que va

Las transformaciones económicas que el gobierno de la 4T está realizando lo inscriben dentro de la postura de un Mundo Multipolar.

Esta postura nacionalista y de apoyo a las decisiones de la gente lo acerca, paradójicamente, a Donald Trump pero también lo acerca a los pueblos con gobiernos progresistas y, además, con las fuerzas políticas de todo el continente  Americano que buscan sociedades más justas, es decir: que buscan el Diálogo de Civilizaciones.

La mirada de México hacia los pueblos de América Latina se observa de manera precisa en dos proyectos concretos: uno el apoyo financiero que el país  está canalizando hacia Centro América y dos su liderazgo en el manejo de la crisis del COVID-19.

El subsecretario Hugo López-Gatell Ramírez está haciendo un manejo de crisis del corona virus de manera impecable y el resto de América Latina está haciendo lo propio bajo los protocolos propuesto por nuestro país.

Estos dos proyectos concretos dirigidos hacia América Latina pondrán, en el mediano plazo, al presidente de México a las puertas de encabezar un movimiento de resistencia a la crisis impuesta por los globalistas que pretenden un mundo con un gobierno supranacional y someter a todas sociedades, de mediano y bajo desarrollo principalmente, a la dictadura del capital financiero.

Espuma por la boca

La crisis financiera que se avecina, o cuando menos los intentos reiterados que los globalistas insistirán, provocarán bastantes revueltas de las sociedades nacionales precarizadas en todo el mundo y particularmente en América Latina. México, sin temor a equivocarme, jugará un papel importante como líder considerando que lleva camino andado con su gobierno a favor de los pobres.

Los panistas, priistas y emecistas ya tomaron partido a favor de los globalistas, es decir, del lado de quienes tienen el dinero.

Por ello no debe de extrañarnos que estén tratando de hostigar tanto a Marcerlo Ebrard Casaubón como a Hugo López-Gatell Ramírez al difamarlos y decir que son locos, irresponsables e incompetentes. Pues ellos bien saben que son exactamente todo lo contrario: profesionales, eficientes y sensatos.

Sus protestas e insultos ya rayan en la locura; entre lo psicópata y lo ridículo. El último desfiguro de romper los boletos de lotería los describe muy bien: son falsos, como falsos son sus programas políticos, como falsos los boletos impresos en su fotocopiadora (ni siquiera tuvieron la dignidad de gastarse 500 pesos para que tuviera sentido su protesta) y al romperlos nos informan que están dispuestos a despedazar a México si ello les beneficia. Rompieron algo que no valía nada porque su protesta no vale nada. Por eso ellos tomaron partido por los enemigos de México, los globalistas.

Pánico, miedo, terror son sus divisas…México es mucho más que eso. México es un país grande y grande será nuestro futuro si seguimos unidos.

Compartir:

Universidad de Colima

CONGRESO DEL ESTADO

AYUNTAMIENTO DE MANZANILLO

SAINZ AGENCIA DE PUBLICIDAD

AGREGADOS EL SEIS

RINCON DEL MAR

Más leidas

Copyright © Diario Avanzada.